Cómo blanquear los dientes sin dañar el esmalte

Última actualización: 20.09.21

Este sitio web está sostenido por los lectores. Cuando compras a través de los links de nuestra página, podemos ganar una pequeña comisión de afiliación. Revisa más información sobre nosotros.

 

¿Quién no quiere tener una sonrisa blanca e iluminada? Lamentablemente, la idea de someterse a tratamientos caros de blanqueamiento dental queda fuera del presupuesto de muchas personas. Pero, no todo es desilusión, pues existen algunos remedios caseros, fáciles y baratos para blanquear dientes sin efectos secundarios ni visitas al odontólogo. 

 

Las sonrisas blancas irradian luz, por lo que es un ideal estético que todos queremos alcanzar: la dentadura perfecta e iluminada. Sin embargo, la realidad es otra. 

Con el paso de los años, e intensificado por algunos hábitos como alto consumo de café, mate, tés, gaseosas, fumar cigarrillos, entre otros, el esmalte de los dientes se va desgastando, dejando ver la dentina, una capa que está bajo el esmalte y que es la causante de ese tono amarillento que resultan tan antiestético.

Este proceso también se acelera con el envejecimiento, así que es natural que a las personas mayores se les note más la pérdida del esmalte y por ende las manchas generalizadas o cambio de color en la dentadura. 

Soluciones para este problema de apariencia hay muchas, pero las más rápidas y eficientes son también las más caras. Aun así, muchos dentistas y profesionales de la salud oral reconocen la efectividad de ingredientes naturales para prevenir las manchas de los dientes en casa. Por ello, te presentamos aquí algunas alternativas y remedios caseros que puedes utilizar si tu sonrisa está volviéndose amarilla.

 

Cómo blanquear los dientes en casa

 

Bicarbonato de sodio

Este producto es un tipo de sal con múltiples usos y beneficios domésticos, desde aliviar la acidez estomacal hasta la limpieza general del hogar para quitar manchas o desinfectar. En tal sentido, su uso para la higiene bucal también es extendido y se aplica desde generaciones, así que blanquear dientes con bicarbonato no es ninguna novedad. 

Para usarlo se recomienda preparar una pasta con media cucharada de bicarbonato de sodio y un poco de agua, pasar esta mezcla por los dientes cubriéndolos bien y dejarla actuar por dos minutos. Seguidamente, se debe aclarar y cepillar los dientes con la pasta dental de costumbre.

Lavarse los dientes con bicarbonato también podría ayudar a disminuir las manchas de los dientes amarillos, una solución lenta pero efectiva. Una de las formas de hacerlo es preparando el cepillo de dientes con el dentífrico habitual y agregar media cucharadita de polvo. Después, solo debes cepillarte con normalidad, intentando frotar bien el bicarbonato en todos los dientes. Repitiendo este proceso quincenalmente ayudas a evitar la formación de placa y a aclarar poco a poco el esmalte. 

Agua oxigenada

La aplicación de peróxido de hidrógeno en los dientes debe ser realizada por un odontólogo profesional, debido a que altas concentraciones de este elemento pueden inflamar las encías. Pero, en la mayoría de las casas encontramos una concentración de esta sustancia para su uso doméstico: el agua oxigenada. 

Por tanto, puedes usarlo como enjuague bucal preparando una solución al 1,5%. Esto se puede simplificar de la siguiente manera: Por cada 100 ml de agua, vas a agregar 1,5 ml de agua oxigenada y así tendrás un enjuague blanqueador y seguro para tus dientes.

Por otro lado, también puedes combinar la potencia del agua oxigenada con el bicarbonato de sodio para preparar una pasta y con ella cepillar tus dientes, aclarando bien posteriormente. Pero, cuidado con este remedio, pues su uso debe ser ocasional, ya que puede erosionar el esmalte y debilitarlo. 

 

Frutas y verduras

Si te preguntas cómo blanquear los dientes en casa sin dañar el esmalte, una respuesta bien simple está en tu alimentación diaria. Y es que existen algunas frutas y verduras cuya composición tiene propiedades blanqueadoras. Tal es el caso de las fresas, con su contenido de ácido málico que reduce la producción de placa y aclara las manchas en la dentadura. Para aprovechar sus beneficios puedes comer fresas diariamente y hasta puedes cortar algunas y frotarlas con firmeza en los dientes. 

Por otro lado, los cítricos como naranjas y limones también son conocidos por sus beneficios anti manchas, especialmente sus cubiertas. En ese caso, puedes cortar la piel de la naranja y frotar el lado blanco en los dientes por un par de minutos. Después, debes aclarar bien la boca. 

El limón, por su parte, puedes usarlo para preparar un enjuague bucal que podrás aplicar una vez a la semana. La receta es simple: solo debes hervir el zumo de un limón con un vaso de agua, dejar enfriar la mezcla y usarlo como enjuague al terminar de cepillar tus dientes. Su función es la de eliminar el sarro acumulado y al mismo tiempo, aclarar las manchas. Además, por sus propiedades antibacterianas también elimina el mal aliento. 

De igual forma, algunos dentistas señalan que comer frutas y verduras crujientes contribuyen a la reducción de manchas, ya que la masticación mecánica de rábanos, zanahorias, manzanas o apio elimina las bacterias de los dientes y limpia las manchas superficiales. Por tanto, su efecto blanqueador no es inmediato, sino más bien preventivo. 

Usar kits de blanqueamiento dental 

Usar un kit de blanqueamiento dental no es la respuesta idónea a cómo blanquear los dientes de forma natural, pero si resulta una alternativa más barata y rápida que puedes realizar en casa para conseguir la sonrisa blanca que deseas. 

En el mercado hay diferentes opciones, desde los modernos dispositivos con lámparas leds para realizar sesiones de 15 minutos, aplicando un gel blanqueador, hasta las bandas adhesivas que se colocan en la dentadura por un período determinado. De esta forma, puedes conseguir el producto idóneo que se adapte a tus necesidades y presupuesto. 

Al respecto, nuestra recomendación es revisar bien las características del producto y las opiniones que tienen otros usuarios sobre él para saber si de verdad funciona o no. 

Otro aspecto a tener en cuenta es que tanto los tratamientos de blanqueamiento comerciales como los naturales deben realizarse de forma espaciada, con mucho cuidado y, si es posible, con la asesoría profesional de un dentista, ya que un uso inadecuado puede erosionar el esmalte y provocar sensibilidad en las encías.

 

Mantener una buena higiene bucal

Aunque no parece la solución inmediata a cómo aclarar los dientes, no hay duda de que cuidar tus hábitos de higiene bucal van a contribuir a la buena salud de tus dientes, evitando la formación de manchas y el envejecimiento prematuro del esmalte.

La indicación de los odontólogos es cepillar los dientes después de cada comida, por lo menos durante dos minutos, utilizar hilo dental y evitar el consumo excesivo de bebidas oscuras, así como el fumar cigarrillos. 

Para favorecer los cuidados anti manchas, puedes usar una crema de dientes blanqueadora diariamente, porque ayudará a remover las manchas superficiales, y aunque no blanqueará los dientes como esperas, al menos evitará la acumulación de nuevas manchas y el aumento del tono amarillo en la dentadura. 

 

Deja un comentario

0 COMENTARIOS

DMCA.com Protection Status