Los mejores reductores de baño

Última actualización: 09.12.18

 

Reductor de baño – Guía de compra, Opiniones y Análisis en 2018

 

Una de las etapas más difíciles en el crecimiento y madurez de un niño, es la retirada del pañal. Por esto, como padres debemos buscar todas las opciones posibles para facilitar este periodo de transición, sin que esto represente un cambio traumático para el pequeño. Actualmente el mercado ofrece los reductores de baño como una alternativa cómoda, práctica y funcional, con mayores ventajas de las que podría ofrecer un orinal. En este sentido, hoy traemos para ti dos de los mejores modelos, recomendados por muchos y con alta puntuación en la red. En primer lugar tenemos el Jerrybox Plegable, un adaptador para inodoro con un diseño que permite plegarse a fin de facilitar su almacenamiento y transporte, por lo que es ideal para usar en baños públicos. Otra alternativa idónea es el Keeeper Ewa, un reductor especialmente pensado para niños desde los 6 meses hasta los 3 años, es ligero, resistente y muy fácil de limpiar.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo mejor de los mejores

Lo bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

¿Cuál es el mejor reductor de baño del mercado?

 

Los reductores de baño son productos pensados para la comodidad de los más pequeños durante la etapa de adaptación al WC, por lo que sin importar cuánto cuesta, te recomendamos que busques un producto adaptado a las necesidades de tu hijo. Para ello, te ofrecemos la presente guía para comprar el mejor reductor de baño, con los algunos consejos para padres y los parámetros que debes considerar para que tu compra sea exitosa.

 

 

Guía de compra

 

Utilidad e iniciación

Lograr que el niño aprenda a hacer sus necesidades en el inodoro es una tarea difícil que requiere de paciencia y de tiempo, por lo que conviene elegir los recursos adecuados para facilitar este aprendizaje.

En muchos casos esta etapa causa angustia y muchas complicaciones a los padres, que en ocasiones no logran que el pequeño acepte de buen grado hacer sus cositas en el retrete.

Algunas veces ofrecemos a los niños un orinal como primera alternativa para encaminarlo a que haga pis sin los pañales, lo que implica un doble aprendizaje para el pequeño y doble esfuerzo para los padres; ya que después que haya aprendido en el orinal, sigue la enseñanza para el uso del inodoro.

Un reductor de baño podría facilitar la vida de todos, ya que estos accesorios favorecen la comodidad del niño, un menor trabajo para los padres y una mayor limpieza e higiene.

Es conveniente antes de iniciar a tu hijo en el uso de un adaptador de WC, que comiences por explicarle la importancia de que haga sus necesidades fisiológicas en el sanitario como un adulto e ir sustituyendo progresivamente los pañales desechables por pañales de tela; esto le enseñará al niño la molesta sensación de estar mojado y lo agradable de sentirse limpio y seco sin necesidad de usar pañal.

Recuerda que no todos los niños aprenden a la misma edad y es muy importante enseñarle con tu ejemplo, con paciencia y con buen ánimo; pero sobre todo, no ejercer ningún tipo de presión.

 

Seguridad e instalación

A la hora de buscar un reductor de baño para tu hijo, es muy importante que este ofrezca estabilidad y un fácil montaje. La idea es que el niño adquiera confianza, que no se deslice y se sienta seguro sobre el retrete. Para ello, los modelos modernos incluyen sistemas de fijación que se adhieren a la tapa y que garantizan un buen soporte.

Montarlo es algo muy sencillo y no requiere de un complicado procedimiento. Solo debes colocarlo sobre la tapa del sanitario y nunca hacerlo directamente en la cerámica.

Esto se debe a que si lo pones debajo de las dos tapas, el reductor podría desplazarse y ocasionar una caída cuando el niño se suba. Por esto, vienen diseñados especialmente con gomas antideslizantes para usarse sobre el asiento del WC.

 

Tamaño y formato

Es fundamental que el tamaño y el formato del reductor se adapte al diseño de tu sanitario. En este sentido, debes buscar en tu comparativa de reductores de baño un modelo que encaje perfectamente con tu retrete, bien sea que se trate de un modelo redondo, ovalado, cuadrado o rectangular, para lo cual existen reductores apropiados con esta geometría.

Así mismo, el adaptador debe ajustarse a la edad del niño y a su complexión. Por esto, conviene que el modelo no sea excesivamente pequeño pero tampoco debe ser grande, ya que ocasionaría que el niño pase de largo y se caiga dentro del inodoro.

En cualquiera de los casos, si el reductor no se ajusta en tamaño a la anatomía del niño, esto podría resultar en una experiencia desagradable para el pequeño; por lo que lejos de fomentar el uso del sanitario, estaríamos ocasionando un rechazo por su parte.

 

 

Diseño y materiales

En el mercado existe un extenso abanico de opciones donde podrás elegir un reductor de baño bueno y económico que se adapte a tus necesidades. Algunos modelos cuentan con un diseño plegable que facilita su portabilidad; otros vienen en formato redondo, cuadrado, ovalado o rectangular (según la forma del sanitario). Así mismo, existen reductores con diseños que integran una cómoda escalera, la que brinda mayor soporte y estabilidad al niño.

