Las 5 Mejores Cámaras Deportivas de 2020

Última actualización: 18.09.20

 

Cámara deportiva – Guía de compra, Opiniones y Análisis

 

Hasta que aparecieron las cámaras deportivas, grabar ciertos eventos deportivos, sobre todo los que se desarrollan en entornos hostiles, se convertía en toda una hazaña. En aquella época, había profesionales que se dedicaban en exclusiva a grabar este tipo de deportes extremos, ya que las cámaras y el equipo necesario eran muy caros. La tecnología ha evolucionado mucho y gracias a estas nuevas cámaras deportivas, grabar un descenso en bici de montaña es coser y cantar. Entre las mejores opciones del mercado encontramos modelos como la GoPro Hero 8, una de las más completas y con mejor resolución de vídeo 4K y un diseño muy compacto que resistirá de todo. Otra gran opción sería la Victure AC800 que ofrece una resolución de 20 Mp y 4K, un ángulo de visión amplio y configurable y posibilidad de sumergirla hasta los 40 metros

 

 

Tabla comparativa

 

Lo bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

Guía de compra – ¿Cuál es la mejor cámara deportiva del mercado?

 

Las cámaras deportivas te permiten grabar cualquier actividad o evento deportivo sin darte cuenta y, lo más importante, sin miedo a que se rompan. Estos equipos son muy compactos y resistentes, por lo que aguantarán bien los movimientos bruscos, las caídas, en cualquier circunstancia y bajo cualquier ambiente. Si estás pensando en unirte a la moda de las cámaras deportivas, te recomendamos que leas nuestra guía de compra para saber más sobre ellas.

Calidad de la imagen

La calidad de la imagen es un factor esencial en cualquier comparativa de cámaras deportivas. Hoy en día podrás encontrar cámaras capaces de grabar a resoluciones muy altas, incluso en 4K. Sin embargo, no deberías escoger una cámara que grabe en 4K si no dispones de un reproductor capaz de reproducir el formato, ya que estarás perdiendo detalle. 

Nuestra recomendación es que escojas cámaras con capacidad para resoluciones FHD y 1080p. Los fotogramas por segundo (fps) son otra característica a tener en cuenta, ya que indicarán la tasa de fotogramas que será capaz de grabar la cámara deportiva en un solo segundo. A mayor cantidad de fps, más nitidez en el movimiento de los objetos grabados. Las mejores cámaras tienen entre 120 y 240 fps.

Otro de los aspectos que influirán en la calidad de la imagen será el campo de visión. El ángulo de visión de una cámara nos permitirá grabar imágenes casi en formato panorámico, con ángulos que oscilarán entre los 150 y 170 grados. 

 

Resistencia

En una guía para comprar la mejor cámara deportiva del mercado no puede faltar la resistencia. Estas cámaras deben ser lo más resistentes posible, ya que están diseñadas para deportes extremos. Tienen que tener una buena carcasa de protección, que las proteja de golpes y caídas, ya que es bastante habitual que las sufran.

Algunos modelos están diseñados con weatherproof y son capaces de aguantar cualquier condición ambiental, ya sea calor o frío extremos, lluvia y nieve. Por supuesto, este factor influirá en cuánto cuesta una cámara, ya que solo los mejores equipos están fabricados a prueba de todo. Las mejores cámaras tienen certificado IP que las protegen contra el polvo y el agua.

Una modelo de cámara deportiva buena y económica no suele disponer de este aislamiento, por lo que necesitarás comprar algún tipo de funda o carcasa que las proteja en todo momento. En este caso, la funda debe ser capaz de resistir golpes, polvo y agua.

 

Estabilización de la imagen

Otro elemento muy importante a la hora de escoger una cámara deportiva es la estabilización de imagen. Los modelos más económicos no cuentan con estabilizadores de imagen, es importante entender que cualquier modelo por debajo de los 250 o 300 euros no contará con una estabilización de imagen perfecta.

Las cámaras deportivas cuentan con varios sistemas de estabilización de imagen: digitales y ópticos. Ambos se encargan de evitar que se noten los movimientos bruscos o las vibraciones mientras se graban las imágenes. En este sentido, los estabilizadores ópticos ofrecen mejores resultados que los digitales, pero también son algo más caros.

 

Tamaño y peso

El tamaño de las cámaras deportivas es un factor importante. Estas cámaras están diseñadas para llevarlas encima, ya sea sobre el cuerpo, en el casco o en el manillar de una bicicleta, por eso debes escoger una lo más compacta y ligera posible, ya que te será mucho más sencilla de llevar. 

