Los 5 Mejores Rizadores de Pestañas de 2020

Última actualización: 28.06.20

 

Rizador de pestañas – Guía de compra, Opiniones y Análisis

 

Unas pestañas curvadas y definidas embellecen los ojos y los agrandan, dan un aspecto juvenil al rostro y disimulan la mirada cansada. La mejor manera de conseguir este efecto sin recurrir a tratamientos químicos ni apliques postizos es utilizando un rizador de pestañas. El rizador de pestañas es una herramienta manual que mediante el uso de presión o calor sobre las pestañas consigue exagerar su curvatura y hacerlas lucir incluso más largas. No es un imprescindible pero sí que marca una diferencia notable en el maquillaje. Entre los mejores podemos encontrar el rizador de pestañas térmico de Scobuty Bigodino Riscaldato-01,  uno de los más elegidos por las usuarias, ideal para aplicar después de la máscara y dar un mejor acabado al maquillaje de los ojos, y el de la marca Beter 22995 que destaca por su buena relación calidad precio. 

 

 

Tabla comparativa

 

Lo bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

Guía de compra – ¿Cuál es el mejor rizador de pestañas del mercado? 

 

La mayoría de mujeres hemos intentado en algún momento arquear nuestras pestañas con el cepillo de la máscara sin obtener los resultados que deseábamos. Nos resulta imposible lograr ese acabado de maquillaje profesional tan bonito que vemos en las revistas. Pero es que incluso los maquilladores más hábiles recurren a una herramienta concreta para conseguirlo: el rizador de pestañas. Hacerse con uno de buena calidad y aprender a utilizarlo son la clave del éxito. En esta guía para comprar el mejor rizador de pestañas te explicaremos con detalle todo lo que necesitas saber sobre él y que debes tener en cuenta antes de comprar uno.

Funcionamiento

Dentro de la gran variedad de marcas de rizadores de pestañas que existen en el mercado hay dos tipos según su funcionamiento: los manuales y los térmicos o eléctricos. 

Los rizadores manuales son los clásicos, recogen las pestañas y ejercen presión sobre ellas hacia arriba. El secreto para que no queden dobladas en forma de L sino bien arqueadas es la tirita de goma que separa el rizador de las pestañas. Esta goma, más dura o más blanda, según el modelo, protege la pestaña y le da la forma redondeada. 

Los rizadores térmicos, por su parte, pueden ser de dos maneras: con el formato de los manuales o tipo cepillo; el efecto de ambos se asemeja al de las herramientas de moldeado del cabello, el calor acompañado del movimiento, arquea y fija el resultado para que las pestañas conserven más tiempo esa forma. La ventaja del rizador térmico tipo cepillo es que es más sencillo de utilizar y quita el miedo a arrancarse las pestañas que tienen muchas usuarias que aún no se atreven a utilizar este tipo de herramientas.

 

Apertura

Al elegir un rizador puedes valorar cuánto cuesta y optar por un modelo económico con una buena relación calidad precio o gastar un poco más y adquirir uno más profesional. Entre los modelos que más te convenzan ten en cuenta su apertura. Es uno de los detalles importantes a valorar en el rizador de pestañas sobre todo para usuarias más inexpertas, porque una mayor apertura facilitará el manejo de esta herramienta. Cuanto más se abra, más fácil será acomodar todas las pestañas dentro y llegar incluso a las más cortitas. También ayudará a manipularlo con más soltura si eres de las que aún no se atreve por desconfianza o miedo a dañar tus pestañas, y evitará en mayor medida que se pellizque el párpado por accidente.

 

Curvatura

El rizador varía su forma y tamaño dependiendo de la marca o el modelo. Todos sirven para la mayoría de formas de ojos pero de acuerdo a su curvatura darán mejor resultados en un tipo que en otro. El reto está en dar con el que más se asemeje a tu tipo de mirada o que consiga el efecto que buscas. Puedes encontrar rizadores diseñados para ojos más redondos y otros, en cambio, pensados para ojos más almendrados. Comprueba que tenga la anchura suficiente para abarcar todas las pestañas para evitar que queden algunas fuera y el rizado no se vea uniforme y que tampoco sea demasiado grande o plano si tu ojo no lo es porque entonces no conseguirás darles volumen.

 

Agarre

Si el rizador no se puede sujetar cómodamente se hace imposible utilizarlo y mucho menos conseguir un rizado bonito. Por ello es importante comprobar que se puede sostener con firmeza mientras se presiona para curvar las pestañas, lo que ayudará a conseguir el resultado deseado. 

Los rizadores clásicos suelen ser tipo tijera con huecos para meter los dedos. Si este sistema no te resulta cómodo o te dificulta el uso del rizador, otra opción es buscar uno con otro tipo de agarre u optar por cualquiera de los de cepillo. Algunos modelos de rizadores tienen muy en cuenta este aspecto y son ergonómicos o traen el mango forrado en silicona o plástico para evitar que se resbale mientras se está usando.

