Las mejores remachadoras

Última actualización: 28.11.20

Este sitio web está sostenido por los lectores. Cuando compras a través de los links de nuestra página, podemos ganar una pequeña comisión de afiliación. Revisa más información sobre nosotros.

 

Remachadora – Guía de compra, Opiniones y Análisis en 2020

 

Si quieres fijar remaches, unir piezas, ahorrar tiempo y agilizar las tareas de carpintería y mecánica, entonces debes tener una remachadora. Si estás decidido a comprar una, antes de hacerlo, deberías poder comparar las opciones que hay disponibles y, más allá de esto, considerar las experiencias de otros usuarios, en relación a la calidad y funcionamiento de la herramienta, para que puedas estar seguro de que tu compra será acertada y eficiente. Dentro de la gran cantidad de modelos, diseños y tipos, son varias las que figuran y destacan, pero dos suelen ser recomendadas de manera frecuente. La primera es la S&R 284.300.903, un modelo manual para remaches ciegos, que sirve para materiales como acero y aluminio. Además, está fabricada en acero resistente, pero revestido y aislado con goma en su mango para una mejor sujeción, sin riesgo de caídas y minimizando los accidentes. Seguidamente, se encuentra el modelo Gesipa 7250037.0, una remachadora automática y eléctrica, que reduce el esfuerzo de trabajo y funciona con batería integrada.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

¿Cuál es la mejor remachadora del mercado?

 

Si quieres conseguir una remachadora que sea adecuada para tus necesidades, entonces debes considerar y conocer algunas características básicas, antes de apresurarte a realizar una compra.

Hay diversos modelos, diseños y mecanismos de funcionamiento, por lo que puede que seleccionar una remachadora se torne más complicado de lo que esperas, si no tienes la información necesaria. Por esto, hemos elaborado una guía para comprar la mejor remachadora del mercado, en la que te explicamos las características que debes tener presentes antes de adquirir un modelo.

Guía de compra

 

Mecanismo de funcionamiento

A la hora de hacer una comparativa de remachadoras, es importante que consideres el mecanismo de funcionamiento que tiene la herramienta. Se pueden conseguir tres tipos: las manuales, las neumáticas y las eléctricas. Cada tipo tiene sus ventajas y desventajas y resultará conveniente, de acuerdo a las necesidades y uso que vaya a darle el usuario.

En este sentido, las manuales son utilizadas para trabajos de bricolaje doméstico, tienen variedad de aplicaciones, pero su uso depende de la fuerza ejercida. Se pueden adquirir como una herramienta adicional en áreas profesionales, para detalles relacionados con la fijación de hojas de metal, plástico, revestimientos de piel o tela y asas del bolso.

Mientras tanto, las neumáticas suelen ser utilizadas para labores más industriales y profesionales, que requieran de una presión fuerte para el acoplamiento, que viene dada por un compresor de aire. Por otro lado, las eléctricas son recomendadas por ser más rápidas, requerir menos esfuerzo y ser cómodas, ya que permiten mayor libertad de movimiento.

 

Peso

El peso es un factor fundamental a la hora de seleccionar un modelo y diseño de remachadora, ya que de esto dependerá el hecho de que te sientas cansado al manipular el equipo.

El peso depende en gran medida del tipo de funcionamiento que selecciones. En este sentido, las manuales deben tener pesos más ligeros, porque requieren adicionalmente la fuerza del individuo para lograr el nivel de presión deseado, de allí que no deben superar un kilo de peso.

Mientras tanto, las eléctricas y las neumáticas suelen ser un poco más pesadas, porque su funcionamiento es automático. Incluso, algunos modelos de las neumáticas son fijos y llegan a pesar hasta 50 kilogramos.

Las de uso doméstico suelen rondar los tres kilos y medio, mientras que las eléctricas, según recomendación de los usuarios, no deben superar los cinco kilogramos.

 

Ergonomía

Al tratarse de herramientas de trabajo para un taller, hogar o carpintería, es importante que la remachadora sea buena y económica, pero también que ofrezca ergonomía para sujetarla y hacer los trabajos, sin que las manos se lastimen o que la herramienta se resbale y se presente un posible accidente.