Las mejores cámaras apenas superan los 100 gramos de peso, por lo que podrás llevarla en el caso o en arnés sin que pese o estorbe, lo que se traduce en una mayor comodidad, ya que tus movimientos no se resentirán, ni resultará incómoda, pues apenas notarás que la llevas encima.

En este sentido, recuerda que si la cámara no tiene weatherproof o es waterproof, vas a tener que comprar una carcasa o funda a parte, lo que aumentará su peso. 

 

Autonomía

Otro aspecto importante es la autonomía de las baterías. Este es un factor clave en la decisión de compra. La mayoría de los fabricantes aseguran que sus cámaras cuentan con hasta 3 horas de batería con un uso continuo, aunque la realidad es que la autonomía depende mucho del uso final que se le dé al producto. Si grabas vídeos a resolución máxima, la batería se consumirá mucho más deprisa, y todavía más rápido si está conectada al WiFi o Bluetooth. 

La unidad de medida de las baterías son los miliamperios hora (mAh). Fíjate en este factor, ya que cuántos más miliamperios tenga la batería de una cámara, más tiempo podrás utilizarla sin parar a recargarla.

Conectividad

Habitualmente, las cámaras deportivas cuentan con varios puertos de salida para conectarse a equipos de informáticos. Esta conexión se utiliza para transferir datos y para cargar las baterías. Lo más normal es que las cámaras dispongan de una conexión microUSB o miniUSB. 

Los modelos de gama más alta pueden disponer de otras conexiones que ofrecen mayor velocidad de transferencia. Estas cámaras se pueden conectar también a los teléfonos que se podrán utilizar como pantallas de previsualización. Las cámaras de alta gama disponen de conexión inalámbrica por WiFi, Bluetooth, GPS y hasta NFC.

 

Las 5 Mejores Cámaras Deportivas – Opiniones 2020

 

Las cámaras deportivas se han convertido en el mejor compañero de muchos aficionados al deporte. No solo les permiten grabar sus aventuras, sino que en mucho casos pueden llegar a ser un seguro de vida, pues podrían grabar un accidente. Si quieres encontrar las mejores cámaras deportivas del 2020 has llegado al sitio correcto, a continuación te mostraremos los cinco mejores modelos y te explicaremos con detalles cómo es cada uno de ellos, para que escojas el que mejor se adapta a tu presupuesto y tus necesidades.

 

1. GoPro HERO 8 Black Cámara de acción digital

Ventaja Principal:

Dispone de tres niveles de estabilización de imagen: Activado, Alto y Potenciación. Te permite escoger el nivel de estabilización que más te convenga en cada situación, para que tus imágenes siempre sean nítidas y claras, sin vibraciones.

 

Desventaja Principal:

Estamos hablando de una cámara deportiva de precio elevado, por lo que los cambios en referencia al modelo anterior deberían haber sido más evidentes.

 

Veredicto: 9.8/10

Se trata de la mejor cámara deportiva que encontrarás en esta comparativa. Su diseño más compacto, los tres niveles de estabilización y lo resistente de su fabricación, la convierten en la mejor opción para grabar tus peripecias y aventuras deportivas.

Comprar en Amazon - Precio (€379,99)

 

 

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES EXPLICADAS

 

Diseño

La cámara deportiva GoPro HERO8 Black tiene un diseño mucho más compacto que las demás cámaras. Además, dispone de un ingenioso sistema de enganche que te permite cambiar de soporte en cuestión de segundos sin necesidad de tener una carcasa externa.

También se ha rediseñado la tapa de la batería. Con la nueva puerta lateral simplificada, cambiar la batería será rápido y sencillo. También se ha modificado la lente, que ahora es mucho más resistente, capaz de soportar incluso impactos directos sin deteriorarse.

La cámara sigue utilizando el sistema de accesorios por módulos de la marca, que permite aumentar la productividad y añadir complementos como un micrófono externo, una pantalla frontal, un cañón de luz LED o un complejo sistema de puertos externos.

Funcionalidades y software

Dispone de la nueva funcionalidad TimeWarp 2.0 que te permitirá grabar vídeos secuenciales totalmente estabilizados sin dejar de moverte. Esta función se ajusta automáticamente la velocidad de grabación en función del movimiento, la detección de la escena y la iluminación. Puedes incluso ralentizar una toma para verla en tiempo real y tocar para devolverla a la velocidad original.