Goma

La calidad de la goma es uno de los puntos clave del rizador y lo que realmente diferencia a uno bueno de uno malo. Es la que protege las pestañas del contacto con el metal y la que consigue el acabado natural del rizado. Esta tiene que ser de silicona y ni demasiado dura ni tampoco excesivamente blanda para que consiga curvar las pestañas sin dejarlas dobladas en L y a la vez no las parta. Si la goma es buena, no hace falta ejercer mucha presión para que haga efecto. 

Recuerda que la goma se debe limpiar después de cada uso con agua y jabón o desmaquillante para evitar que se propaguen gérmenes y que hay que reemplazarla cada 3 meses o incluso antes si empieza a rasgarse.

 

Los 5 Mejores Rizadores de Pestañas – Opiniones 2020

 

Más arriba te hemos dado las claves y características a tener en cuenta para saber identificar cuál es el mejor rizador de pestañas. A continuación te ofrecemos una comparativa de los mejores rizadores de pestañas del 2020 para que puedas dar con el que más se adapte a ti y a tus rutinas de belleza. Estamos seguros de que entre estos cinco podrás encontrar el mejor rizador de pestañas de relación calidad precio.

 

1. Scobuty Rizador de Pestañas Eléctrico

Ventaja principal: 

El rizador de pestañas térmico de Kekesu es práctico y muy efectivo. La ventaja principal de este rizador es que no daña las pestañas ni las quiebra. Gracias a su formato de cepillo las peina suavemente sin riesgo de quebrarlas o pellizcar el párpado. Es ideal para las mujeres que aún no se han atrevido a usar un rizador por miedo. 

 

Desventaja principal: 

La desventaja principal de este rizador es que si las pestañas son muy cortas o muy rectas puede ser necesario pasarlo varias veces hasta conseguir el efecto deseado. Requiere más tiempo y hay que aprender a utilizarlo para que dé buen resultado. 

 

Veredicto: 9.8/10

Los resultados de este rizador de pestañas son muy buenos, las pestañas te quedarán arqueadas, peinadas y con aspecto natural y se mantendrán rizadas por más tiempo. 

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES EXPLICADAS

 

Rizado por calor

El calor hace gran parte del trabajo porque ayuda a que las pestañas estén más moldeables y a la vez fija el resultado para que dure por más tiempo. Puede usarse incluso después de aplicar la máscara de pestañas, con lo que podrás llevarlo en el bolso y retocarte el maquillaje durante el día si lo consideras necesario, ya que no solo no las daña sino que mejora el acabado. El cepillo las va peinando dejándolas separadas, definidas, sin pegotes ni apelmazadas. 

Su diseño profesional con un arco de doble cara consigue un rizado no solo más duradero sino también con un aspecto más natural. Su resultado final es tan natural y bonito que puede usarse solo el rizador sin aplicar nada más para el día a día o completar el maquillaje con una buena máscara de pestañas para definir aún más la mirada. 

Pequeño y liviano

Este rizador es pequeño y liviano, perfecto para guardar en el neceser de maquillaje o incluso en un pequeño bolso de fiesta si hiciera falta. Su formato compacto tipo lápiz similar al de una máscara de pestañas te permite tenerlo siempre a mano para mejorar el aspecto de tu mirada estés donde estés o incluso retocar tu maquillaje en cualquier momento. 

Al funcionar tan solo con una pila AA no tendrás que preocuparte de enchufarlo o de recordar cargarlo previamente, simplemente colocas la pila y el rizador está listo para su uso. Solo recuerda no guardarlo con la pila puesta ya que si lo usas solo esporádicamente se podría estropear.

 

Funcionamiento sencillo

El funcionamiento de este rizador es bastante sencillo. Hay que colocar la pila AA, encender el interruptor y esperar hasta que la luz verde indique que está listo, demora 30 segundos. El cepillo se coloca en la base de las pestañas, se espera un par de segundos presionando en esa posición y a continuación se desliza suavemente el cepillo hacia arriba. Para un mejor resultado se puede volver a detenerse en la punta de las pestañas también haciendo presión en dirección al párpado durante dos o tres segundos. Si quieres una curva más pronunciada puedes repetir el procedimiento hasta conseguir el efecto buscado. 

Si aún no te atreves a usar rizador de pestañas o te preguntas cuál es el mejor rizador de pestañas para principiantes, este rizador de Kekesu podría ser ideal para ti. 

 

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

2. Beter 22995 pack de rizapestañas dorado con recambios

 

Beter es una marca española buena y económica que no suele decepcionar a sus usuarias y que cuenta con una amplia variedad de productos. Entre su gama de herramientas de belleza encontramos este modelo de rizador de pestañas que es ya un clásico de la marca. Es sencillo y el más adecuado si estás buscando rizadores de pestañas baratos con cierta calidad. 

