Claves para utilizar un vibrador y llegar al orgasmo

Última actualización: 21.06.21

Este sitio web está sostenido por los lectores. Cuando compras a través de los links de nuestra página, podemos ganar una pequeña comisión de afiliación. Revisa más información sobre nosotros.

 

Muchos guardan en su mesa de noche un juguete erótico para usar en solitario o en pareja. Sin embargo, son pocos los que conocen la forma correcta de jugar con el vibrador para alcanzar el punto máximo de clímax y placer. En tal sentido, vale conocer cómo alcanzar el orgasmo con vibrador.

 

En los motores de búsqueda se ha vuelto más frecuente la interrogante ¿cómo usar un vibrador?, y es que los juguetes sexuales, que hasta hace algunos años eran tema tabú, se han extendido comercialmente en la actualidad; estando disponibles en una gran variedad de modelos y diseños.

De tal manera que encontramos vibradores de diferentes tamaños, así como los clásicos realistas con detalles que simulan un pene de verdad. También, está el vibrador conejo diseñado para estimular clítoris y vagina al mismo tiempo, o hasta el juguete de estimulación anal. En fín, hay un mundo de opciones para escoger en lo que se refiere a forma, grosor, color, material o potencia. 

Pero, independientemente del modelo elegido, es más importante saber cómo usar estos juguetes sexuales para obtener el placer deseado, de lo contrario solo será dinero mal gastado.

 

¿Qué es un vibrador?

Si buscamos la definición de vibrador, Wikipedia salta a la vista con un concepto simple y conciso: “es un complemento sexual que se utiliza durante la masturbación y las relaciones sexuales”. A partir de este enunciado podemos pensar en numerosas prácticas eróticas con este juguete íntimo, desde la masturbación con vibrador hasta la práctica sexual en pareja con una estimulación mutua, usado también para el sexo oral, entre otros.

En su origen, el diseño del consolador femenino surgió como un tratamiento a la “pseudo enfermedad” de la histeria durante la época victoriana. Pero, cuando en 1952 la Asociación Americana de Psiquiatría descartó la histeria femenina como una enfermedad legítima, el uso del vibrador comenzó a verse como una perversión sexual por los estratos más conservadores de la sociedad. 

Afortunadamente, eso cambió y hoy puedes ir a una SexShop a comprar cualquier juguete sexual, o si prefieres puedes hacer una comparativa online y comprar desde la comodidad de tu casa el vibrador que se adapte a tus necesidades.

Ahora bien, para que tu inversión valga la pena, aquí te daremos algunos trucos para usar correctamente el vibrador y llegar al orgasmo, pues la mayoría de estos dispositivos no vienen con un manual de instrucciones amplio sobre cómo usarlo y disfrutar la experiencia al máximo. 

– Juegos previos

Ya sea en solitario o con compañía, el vibrador puede ser el protagonista de los juegos previos a la penetración. Empieza por recorrer tu cuerpo, por encima de tu ropa interior, con el juguete, para experimentar nuevas sensaciones y jugar con las texturas de tus prendas movidas por el consolador. 

– Estimulador de clítoris

Disfrutar del sexo es saber usar la imaginación en todo momento, por ello el vibrador vaginal es ideal para estimular el clítoris acariciando toda la zona interna de los labios mayores, es decir, toda la extensión del clítoris. Lo ideal es hacerlo a una potencia baja y aumentarla poco a poco. Por otro lado, está la forma tradicional de usar el vibrador directamente sobre el clítoris con movimientos circulares o de adelante hacia atrás. 

– Sexo con vibrador 

Una forma de experimentar gran placer consiste en tumbarse boca abajo, con el vibrador debajo de ti y comenzar a moverte. El truco está en que el vibrador y tus caderas se muevan al mismo compás. A medida de que tus movimientos aumenten, puedes subir la potencia y explorar otras zonas erógenas de tu cuerpo. Asimismo, puedes engañarte a ti misma durante la penetración con el vibrador y en vez de aumentar la intensidad cuando estés por alcanzar el clímax, la empiezas a bajar un poco. La idea es jugar con la intensidad y alternar los ritmos para experimentar muchas sensaciones aumentando tu placer. 

– Orgasmo y Punto G

Durante la penetración es importante estimular el punto G, por ello un vibrador curvo es una buena opción si simulas los movimientos de tu compañero hacia dentro y hacia fuera a la velocidad que más te guste. También puedes moverlo cómo si lo llevaras hacia el ombligo para aumentar el placer. Sin duda, no te será difícil tener un orgasmo si tocas el punto G en el momento correcto.

– Doble penetración

Si quieres aumentar la temperatura durante el sexo en pareja, prueba con la doble penetración, combinando la vaginal y la anal. Claramente, la estimulación previa será indispensable para garantizar una buena experiencia con la dilatación apropiada del ano. Esta práctica también la puedes realizar en solitario, usando dos vibradores o un vibrador y tus dedos. 

Cuidados importantes para usar el vibrador

Digamos que ya aprendimos a usar el vibrador correctamente y tenemos nuestros propios trucos para llegar al orgasmo con este juguete. Ahora es necesario tomar ciertos cuidados antes, durante y después del uso del dispositivo para garantizar una buena salud sexual y mantener la mejor higiene íntima.

– Uso personal: Los vibradores no deben compartirse con otras personas, ni siquiera la misma pareja. En caso de estimulación y penetración mutua, lo ideal será que cada uno tenga su propio vibrador.

– Lubricación adecuada: Parte del juego sexual es sentir tu lubricación natural, pero para el uso del vibrador se recomienda usar lubricantes íntimos que facilitan el desplazamiento del juguete.

– Un vibrador para cada cosa: Un error muy frecuente que cometen muchas personas es usar el mismo vibrador para la penetración vaginal y anal durante el mismo acto sexual. Esta practica es muy riesgosa, porque si haces la penetración anal y después penetras la vagina, sin una desinfección adecuada del vibrador, puedes trasladar las bacterias del tracto intestinal para la vagina y el sistema urinario. Por ello, es aconsejable evitar hacerlo en el orden incorrecto, o, en todo caso, usar un vibrador para la vagina y otro para el ano. 

Con estos simples consejos puedes disfrutar al máximo de la experiencia de jugar con el vibrador, estimular tus zonas erógenas hasta llegar al orgasmo y evitar el riesgo de contraer infecciones por un uso inadecuado. 

 

Deja un comentario

0 COMENTARIOS

DMCA.com Protection Status