Es por esta razón que los mangos o asas sujetadoras, sin importar el material de fabricación, deben estar recubiertas o revestidas con una capa de goma o plástico antideslizante, que sea acolchado y que permita un agarre firme y ergonómico, para evitar el maltrato en las manos o un agotamiento.

 

Materiales de fabricación

Si quieres saber cuánto cuesta una remachadora, para responder a esta interrogante debes también preguntarte qué materiales utilizó el fabricante para la elaboración de este producto.

De acuerdo a esto, podrás tener una idea del valor de la remachadora, considerando que mientras mejores y de mayor calidad sean, más caro será su precio. En este sentido, puedes conseguir en el mercado diferentes materiales de fabricación, pero todo va de acuerdo al sistema de funcionamiento.

En el caso de las manuales, suelen estar elaboradas en una aleación de metales, que combina el aluminio con el acero y un revestimiento en los mangos para mejorar el agarre, mientras que las neumáticas y eléctricas suelen estar fabricadas en metal y con plástico de alto nivel de resistencia, para hacerlas visualmente más atractivas y funcionales.

Accesorios

Si vas a comprar una remachadora, los usuarios recomiendan que analices si el modelo que has seleccionado incluye accesorios, ya que podrías conseguir un modelo con un mayor número de piezas por un menor precio y así adquirir todos los implementos, sin tener que hacer gastos adicionales en el primer uso.

De este modo, hay algunos modelos que vienen con boquillas intercambiables incluidas, otros disponen de varios paquetes de remaches de diferentes grosores y otros vienen con un maletín, para almacenar todos los accesorios y la remachadora, a fin de tenerlos organizados y facilitar el traslado de un lugar a otro.

 

¿Cuál es la mejor remachadora del 2020?

 

Los fabricantes introducen en el mercado nuevos modelos de remachadoras, esperando que sean del gusto de los usuarios, con nuevas y más ventajas que esperan convencerlos de comprarlas, porque se adecúan a sus necesidades.

Si estás pensando en comprar una remachadora, debes leer el siguiente apartado, en el que te presentamos los cinco productos que lideran las preferencias de los usuarios en relación a calidad, precio y funcionalidad, para que puedas conseguir el modelo adecuado de acuerdo a tus intereses y regularidad de uso.

 

Productos Recomendados

 

S&R 284.300.903

Ventaja principal:

Es una remachadora fácil de utilizar, de peso relativamente ligero y con un diseño inteligente que permite manejarla haciendo uso de una sola mano para que estés más cómodo.

 

Desventaja principal:

Aunque sí puede utilizarse para algunos usos profesionales, si te dedicas de lleno a trabajar con esta herramienta, quizá necesites una mucho más resistente al uso diario.

 

Veredicto: 9.8/10

S&R te ofrecen una remachadora de buenos acabados y buen desempeño que, además, es cómoda de usar. Tenla en cuenta si necesitas complementar tu caja de herramientas en casa.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

Caracteristícas Principales Explicadas

 

Diseño

Las remachadoras son herramientas utilizadas en diferentes labores, tales como construcción, textiles, reparaciones y más. Si necesitas una para tareas de bricolaje o quieres tenerla a mano en tu sitio de trabajo, te aconsejamos evaluar el diseño en primer lugar.

S&R es una marca que, en su catálogo, tiene para ti una remachadora diseñada ergonómicamente. Este modelo presenta unas dimensiones de 31,6 x 10,4 x 3,4 centímetros y tiene un peso de 599 gramos para que puedas manejarlo con una sola mano sin problemas. Además, podrás almacenarlo en alguna gaveta de tu taller, ya que no es demasiado grande.

El mango tiene un revestimiento de goma que te ayudará a sostenerlo con firmeza y, además, tiene un pequeño mecanismo de seguridad que mantendrá la remachadora cerrada cuando no estés utilizándola, alargando así su vida útil y garantizando la presión adecuada para aplicar el remache.

Materiales

Uno de los aspectos más importantes para algunos usuarios cuando van a adquirir una remachadora de buena calidad son sus materiales de fabricación. Debido al tipo de trabajo que realizan estas herramientas, la remachadora que adquieras debe ser robusta, confiable y muy resistente.

Pero no te preocupes demasiado por esto si te decides por adquirir el modelo de S&R. Esta remachadora es de tipo profesional. La estructura está fabricada con acero duradero y resistente y un acabado en color negro que añadirán robustez y le darán peso en la mano para aplicar adecuadamente la presión. No obstante, se mantiene ligera y, como fue mencionado, puede ser utilizada con una sola mano sin problemas para tu comodidad.

