Cómo usar el agua micelar correctamente

Última actualización: 19.08.22

Este sitio web está sostenido por los lectores. Cuando compras a través de los links de nuestra página, podemos ganar una pequeña comisión de afiliación. Revisa más información sobre nosotros.

 

Para tener un rostro terso y lleno de vida es importante seguir una rutina de belleza diaria, en la que se proporcione una correcta limpieza a los poros, con ayuda del agua micelar, que resulta un aliado eficaz. Así, solo será necesario nutrir la piel con algún sérum, hidratarla y humectarla.

 

Diariamente, el rostro está expuesto a una serie de partículas contaminantes suspendidas en el aire, que se adhieren a la piel y entran en los poros. Igualmente, están los residuos de maquillaje, el sebo generado de manera natural por la piel, entre otros agentes perjudiciales. Además, toda esta acumulación de suciedad en la tez, paulatinamente comienza a producir imperfecciones muy notorias: puntos negros, poros abiertos, acné, grasa en algunas áreas del rostro, etc. Entonces, ¿qué hacer para devolverle la lozanía a la piel?

La respuesta es muy sencilla. Se debe comenzar por adquirir unos buenos hábitos de higiene en el rostro, siguiendo una rutina de belleza diaria, que comience por la limpieza de la piel. De esta manera preparamos los poros para absorber los nutrientes contenidos en los sérum, cremas hidratantes y humectantes a aplicar, tanto en horas de la mañana como antes de ir a la cama.

Con respecto al tema de la limpieza de la tez, hay una gran variedad de desmaquillantes y lociones tonificantes, que se aplican de forma separada, lo que sugiere una mayor inversión de tiempo y dinero. 

Sin embargo, existe un producto considerado multifunción, ya que limpia, tonifica e hidrata en una sola pasada. Se trata de agua micelar que, gracias a la acción de sus millones de micelas o moléculas, encapsula las partículas grasas acumuladas en los poros, llevándolas al exterior, es decir, hasta el disco de algodón con el que está siendo aplicado el producto. Al mismo tiempo, cada micela tonifica e hidrata la piel, gracias a su composición acuosa.

 

Acerca del agua micelar

Al revisar las líneas cosméticas para el cuidado de la tez, es posible encontrar en cada una de ellas una presentación de agua micelar con una fórmula enriquecida, con distintos nutrientes beneficiosos para la piel. Su aplicación, específicamente en el rostro, es un paso que no puede omitirse, ya que ayuda a limpiar los poros de adentro hacia afuera, favoreciendo las pieles sensibles y secas.

Aunque este es un producto de gran popularidad que diariamente aparece en revistas, portales especializados de belleza, redes sociales, televisión, entre otros, hay quienes no saben qué es el agua micelar, para qué sirve el agua micelar y cómo aplicar el agua micelar. A continuación, despejamos dichas interrogantes.

Acción del agua micelar en la piel

El agua micelar es un líquido de cuerpo ligero en el que se encuentran una serie de micelas, es decir, moléculas de formato redondo que, al estar en contacto directo con la piel, penetran en los poros e inmediatamente se abren para atrapar todo tipo de impurezas. Entre ellas, destacan las partículas contaminantes procedentes del aire, células muertas, sebo, restos de algún producto aplicado para maquillar, etc.

Así, las micelas encapsulan, remueven y arrastran dichos residuos hasta la superficie de la piel, tal como si se tratara de un imán, logrando descongestionar los poros rápidamente. Esto indica que puede usarse el agua micelar como desmaquillante. De igual manera, cada micela surte el efecto de tónico, por lo que este producto equilibra el pH, refresca y cierra los poros, al mismo tiempo que proporciona hidratación inmediata a la piel.

 

Paso a paso para aplicar el agua micelar

La aplicación del agua micelar es muy sencilla. Sólo necesitarás un par de discos de algodón, no más de cinco minutos y seguir estos tres pasos.

Paso 1: Deberás despejar tu rostro, recogiendo el cabello y retirando cualquier tipo de piercing en el área de las cejas, nariz o labios. Recordemos que, dentro de estas perforaciones se acumulan impurezas, al igual que en los poros.

Paso 2: Coge un disco de algodón, vierte en él una cantidad generosa de agua micelar y presionalo sobre los ojos por no más de 30 segundos, para que las micelas hagan su trabajo. Después, mueve el algodón en forma circular desde el lagrimal hacia afuera. Da la vuelta al algodón y repite el paso en el otro ojo.

Paso 3: Humedece un segundo disco y aplica el producto a toquecitos por toda el área “T”, pómulos, labios y cuello, con el propósito de que el agua micelar penetre. Seguidamente, desplaza el algodón con movimientos circulares para arrastrar las impurezas.

¿Cómo aprovechar al máximo el poder de las micelas?

Para aprovechar al máximo el poder de las micelas y usar el agua micelar adecuadamente, es necesario tomar en consideración algunos consejos:

Si te preguntas si debes usar el agua micelar antes o después del jabón, debes saber que los expertos recomiendan eliminar todo el maquillaje con la loción micelar y, si se desea, antes de proceder a hidratar la piel, puede lavarse el rostro con un jabón neutro. Por su parte, en horas de la mañana puedes aplicar el agua micelar tras haber tomado la ducha, siendo este el primer paso para preparar la piel antes del maquillaje.

Como segundo consejo, quienes aplican poca cantidad del producto pensando en que el agua micelar tiene efectos secundarios, deben saber que esto es erróneo. El agua micelar está formulada para todo tipo de piel, incluyendo las hipersensibles, por lo que, lejos de irritar, proporcionará frescura a la tez.

Un tercer dato de interés para quienes no saben si usar tónico o agua micelar, sería el saber que las micelas no sólo limpian los poros, sino que cumplen la función del tónico al nivelar el pH, por lo que, el agua micelar será suficiente.

Otro aspecto a tomar en consideración es que el agua micelar no debe aplicarse frotando el algodón, ya que las micelas actúan como imanes y, por ende, con tan sólo estar en contacto con la piel, atraparán las partículas y suciedad.

Una quinta recomendación es limpiar el rostro con agua micelar aunque no se haya usado maquillaje, ya que los poros acumulan sebo y suciedad que evitan que la piel respire y se repare durante la noche.

 

Deja un comentario

0 COMENTARIOS

DMCA.com Protection Status