Dispone de una función para grabar 1,5 segundos antes y después de la toma para escoger el mejor encuadre para tomar una fotografía perfecta o lograr un vídeo increíble. Puedes capturar fotografías de 12 Mp con HDR mejorado, tanto en movimiento como parado, con menor desenfoque y un nivel de detalle increíble.

Por último, la cámara sin necesidad se activa a distancia, gracias a sus comandos de voz. La GoPro HERO8 dispone de 14 comandos de voz que te permitirán realizar algunas tareas como encenderla, empezar a grabar o parar la grabación con solo tu voz.

La cámara permite retransmitir en directo hasta a 1080p de calidad. Además, podrás retrasmitir directamente a través de tus redes sociales. 

 

Rendimiento

Estamos hablando de una de las mejores cámaras deportivas de 2020, por lo que su rendimiento es muy bueno. El sistema hypersmooth 2.0, su gran angular y el software de la cámara son capaces de obtener tomas con muy pocos movimientos bruscos y casi sin vibraciones.

Incluso en el modo Boost del estabilizador, que solo es posible utilizar a 60 fps o menos y que recorta un 10% de las esquinas, ofrece una de las mejores calidades de la industria.

 

Comprar en Amazon - Precio (€379,99)

 

 

 

 

2. Victure AC800 Cámara Deportiva WiFi 4K 

 

Si te estás preguntando qué cámara deportiva comprar, esta es una gran opción. Se trata de una cámara impermeable, que soporta la inmersión hasta 40 metros dentro del agua para tomar fotografías o vídeos, ideal para los amantes de los deportes de agua y del submarinismo. Además, es la mejor cámara deportiva en relación calidad precio de nuestra selección.

Es muy completa y dispone de control remoto y WiFi incorporado que te permitirá tomar fotos y vídeos desde una distancia de hasta 10 metros. Con la función WiFi podrás descargar las imágenes de la cámara a tu teléfono a través de la aplicación LIVE DV y podrás editarlas o compartirlas en cualquier red social.

Ofrece la posibilidad de grabar vídeos en Ultra HD 4K (a 30 fps) y tomar fotografías a una resolución de 20 MP, lo que la convierte en la mejor cámara deportiva por 100 euros, siendo de las más baratas de esta selección.

Comprar en Amazon - Precio (€75,99)

 

 

 

3. DJI Osmo Action Cam Cámara Digital con 11 mm

 

Si te estás preguntando cuál es la mejor cámara deportiva, la DJI Osmo Action Cam podría ser la respuesta. Dispone de un sello impermeable y una capa de recubrimiento hidrófobo en la pantalla trasera, por lo que podrás sumergir la cámara hasta 11 metros de profundidad y grabar tus aventuras bajo el agua. El objetivo repele el agua, el aceite, la suciedad y las pequeñas partículas para mantenerse siempre listo y limpio.

El sistema de baterías ha sido diseñado para funcionar en cualquier condición, ya sea fríos extremo (incluso por debajo de los -10 ºC) o en condiciones de calor. Dispone de un sistema de disipación de calor diseñado para aumentar un 16% su eficiencia y poder grabar durante más tiempo.

Cuenta con varios modos de grabación creativos como Slow Motion 8x, tiempo de exposición configurable, Timelapse e intervalos de grabación. No es una de las cámaras más baratas del mercado, pero merece la pena pagar por sus prestaciones.

Comprar en Amazon - Precio (€299,13)

 

 

 

4. Xiaomi Mi Sphere Cámara Deportiva Panorámica 360º

 

La cámara deportiva Xiaomi Mi Sphere dispone de una lente de gran angular con prisma reflectante. Las cámaras panorámicas pueden crear puntos muertos según el tamaño del propio cuerpo, pero gracias a sus dos lentes de ojo de pez de 190º con apertura de F2.0 se ha eliminado este problema.

La cámara también dispone de certificación IP67 contra polvo y agua, por lo que estará protegida de estos elementos. Para mayor seguridad ha sido testada en entornos agresivos con temperaturas extremas que van desde los -10 ºC hasta los 45 ºC.

Tiene un EIS estabilizador de 6 ejes que corrige el movimiento en múltiples direcciones, incluso al hacer ski o paracaidismo obtendrás una imágenes nítidas y estables, sin saltos ni vibraciones. 

Xiaomi, gracias a la calidad de sus productos y a sus precios competitivos, es considerada por muchas personas como la mejor marca de cámaras deportivas. Este modelo en concreto, con solo 12 mm de anchura es considerada además la mejor cámara deportiva del momento.