En cuanto a los materiales, debes seleccionar un modelo que facilite el lavado, ya que se trata de un accesorio para el sanitario y como tal debe mantenerse higiénico y desinfectado.

En este sentido, el plástico es una excelente opción, ya que puede lavarse con facilidad, repele la humedad y seca rápidamente. Así mismo, algunos reductores incorporan un asiento acolchado revestido de material impermeable, lo que favorece la limpieza y la comodidad del niño.

Recuerda que no debes dejar mucho tiempo sentado a tu bebé en el baño y menos aún, solo. La inmovilidad prolongada puede adormecer sus piernitas y lastimar su piel; por lo que deberás acompañarlo y estar pendiente de sus progresos.

 

¿Cuál es el mejor reductor de baño del 2018?

 

Cuando el niño aprende a utilizar el sanitario y hacer pis solito, estará dando uno de los principales pasos en su vida como persona independiente. Por esto, debes proveerle de un reductor que favorezca la comodidad y facilite su uso. Muchos padres se preguntan cuál es el mejor reductor de baño, por lo que hemos preparado la siguiente comparativa con modelos prácticos y funcionales, baratos y de buena calidad.

 

Productos Recomendados

 

Jerrybox Plegable

 

Si sales con frecuencia con tu hijo y no quieres exponerlo a los gérmenes presentes en un baño público, este modelo de reductor podría ser lo que estás buscando.

Es un producto dotado con un mecanismo plegable que favorece su portabilidad, está fabricado en plástico resistente, cuenta con un diseño ergonómico y tiene un coste asequible. Por todo esto, muchos lo consideran el mejor reductor de baño de relación calidad precio.

Es un reductor con alta reputación en la red, recomendado para niños desde 1 hasta 6 años de edad. Es polivalente, ya que podrás usarlo en diferentes formatos de sanitarios: cuadrados, redondos, ovalados y rectangulares.

Cuenta con unas dimensiones de 30 x 35 x 3 cm y una vez plegado solo alcanza a medir 18 cm x 15 cm x 5 cm; por lo que cabe perfectamente en cualquier bolsa de viaje o pañalera. Además, su plástico ABS es resistente, libre de tóxicos, de olores y es fácil de lavar.

Para que decidas si este es el mejor reductor de baño del momento te proporcionamos más información respecto a este modelo. Así puedes estar más convencido de que cubre con tus expectativas.

Comprar en Amazon - Precio (€13,99)

 

 

 

Keeeper Ewa

 

El mejor reductor de baño es el que brinda confort, seguridad e higiene; pero además, es el que ofrece un diseño divertido, que motiva y anima al niño.

Tal como este modelo que hoy te presentamos, el que cuenta con un alegre diseño elegible entre varios colores y motivos que a los niños les encanta, como lo es Winnie the Pooh, Mickey y Frozen.

Se trata de un modelo práctico y funcional, con una estructura completa que se adapta fácilmente a cualquier inodoro redondo. Cuenta con un ligero levantamiento en su parte frontal, la que evita salpicaduras accidentales fuera de la taza. También ofrece un peso ligero y facilidad para el lavado.

Es un modelo adecuado para los pequeños desde los 6 meses hasta los 3 años. Está fabricado en plástico resistente con un revestimiento de goma, que evita el deslizamiento y asegura el agarre y la estabilidad a la hora de ser usado por el niño.

Si buscas el mejor reductor de baño por 20 euros es muy probable que este modelo cumpla con todos los requisitos. Aquí tienes un listado de sus pros y contras para que los analices.

Comprar en Amazon - Precio (€16,63)

 

 

 

Homfa Aseo Escalera

 

Si estás en la búsqueda de un reductor para iniciar a tu pequeño en la etapa de abandonar los pañales, este modelo podría ser una excelente opción. Muchos padres lo consideran entre los mejores reductores de baño del 2018, dada sus prestaciones, su alta calidad y su diseño moderno y funcional.

Es un reductor que va más allá de lo convencional, ya que integra en su diseño una práctica escalera que facilita al niño subir hasta el inodoro. Ofrece además estabilidad y seguridad, para ello cuenta con bases antideslizantes tanto en la escalera como en el reductor y para mayor confort, cuenta con un asiento acolchado.

Es un modelo que también puedes plegar fácilmente después de que haya sido utilizado por el pequeño y así mantenerlo a mano en el baño. Su escalón puede ajustarse fácilmente en dos alturas, según la estatura del niño y además, es muy fácil de montar y es compatible con diferentes formatos de inodoro.

Homfa es probablemente la mejor marca de reductores de baño. Analizaremos en detalle su modelo destacando sus rasgos y si hay algo que se puede mejorar.

Comprar en Amazon - Precio (€29,5)

 

 

 

OXO 6349700

 

Este es uno de los modelos de reductor de baño más vendidos de la web y goza de una alta puntuación, ya que muchos padres lo recomiendan y lo consideran una excelente opción para sus hijos pequeños. Para ello cuenta con un diseño que brinda al niño gran comodidad y a los padres una fácil limpieza.