El rizador de pestañas Beter es muy fácil de utilizar y muy respetuoso con las pestañas, consigue rizarlas ejerciendo muy poca presión sobre él y no las daña. Su estética es otro acierto de la marca, lo han hecho en color dorado que lo hace destacar entre la mayoría de modelos que suelen ser cromados. Además, no es demasiado aparatoso como otros, gracias a su diseño pequeño y compacto podrás llevarlo en tu neceser o en el bolso a todos lados. 

Por todas estas características y su precio competitivo, este podría ser el mejor rizador de pestañas por 10 euros. A continuación te presentamos sus pros y contras.

Comprar en Amazon - Precio (€7,7)

 

 

 

3. Kevyn Aucoin Rizador de Pestañas 

 

El rizador de pestañas Kevyn Aucoin es uno de los más conocidos entre las sibaritas de los productos de belleza. Muchas usuarias lo consideran el mejor rizador de pestañas del momento y, sin dudas, es un buen aliado para llevar en el neceser de maquillaje. 

Este rizador profesional da como resultado unas pestañas curvadas, abiertas y muy definidas. Es perfecto para quitarse el miedo a utilizar este tipo de utensilios ya que su forma y su amplia apertura lo hacen muy fácil de emplear y reducen el riesgo de pellizcar los párpados por accidente. Es perfecto para mujeres que nunca han usado un rizador de pestañas o para utilizarlo cuando se maquilla a otra persona. 

Su curvatura más redonda es ideal para ojos más pequeños y muy redondos, se adapta perfectamente a esta forma. Además, su sello distintivo es la famosa gomita roja que tanto llama la atención.

Comprar en Amazon - Precio (€36,13)

 

 

 

4. Shu Uemura Eyelash Curler

 

Si tus ojos son más planos y más grandes, otros modelos no te convencen o no te han dado resultado y tienes dudas sobre qué rizador de pestañas comprar, te recomendamos probar este de la marca japonesa Shu Uemura

. Como ya hemos mencionado, el rizador ideal siempre será el que más se asemeje a la forma de tus ojos ya que solo así conseguirás resaltarlos y definirlos. Este rizador, por ejemplo, tiene una curvatura más plana que la de otros, lo que lo convierte en el mejor rizador de pestañas para personas con ojos cuyos rasgos se asemejan más a los asiáticos.

Sus resultados son muy buenos, consigue una curvatura definida y el resultado final es excelente y duradero incluso sin aplicar máscara de pestañas para acabar de fijarlo. 

Comprar en Amazon - Precio (€14)

 

 

 

5. Kiko Milano rizador de pestañas profesional de acero

 

Kiko Milano es una de las marcas más baratas en el sector de productos de belleza y muy presente en España con tiendas físicas exclusivas. Cuenta con una gran variedad de productos y herramientas de cosmética, entre ellos, su rizador de pestañas profesional de acero. Este rizador se adapta a todo tipo de ojos y cuenta con mango ergonómico para facilitar su uso.

Su precio es uno de sus mayores ventajas. Si estás planteandote empezar a usar rizador de pestañas no quieres gastar mucho y tampoco buscas la mejor marca de rizadores de pestañas, sino uno que cumpla su función correctamente mientras valoras si te va bien o no, este rizador es una buena elección. 

Comprar en Amazon - Precio (€19,32)

 

 

 

Cómo utilizar un rizador de pestañas

 

Por su formato y el hecho de tener que utilizarlo tan cerca de los ojos, el rizador de pestañas suele generar miedo o rechazo y esto hace que muchas mujeres no se atrevan a utilizarlo. Otro enemigo de esta herramienta es el falso mito de que si se utiliza se acaban dañando y debilitando las pestañas. Sin embargo, si se aprende a utilizar, el rizador de pestañas no solo es inofensivo sino que es el mejor aliado para aportar un plus al maquillaje de los ojos. Los resultados son maravillosos, las pestañas lucen mucho más bonitas y la mirada se ve más viva y más joven. El procedimiento es sencillo, a continuación te lo explicamos en detalle.

Elige el rizador de pestañas adecuado

Como ya hemos mencionado en este artículo, elegir el rizador de pestañas adecuado es la clave para obtener los resultados deseados. Recuerda que cada ojo es distinto y hay rizadores para los diferentes tipos de formas. Busca el que más se adapte a tu ojo y que te resulte cómodo de emplear. 

 

Prepara los ojos

Un error muy común entre usuarias principiantes y que a menudo acaba desterrando el rizador al cajón del baño es utilizarlo encima de la máscara. Las pestañas están más rígidas y es más probable que se rompan y se apelmazen o formen pegotes dando un acabado poco estético. 