Un detalle llamativo de la goma que cubre las agarraderas es que tiene propiedades aislantes en caso de que estés trabajando cerca de equipos eléctricos y así evitar accidentes.

 

Compatibilidad

Para algunos compradores, el aspecto más relevante respecto a una remachadora, ya sea para el hogar o el trabajo, es su compatibilidad con los diferentes tamaños y tipos de remaches. Por ende, te aconsejamos verificar que la remachadora de tu interés pueda trabajar con los implementos que necesitas.

Gracias al diseño práctico e inteligente de la remachadora de S&R, no deberías tener problemas para trabajar con varios tipos de remaches. Según lo indicado por su fabricante, este modelo tiene cobertura para unidades de aluminio y acero de diferentes tamaños, entre los que se encuentran 2,4 mm, 3,0 mm, 3,2 mm, 4,0 mm, 4,8 mm y 5,0 mm.

Esta capacidad te permitirá realizar todo tipo de proyectos de bricolaje en casa y también cumplir con requerimientos de nivel profesional en caso de que te desempeñes como carpintero, costurero o cualquier otra tarea que implique unir piezas con remaches.

 

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Gesipa 7250037.0

 

En la lista de las mejores remachadoras del 2020, figura este modelo del fabricante Gesipa, que es un aparato eléctrico con el que no se debe aplicar demasiada fuerza, solo dejar que el motor haga su trabajo. Este modelo funciona con la energía que le aporta una batería Accu-Bird y a partir de un voltaje de 12 V.

Esta herramienta eléctrica tiene un peso de tan solo 4,45 kilogramos, por lo que es liviana y fácil de llevar de un lado a otro. Asimismo, por su bajo peso, no genera cansancio, aún cuando se trate de trabajo continuo.

Para su funcionamiento, requiere de una batería de litio ion que viene incluida. Además, comparada con otros modelos, resulta rápida al hacer su función principal.

Esta remachadora está recubierta con plástico resistente, que aísla las partes eléctricas y evita que se resbale de las manos, todo para proporcionar un agarre cómodo y ergonómico.

Si adquieres la mejor remachadora del momento podrás unir piezas de gran dureza, aun cuando sus materiales están elaborados para ofrecer resistencia. En este sentido, te invitamos a revisar las características principales de esta remachadora:

Comprar en Amazon - Precio (€650)

 

 

 

Tacklife HHR1A

 

Si estás en busca de la mejor remachadora de relación calidad precio, entonces revisa este modelo, por ser la máquina más barata de nuestra lista de productos recomendados.

Con un peso de tan solo 599 gramos, este modelo cuenta con cuatro tamaños de remaches, que suelen ser los más populares para los trabajos. Se trata de una remachadora manual, cuyos mangos están elaborados a partir de materiales resistentes y duraderos como el acero, pero con empuñaduras revestidas en termoplástico, para una mayor seguridad y comodidad.

Una de las principales ventajas de este modelo del fabricante Tacklife es que tiene un uso sencillo y se puede fijar en placas de diferentes espesores, por lo que resulta una pieza funcional para el coche, electrodomésticos de cocina, bicicletas, entre otros. Además, incluye 4 boquillas, 40 remaches y una llave inglesa, siendo accesorios que mejoran la experiencia de uso.

Si deseas construir o reparar objetos de metal o revestimiento con un acabado profesional, es necesario contar con la mejor remachadora por 10 euros. Por tal motivo, debes conocer los pros y contras de este modelo:

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Mannesmann M 1595

 

Siendo tantos los modelos disponibles en el mercado, son muchos los usuarios que se preguntan cuál es la mejor remachadora. En este sentido, la Mannesmann M 1595 puede ser la respuesta, porque es considerada como una de las mejores.

Este modelo es una remachadora neumática de aire comprimido, que tiene una presión de trabajo que va entre 6 y 8 bares, con un consumo de aire de 250 l/min, lo que la convierte en una herramienta potente y adecuada para el trabajo.