Se trata de un producto diseñado en una sola pieza sólida, compacta, con bordes redondeados y sin esquinas peligrosas. Está fabricado con plástico de alta calidad, que ofrece una limpieza rápida y sencilla. También cuenta con dos asas laterales que permiten el agarre cómodo por parte del pequeño, lo que le brinda seguridad y confianza.

Por otro lado, dispone de una base que permite su almacenamiento en posición vertical, lo que favorece el ahorro de espacio y la discreción. Además, incorpora un diseño anti salpicaduras para mayor higiene y según los compradores, puede ser utilizado perfectamente en inodoros alargados.

Oxo nos ofrece en esta ocasión uno de los reductores más baratos, tomemos un momento para revisar cada uno de sus rasgos más destacados y posibles inconvenientes.

Comprar en Amazon - Precio (€19,9)

 

 

 

Badabulle B027006

 

Si tienes un peque entre 2 a 4 años y quieres ofrecerle mayor comodidad a la hora de ir al baño, este modelo de reductor podría llenar todas tus expectativas. Es un modelo económico y de buena calidad, así lo dejan ver muchos padres que lo han adquirido y están satisfechos con su compra.

Este reductor de baño ofrece confort y una atractiva presencia para el niño, ya que cuenta con un asiento acolchado que impide que el pequeño se canse o se maltrate la piel, mientras que el forro impermeable del asiento, ofrece divertidas figuras de animales a todo color. Además, podrás elegir entre un tono azul y un tono gris, según tus gustos.

Está equipado con un diseño de dos asas laterales que permiten el agarre del niño al reductor, esto favorece la confianza y lo anima a seguir usándolo. También ofrece patas antideslizantes para mayor estabilidad, las que impiden que el pequeño se resbale.

Probablemente decidir qué reductor de baño comprar te ha parecido confuso, pero quizá este modelo aclare tus dudas y te ayude a decidir cuál es el mejor para ti.

Comprar en Amazon - Precio (€13,31)

 

 

 

Cómo utilizar un reductor de baño

 

Algunos niños no parecen interesarse mucho por utilizar los orinales pequeños o bien, están en una fase de cambio y muestran una mejor disposición para hacer uso del inodoro que los adultos utilizan. Para eso puede ser muy útil un reductor de baño. Ahora bien, aunque puede parecer un accesorio sencillo de utilizar, hemos recopilado algunas ideas respecto a su utilización que podrían ser de tu interés.

 

 

Evita en lo posible que se utilice por otros niños como un juguete

Para evitar que el reductor sea sustraído de su lugar adecuado cuando más lo necesitas, puede ser muy conveniente que reduzcas su utilización por otros miembros de la familia, ya que un exceso de peso podría dañarlo.

 

Revisa los aspectos de seguridad y su correcta colocación

Colocar correctamente el reductor en el inodoro es fundamental para que cumpla con su función como es debido. Algunos modelos son muy sencillos a este respecto y solo es necesario sobre ponerlos.

Por el contrario otros suelen necesitar mayor dedicación para su ensamble, pero generalmente esto sólo te tomará algún tiempo en los primeros usos, posteriormente será sencillo. Analiza el manual de instrucciones y verifica en el caso de que incluya algunas piezas de ajuste que queden correctamente colocadas para darle firmeza. En caso de que requiera ensamble asegúrate de que ha sido realizado como se indica.

Para los modelos plegables lo más indicado es asegurarte de que cada pieza ha sido abierta como se debe y está en contacto con la tapa del váter para evitar que al sentarse pueda presionar la piel de tu bebé y causarle daño.

 

Sujeta a tu pequeño mientras lo utiliza

Desarrollar la confianza en el reductor es parte del éxito en su correcta utilización. Para esto es muy importante que tu bebé se sienta seguro con el aparato, que lo conozca y se siente en varias ocasiones aunque no esté seguro de orinar.

Puedes sujetar sus manos para ayudarle a sentarse. Recuerda que aunque tu estés confiado en que no se caerá por el orificio central, tu pequeño debe experimentarlo por sí mismo y puede tomarle tiempo antes de atreverse a utilizarlo por sí solo.

 

 

Mantén la higiene del aparato

Es normal que estos artículos se ensucien. Te recomendamos siempre tener a mano algún paño o toallita de limpieza y desinfección, para que puedas devolverle su limpieza en cuanto termine de utilizarse. Esto evitará que se adhieran aromas o incluso se lleguen a manchar. Revisa las recomendaciones del fabricante al respecto, especialmente si tiene alguna pegatina o impresión que pudiera desprenderse si tallas demasiado.

 

Favorece la autonomía de tu pequeño

En caso de que el modelo sea desmontable y montable con facilidad, una actividad que podría interesar a tu pequeño es el hacerse cargo de colocar el reductor por sí mismo. Aliéntalo e instrúyelo para que lo haga correctamente.

 

 

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...