Comprar en Amazon - Precio (€205)

 

 

 

5. National Geographic Action Cam Explorer

 

La National Geographic Action Cam Explorer es una cámara sólida, especialmente concebida para grabar las experiencias deportivas y de aventura. La carcasa ofrece protección contra el agua, permitiendo inmersiones de hasta 30 metros de profundidad. También protege contra el polvo y la arena, lo que facilita el uso en una amplia variedad de entornos.

Permite grabar vídeo a 4K y es compatible con tarjetas de memoria de hasta 64 Gb, lo que permite alargar el tiempo de grabación. La cámara dispone de una batería adicional y un powerbank, que te permitirá seguir grabando y no tener que parar a cargar. 

Tiene conectividad WiFi integrada para transmitir las imágenes y los vídeos a un teléfono, ordenador o tablet y una pantalla táctil LCD de 2,45 pulgadas. 

Comprar en Amazon - Precio (€153,95)

 

 

 

Cómo utilizar una cámara deportiva

 

Las cámaras deportivas te permiten hacer vídeos y fotos en cualquier momento y lugar, capturando tus aventuras y hazañas deportivas. Estas cámaras son ligeras y resistentes, por lo que puedes llevarlas encima mientras practicas deporte sin miedo a romperlas. Algunas están pensadas para sumergirse y pueden captar imágenes maravillosas debajo del agua. Sin embargo, para sacar el máximo partido a estas cámaras debes saber cómo utilizarlas.

Busca los mejores ángulos

No grabes solo en primera persona. Este es un recurso habitual, pero puede ser un poco aburrido. Busca otros ángulos y perspectivas originales que resulten interesantes visualmente y que aporten valor a la grabación. Se creativo y prueba todo tipo de planos como el picado, contrapicado o el plano cenital. No tengas a miedo a forzar la perspectiva, ya que así conseguirás mostrar también todo lo que te rodea.

 

Graba en secuencias

No lo grabes todo en un solo clip, ya que se hará muy largo y puede ser aburrido. Es cierto que resulta más cómodo empezar a grabar y olvidarse, pero solo obtendrás un clip largo de un solo plano. Si quieres resultados profesionales, utiliza diferentes secuencias y realiza un montaje rápido después. Lo ideal es que utilices más de una cámara con perspectivas diferentes, pero se puede hacer también con una sola. Graba diferentes tomas repitiendo la misma acción, varía el plano y monta luego el resultado, alternando los planos.

 

Utiliza los accesorios

Las principales marcas de cámaras deportivas fabrican accesorios para sus cámaras. También existen accesorios universales que puedes utilizar con la mayoría de equipos. Sobre todo, no inventes ni utilices artilugios caseros, ya que podrías tener un problema y romper la cámara.

Formato de vídeo correcto

La mayoría de las cámaras permiten grabar con diferentes formatos de vídeo. Lo más importante que tienes que hacer al usar estos equipos es configurar correctamente la resolución y la velocidad de los fotogramas. Por un lado, las resoluciones más habituales son 4K, 2.7K, 1080p Full HD y 720p HD. En cuanto al número de fotogramas, las cámaras deportivas suelen trabajar entre los 30 y los 60 fps.

Si grabas en 4K obtendrás la mejor calidad, con detalles nítidos y una mayor estabilización de la imagen. Es ideal para grabar en primera persona, para hacer panorámicas y para timelapse, pero utiliza mucha batería. El 1080p Full HD a 50 o 60 fps ofrece el mejor ajuste de vídeo, ya que servirá para grabar a cámara lenta y a terceras personas, además el vídeo resultante tendrá un tamaño razonable.

 

 

 

Preguntas más frecuentes

 

Q1: ¿Cómo usar los accesorios de la cámara deportiva?

Existen muchos accesorios para cámaras deportivas en el mercado. Entre todos ellos quizá el más importante sea el estuche de viaje. Estos estuches te permiten guardar el equipo y también algunos accesorios. Los hay en diferentes tamaños, rígidos o no. Algunos sirven simplemente para guardar la cámara, mientras que otros están pensados para su transporte.

Las cámaras se alimentan con baterías. Si sueles grabar en 4K sabrás que duran poco, por lo que siempre conviene tener una (o varias) de repuesto. Es imprescindible que siempre dispongas de una batería cargada para no perder ningún detalle. A la hora de escoger la batería fíjate en los miliamperios que tiene, ya que deben ser lo adecuados. 