Además, viene con una amplia gama de remaches y accesorios que van desde 0,24 hasta 0,48 cm. Este es un modelo de remachadora ligero, debido a que tiene un peso de tan solo 2,52 kg, por lo que es fácil de llevar y viene con un maletín o caja de plástico, que facilita su almacenamiento y portabilidad.

Realizar reparaciones a objetos elaborados con materiales de mucho grosor es posible cuando se cuenta con la mejor marca de remachadoras. Por esta razón, es necesario que conozcas con detalle los aspectos más importantes de este modelo:

Comprar en Amazon - Precio (€54,96)

 

 

 

Gesipa 7010001.0

 

Este modelo del fabricante Gesipa es otra de las remachadoras promovidas por los compradores. Se trata de un equipo manual con un diseño práctico y de agarre ergonómico, que permite hacer remaches, ejecutando la fuerza propia.

Esta herramienta está fabricada con materiales de alto nivel de calidad, dentro de los que destaca el acero, así como una carcasa de aluminio, siendo ambos metales resistentes y que darán una larga vida útil al artículo.

Tiene un peso de tan solo 880 gramos, así que se puede utilizar con una sola mano o con ambas, de acuerdo a la comodidad del usuario.

Además, su mango y la estructura general de la remachadora están ideados para remaches ciegos, por lo que está equipada con un resorte, para una amplia apertura. Aunque su mecanismo es manual, está diseñada para que la expulsión del vástago sea automática y segura.

Para quienes se preguntan qué remachadora comprar, la Gesipa 7010001.0 te ofrece una opción segura y eficiente. Por este motivo, te presentamos sus pros y contras:

Comprar en Amazon - Precio (€63,9)

 

 

 

S&R 284.300.903

 

La gran mayoría de usuarios está en busca de la mejor remachadora del mercado, pero entre tantos modelos es difícil determinar cuál puede ser. Sin embargo, la S&R para remaches ciegos es una herramienta que puede ostentar este título, porque se encuentra entre las más recomendadas.

Se trata de un modelo de remachadora manual de uso profesional que pesa 578 gramos, está elaborada con materiales de elevado nivel de calidad y resistencia, como lo son el aluminio y el acero, revestida con goma en los mangos, para un agarre ergonómico que no maltrate las manos y que impida que se resbale con facilidad.

Este modelo viene equipado con puntas de diferentes grosores, que sirven para dar mayor versatilidad al trabajo. Su cabezal es giratorio, de manera que puede alcanzar áreas difíciles y es adecuado para el procesamiento de acero inoxidable, permitiendo hacer remaches ciegos y siendo conveniente para trabajos en bicicletas, coches, puertas de aluminio y más.

Si deseas una remachadora de buena calidad y que además sea una de las más baratas, la S&R 284.300.903 podría ser la indicada, por lo que es necesario que antes de realizar la compra evalúes sus características:

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Cómo utilizar una remachadora

 

La remachadora es una de las herramientas más útiles en casa, porque te permite unir dos o más materiales mediante remaches de presión de forma segura, para lo cual se debe aplicar una fuerte presión para el acoplamiento de ambas piezas. A continuación, te ofrecemos una guía sencilla de cómo utilizar una remachadora de una manera correcta.

 

 

Realiza perforaciones a las piezas que deseas unir

Coloca las superficies o materiales que deseas unir en la ubicación exacta en que quedaran fijas. Elige el punto donde deseas ubicar el remache y marca con una “X” donde realizarás la perforación. Recuerda que no debe ser un lugar que pueda ser alterado en un futuro próximo, ya que el remache tiene la característica de ser un elemento de fijación permanente.

Para que la broca no deslice, es apropiado dar unos pequeños golpes con un martillo a un clavo en la unión de la “X”, de forma tal que quede un hundimiento para que sirva de guía y procede a realizar una perforación que cruce ambas láminas con una broca que sea compatible con el diámetro del sombrero del vástago del remache.

 

Coloca el vástago en la remachadora

El vástago tiene una parte muy parecida a la forma de un sombrero y al mismo le continúa un tubito más delgado con una longitud un poco más larga. Revisa que el vástago en la parte del sombrero tenga la longitud suficiente para que pase a lo largo de la perforación que ya hiciste y aun así quede un pequeño excedente por el otro extremo de la perforación que sobresalga.