Lo correcto es aplicar el rizador sobre las pestañas limpias. Algunos expertos incluso recomiendan hacerlo justo después de la ducha ya que el calor y la humedad colaboran para un mejor resultado.

 

Coloca y usa del rizador

Abre el rizador y colócalo lo más cerca posible al nacimiento de las pestañas sin tocar el párpado. Cierra con cuidado y aprieta durante 5 a 10 segundos. También pueden tirar levemente del rizador hacia arriba. A continuación abre despacio el rizador para no arrancar ningún pelito. 

Un truco para dar más volumen es hacer una segunda pasada del rizador pero, esta vez, hacerlo cerca del extremo de estas.  

Aplica la máscara de pestañas

Una vez utilizado el rizador puedes dejar las pestañas así limpias para lucirlas al natural o aplicar encima una máscara de pestañas. Si decides acabar con la máscara aplícala con delicadeza y en dos pasadas. La primera capa se da por encima de las pestañas acompañando la curva hacia arriba para fijar el rizo. Y la segunda capa, por abajo desde la raíz hacia las puntas haciendo un movimiento en zigzag para impregnarlas bien. 

 

Mantén en buen estado el rizador de pestañas

Para alargar la vida útil de esta herramienta es necesario mantenerla correctamente empezando por limpiarlo bien después de cada uso. También es imprescindible comprobar regularmente el estado de la goma y sustituirla si empieza a estropearse o si ya se han superado los tres meses de uso para evitar que acabe rompiendo las pestañas. 

No obstante, el rizador no es eterno y a pesar de que lo cuidemos bien en algún momento empezará a fallar. Cuando este momento llegue será inevitable reemplazarlo por uno nuevo. 

 

 

 

Preguntas más frecuentes

 

Q1: ¿Cómo rizar las pestañas sin rizador?

Por supuesto y como en casi todas las cuestiones de belleza, existe el truco de la abuela para rizar las pestañas si no tienes un rizador. El más antiguo y popular es el de la cucharita. Este consiste en coger una cucharilla de café y mojarla con agua caliente hasta que el metal adquiera temperatura. Una vez que esté lo suficientemente caliente sin que llegue a quemar, secarla y colocar la parte inferior de esta en contra del párpado alineando su borde con las pestañas y presionar durante unos 30 segundos. 

 

Q2: ¿Cómo limpiar el rizador de pestañas?

Igual que el resto de herramientas de maquillaje, el rizador se debe limpiar regularmente para evitar que se propaguen gérmenes y se puedan provocar infecciones en los ojos. Recuerda que los ojos son muy delicados. Para limpiarlo, lo mejor es utilizar agua y jabón (mejor si se trata de un jabón antibacteriano) y secarlo con una toalla limpia o papel. Y para acabar de desinfectarlo bien, frotarlo con un disco de algodón humedecido con alcohol. Si utilizas regularmente máscara resistente al agua y no consigues quitarla con agua y jabón puedes ayudarte aplicando previamente un poco de desmaquillante de ojos.

 

Q3: ¿Cuándo se usa el rizador de pestañas?

Dependiendo del tipo de rizador que tengas el proceso varía. Si utilizas un rizador de pestañas manual el momento de utilizarlo es antes de aplicar la máscara, sobre las pestañas limpias y, a ser posible, justo después de salir de la ducha. No es recomendable utilizarlo encima del rimel ya que las pestañas están más rígidas y podrían quebrarse. 

Si, en cambio, tienes un rizador de pestañas de cepillo térmico, su efecto será más duradero si lo usas después de la máscara. No solo no hay riesgo de dañarlas sino que las dejará peinadas, separadas y muy definidas. 

 

Q4: ¿Cómo delinear los ojos con rizador de pestañas?

Si quieres sacarle el máximo partido a este utensilio toma nota de este sencillo truco para convertirlo también en un delineador de ojos. Pinta con tu delineador el borde del arco superior del rizador. Abrelo y colócalo lo más cerca de la raíz de las pestañas que te sea posible. Presiona como lo harías para rizar y cuando acabes y lo quites con cuidado verás el resultado. En un solo paso habrás rizado las pestañas y delineado el ojo. 

Si quieres justo después de pintar el rizador puedes calentarlo un poco sin pasarte de calor con el secador de pelo para que el color se adhiera mejor al párpado. Recuerda quitar bien los restos de delineador del rizador cuando hayas acabado de utilizarlo. 

 

Q5: ¿Cuándo cambiar el rizador de pestañas?

Algunos expertos recomiendan cambiarlo a los 12 meses ya que con un uso diario la herramienta se va desgastando. Cuando tu rizador llegue al fin de su vida útil notarás que no aprieta bien aún aplicando la misma o más fuerza que al principio. Es necesario cambiarlo para evitar dañar las pestañas.

 

 

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status