Muchas cámaras deportivas pueden accionarse a distancia mediante el teléfono móvil, pero otras carecen de esta opción. Si necesitas accionarla desde la distancia, puedes comprar un mando que te servirá para tomar instantáneas o para empezar a grabar. 

Estos equipos están pensados para acompañarte en tus aventuras, por lo que se utilizan en actividades peligrosas, con mucho movimiento y con riesgos altos. Aunque de por sí son duras, conviene hacerse con alguna carcasa que las proteja de los golpes, las caídas y el agua. De la misma forma, debes utilizar los arneses y las sujeciones más cómodos que te permitan ajustar la cámara al pecho, la espalda o incluso al casco y que no te estorben al moverte.

Algunas marcas venden todos estos accesorios en cómodos kits y hay algunos modelos que incluyen muchos de ellos en la compra. 

 

Q2: ¿Para qué sirve el WiFi en la cámara deportiva?

Las cámaras deportivas tienen pantallas traseras muy pequeñas. Cuando estamos fuera grabando, no siempre tenemos tiempo para parar y enganchar el cable, por lo que puede que estemos perdiendo detalles en las fotos y vídeos que tomamos. Una cámara con WiFi puede conectarse al móvil o a una tablet, de esta forma podrás previsualizar las imágenes que has tomado y ver si merece la pena quedártelas o realizar una toma nueva.

Estos equipos con conexión WiFi también te ofrecen la posibilidad de publicar tus vídeos e imágenes directamente en las redes sociales. Algunos modelos como el GoPro HERO8 ofrecen incluso la posibilidad de retransmitir los vídeos directamente en Facebook y otras redes. Con esta conexión puedes compartir una imagen o un vídeo directamente a WhatsApp o puedes realizar copias de seguridad en la nube.

También nos ofrece la posibilidad de trabajar sin cables, algo que siempre se agradece. De esta forma, la cámara se conecta directamente al ordenador y permite descargarlas rápida y cómodamente. El WiFi también permite utilizar las aplicaciones que muchos fabricantes han desarrollado para sus cámaras y que permiten manejarlas a distancia o editar las imágenes directamente desde nuestro teléfono móvil.

 

Q3: ¿Qué microSD comprar para la cámara deportiva?

Las tarjetas de memoria microSD son uno de los mejores y principales accesorios de toda cámara deportiva. Siempre vas a necesitar una de estas tarjetas para grabar, ya que las cámaras no cuentan con memoria interna. 

Dentro de las tarjetas microSD encontrarás varios modelos como las SDHC o las SDXC, cuya gran diferencia radica en la capacidad de cada una. La SDHC tiene una capacidad de entre 4 y 32 Gb y un formato predeterminado de FAT32. Las SDXC tienen mayor capacidad, de 64 GB a 2 TB y su formato es el exFAT.

La velocidad de grabación es otro factor que se debe tener en cuenta a la hora de escoger una tarjeta de memoria. Por ejemplo, una tarjeta de clase 4 con una tasa de escritura de 4Mb/S no será suficiente para grabar un vídeo Full HD 1080p a 60fps. Por tanto, siempre se debe buscar tarjetas microSD de clase 10 que aseguran la mejor velocidad.

Algunas marcas como GoPro recomiendan en su página web oficial las tarjetas SanDisk Extreme para sus modelos HERO, ya que ofrecen una alta calidad de imagen y son capaces de soportar la velocidad de transferencia alta de estas cámaras.

 

Q4 ¿Cómo usar la cámara deportiva como webcam?

Muchos usuarios utilizar las cámaras deportivas como webcam, debido a que les atrae el efecto ojo de pez para hacer las videoconferencias o directos. Es una buena forma de aprovechar una cámara antigua. Algunos equipos incluyen esta opción de forma nativa, por lo que solo tendrás que conectarla al ordenador mediante USB y escoger la opción, configurarla y estará lista para usarse.

Si no es el caso, es necesario que la cámara disponga de algún tipo de salida de vídeo, ya sea HDMI o microHDMI o incluso salida analógica, si es una cámara antigua. Una vez listo, deberás hacerte con una tarjeta capturadora de vídeo (si tu ordenador no la tiene), ya que necesitarás capturar el vídeo del HDMI y enviarlo al ordenador.

Una vez configurado, deberás seleccionar la capturadora y la salida de vídeo correcta en la aplicación y empezar a usar la cámara deportiva como webcam. Muchas cámaras tienen salida de vídeo a 1080p y 30 fps por segundo, aunque algunos modelos disponen de 60 fps.

 

 

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status