Cómo utilizar correctamente el lubricante íntimo

Última actualización: 20.09.21

Este sitio web está sostenido por los lectores. Cuando compras a través de los links de nuestra página, podemos ganar una pequeña comisión de afiliación. Revisa más información sobre nosotros.

 

El aumento que ha tenido el uso del lubricante íntimo en estos últimos años ha sido vertiginoso, gracias a que muchas personas lo usan -entre otras cosas- para facilitar la penetración. Pero, también podrías usarlo como complemento en los juegos previos y aumentar el placer de tu encuentro sexual, ya que ofrece diversas ventajas.

 

Probablemente, ya has escuchado hablar de los lubricantes íntimos, así que tal como lo indica su nombre, su principal función consiste en brindar lubricación a la zona íntima, ya sea en los genitales femeninos y masculinos, o para el área anal. 

Su uso se ha hecho tan común entre las personas que las empresas fabricantes han diversificado su producción y, actualmente puedes encontrar lubricantes comestibles que tienen diferentes sabores, con efectos estimulantes de calor o frío cuando lo aplicas, incluso en el mercado existen aceites especiales para el cuerpo que sirven como lubricantes sexuales.

 

¿Cuándo aplicar lubricante?

Para que te hagas una idea de cuándo puedes incorporar los geles de placer, te damos las siguientes recomendaciones:

  • El lubricante tiene como objetivo principal ayudar a la persona a no sentir dolor durante las relaciones sexuales, ya que trabaja en la disminución de la fricción o roce durante el coito, pero a su vez, funciona como un gran estimulante para aumentar el placer sexual.
  • Si padeces sequedad vaginal, el lubricante es muy útil para facilitar la penetración, ya que viene a sustituir la lubricación natural femenina favoreciendo la entrada del pene, lo que te hará experimentar una agradable sensación. Incluso, este producto está recomendado para aquellos casos en que la vagina es muy estrecha o el pene es muy grande, siendo acertado su uso para evitar el dolor después del coito.
  • También, es altamente efectivo para practicar el sexo anal. Esto se debe a que el ano es delicado y no está diseñado anatómicamente para ser penetrado, así que no se lubrica naturalmente como ocurre con la vagina o el pene, a pesar de que se puede dilatar y excitar. Así que, en este caso, se recomienda el uso de los lubricantes como una alternativa externa para mejorar la dilatación del ano.
  • Además del lubricante vaginal, existe lubricante para el pene y otro tipo para ser utilizado con el condón, ya que en el mercado puedes encontrar un preservativo con lubricante. Si mojas tus dedos con algún lubricante para sexo podrías tener una agradable sensación durante la masturbación.

Cómo utilizar correctamente el lubricante íntimo

A continuación, vamos a darte algunos consejos para que aprendas cómo aplicar lubricante correctamente y disfrutar del sexo sin problemas:

  • Calentar el lubricante. Una regla importante al momento de usar el lubricante consiste en calentarlo, ello mejora notablemente la sensación de placer debido al roce cuerpo a cuerpo, por ejemplo, podrías empezar con darle un masaje íntimo a tu pareja untando lubricante por todo su cuerpo.
  • En los juegos previos al sexo. Los lubricantes para el sexo mejoran la experiencia erótica. Aplica una pequeña porción sobre la palma de tu mano y unta el líquido en toda tu vagina (vulva y labios), para que se una con tu lubricante natural. Tu pareja también podría untarse en los dedos y esparcirlo en tus zonas erógenas durante los juegos previos, o si prefieres, lo usas sola.
  • Elige el lubricante que mejor se adapte a tus necesidades. Es importante tener en cuenta que los lubricantes vienen en diferentes formatos y no todos podrían ser aptos para ti, o no son compatibles con algunos juguetes sexuales, por lo que se debe revisar las indicaciones del fabricante. Ello debido a que tienen una variedad de ingredientes y esto cambia su viscosidad. Por ejemplo, si estás buscando un lubricante para tener sexo en el agua, para practicar sexo anal o para usar juguetes sexuales, es preferible que compres los de mayor viscosidad. Una alternativa recomendada son los lubricantes Durex, así como los aceites Durex, porque esta marca tiene una alta experiencia en la fabricación de estos productos y presenta interesantes opciones para cumplir tus deseos. Además, no tienes que preocuparte de cómo usar geles Durex, porque sus indicaciones son fáciles e intuitivas. Por su parte, los lubricantes que tienen baja viscosidad, son los adecuados para practicar sexo oral o para la penetración vaginal, porque en la mayoría de los casos están elaborados a base de agua y son hipoalergénicos.
  • Zonas de aplicación. Lo mejor del lubricante es que puedes aplicarlo por todo el cuerpo, en el preservativo, sobre el pene, en la vagina o en el ano. Pero, es importante leer las recomendaciones dadas por el fabricante, para que tengas una idea de la cantidad adecuada que debes utilizar. Por lo general, basta colocar una cantidad aproximada al tamaño de una moneda y comenzar con ello, porque si te aplicas en exceso, es probable que ocurra una reducción en la fricción y la sensación no será muy estimulante.
  • Con juguetes sexuales. Para usar lubricante con tus juguetes sexuales, se recomienda untar el objeto con una porción del líquido y aplicar un poco en el lugar donde piensas disfrutarlo, para evitar incomodidades e irritaciones por el uso y roce prolongado. 
  • Para orgasmos más placenteros. Para mejorar los orgamos de tu pareja, podrías aplicar un poco de lubricante en la zona del perineo (entre el ano y el escroto), porque es un punto muy sensible para ellos. Así que, si tocas ligeramente esta zona lubricada con tus dedos justo antes del momento clímax de tu hombre, la sensación será inolvidable. 
  • Es más efectivo que la saliva. Si bien muchas personas a la hora del sexo utilizan la saliva como mecanismo de lubricación, tanto para la penetración como para practicar sexo oral, el lubricante es más efectivo porque no deja esa sensación pegajosa que la saliva produce, no se seca y no deja olores. Esto se debe a que el lubricante posee ingredientes aromáticos que lo hacen agradable y erótico, además de ser hipoalergénico.

Recomendaciones finales

Como cualquier producto corporal, el lubricante debe ser usado con precaución para que el efecto sea el deseado. Así que, no te olvides de leer estas recomendaciones:

  • Es importante conservar el gel en un lugar seco, fresco y seguro, así como verificar la fecha de expiración. Olvídate de utilizar un lubricante caducado. 
  • Revisa la lista de los ingredientes de elaboración del lubricante para evitar cualquier riesgo de irritaciones o alergias.
  • Recuerda cerrar bien el recipiente después de usar el lubricante y evita la exposición del sol o calor, para evitar que se dañe.

En el mercado existe una amplia gama de geles de placer y opiniones positivas de los usuarios que han experimentado con su uso, por lo que esperamos que con esta información de cómo utilizar correctamente el lubricante íntimo se aclaren tus dudas y te animes a incorporarlo en tus experiencias sexuales. De seguro tus momentos de pasión serán más divertidos y placenteros, que no querrás que se acaben.

 

Deja un comentario

0 COMENTARIOS

DMCA.com Protection Status