Coloca en la remachadora una boquilla que coincida con el diámetro del vástago en su parte más delgada. Después introduce por esa boquilla el vástago, de forma tal  que la parte parecida a un sombrero quede hacia la parte externa de la herramienta.

 

 

Fijación del remache

Seguidamente, con el uso de la remachadora se debe atravesar a todo lo largo de la perforación de las piezas esa cabecilla del vástago. Toma siempre en consideración, en aquellos casos con materiales de diferente dureza, introducir el vástago previamente por la lámina del material que sea más resistente de todas las piezas que vayas a unir.

Una vez introducida la cabeza del vástago y esta se encuentre sobresaliente al otro extremo de la perforación de las dos o más piezas, aplica presión varias veces en las manillas de la remachadora o presiona el gatillo en el caso de que tu remachadora sea eléctrica o de batería.

Repite este procedimiento hasta que esa parte final del vástago, la más larga, se desprenda por sí sola. En ese momento, el material en la unión se presentará con un reborde plano en ambos extremos, quedando de esta manera fijadas las dos o más superficies por un remache.

 

Cuidado con los remaches

Ten cuidado cuando vayas a insertar un nuevo remache en la punta de las pinzas remachadoras, aseguráte de haber removido el mandril roto del remache anterior y nunca utilices las pinzas remachadoras como martillo, porque corres el riesgo de ocasionar lesiones o accidentes.

También recuerda lubricar constantemente la remachadora para un funcionamiento eficiente y guárdala en un lugar seguro y apropiado para su conservación.

 

 

 

Preguntas más frecuentes

 

Q1: ¿Cómo colocar remaches con una remachadora manual?

Para colocar los remaches en un material rígido como el plástico, comienza por perforar con un taladro un orificio en las dos piezas que deseas unir. Es conveniente que elijas un remache con una profundidad que permita que sobresalga un poco de los materiales y también elige la boquilla más adecuada para el trabajo que estás realizando.

Introduce el remache manualmente y atraviesa las dos piezas a unir; ahora, deberás colocar la remachadora en el lado que sobresale el vástago e introducirlo en la cabeza de la herramienta. A continuación, deberás presionar firmemente con las dos manos los dos mangos del aparato; la idea es que la cabeza presione el vástago y tire de él, a fin de que se deforme el remache y tome una forma plana con un reborde a los lados. Este proceso impide que las piezas se suelten.

 

Q2: ¿Quién utiliza la remachadora?

Las remachadoras son herramientas versátiles, usadas tanto en entornos industriales como domésticos. Por esto, dependiendo del modelo y del uso principal, pueden ser utilizadas para bricolaje y también para la industria de la confección. Así mismo, los carpinteros, mecánicos y todo aquel que necesite unir dos piezas (iguales o diferentes) por medio de un remache, consiguen en la remachadora una útil herramienta.

 

Q3: ¿Qué es una remachadora textil?

La remachadora textil es una herramienta muy utilizada en la industria de la confección. Es diseñada para poner remaches en diferentes tipos de tejidos; así mismo, pueden perforar y troquelar el cuero, cartón, etc. También son utilizadas para poner broches de presión no solo en el ámbito de la confección (chalecos, chaquetas…), sino también en la industria del calzado, bolsería (carteras, morrales…) e incluso en los accesorios de mascotas (correas, arneses, tirantes o ropa).

 

Q4: ¿Cómo poner un remache sin remachadora?

Para remachar sin el uso de una remachadora, tienes la opción de utilizar un alicate perforador o sacabocados. Este tipo de alicate posee una cabeza con varios punzones adecuados para perforar diferentes materiales, especialmente el cuero. Para este proyecto necesitarás remaches, rondana, colocador de remaches, yunque pequeño y un martillo.

Comienza con perforar el cuero usando el alicate, deberás asegurarte de que el agujero sea el indicado para que el poste del remache pase a través del material; el poste debe sobresalir al menos 3 mm. Ahora, voltea al cuero y coloca la rondana en el poste y a continuación, lleva todo hasta el yunque (cuero y remache).

Una vez que tengas posicionado el cuero sobre la superficie lisa del yunque, podrás poner el colocador de remaches sobre el poste y la rondana, verificando que el poste se encuentre dentro de la cavidad del colocador. A continuación, golpea el colocador con el martillo; la rondana deberá quedar totalmente plana y ensamblada contra el cuero.

 

 

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status