Los 8 Mejores Pilas AA de 2020

Última actualización: 26.05.20

 

Pilas AA – Guía de compra, Opiniones y Análisis

 

Pese a que cada vez son más los productos equipados con baterías USB, las pilas AA siguen teniendo una importante presencia en todo tipo de dispositivos electrónicos. Equipos que requieren de un suministro de energía eficiente, duradero y de calidad. Para lograrlo, nada mejor que recurrir a productos como las pilas recargables Peak Power 2600 Series. Un producto de 2.300 mAh de capacidad y con un adecuado rendimiento en todo tipo de equipos. Si prefieres unas pilas alcalinas AA, puedes recurrir a las AmazonBasics Performance, dotadas de una tecnología japonesa de alto rendimiento y que mantienen mejor la carga sin importar el calor ni otros inconvenientes.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

Guía de compra 

 

Las pilas AA son un producto necesario para alimentar de energía todo tipo de dispositivos, que van desde relojes y mandos a distancia a controles de videoconsolas o incluso transistores o radios. Puesto que cada dispositivo tiene unas características diferentes, el mercado ofrece una amplia gama de productos, tal como podemos comprobar en cualquier comparativa de pilas AA que tengamos a nuestro alcance. Para que comprar pilas AA buenas y económicas te sea más fácil, te damos algunos detalles sobre las características en las que debes fijarte a la hora de hacer tu compra.

Recargables o no recargables

La primera cuestión sobre la que debemos decidir es si vamos a utilizar pilas recargables o pilas convencionales. Una cuestión importante tanto para nuestro bolsillo como para el medio ambiente. Empezando por lo económico, hay una diferencia considerable entre cuánto cuesta una pila AA convencional respecto de una recargable. Pero lo cierto es que la cantidad de usos de la segunda compensa ese importe sobradamente.

Respecto del medio ambiente, el planteamiento viene siendo el mismo. Si en vez de fabricar una gran cantidad de pilas convencionales fabricamos solo una pila recargable, es obvio que el medio ambiente se va a alegrar. Incluso considerando los costes medioambientales que implica fabricar una de estas pilas recargables, las mismas siguen siendo una buena opción si se usan con inteligencia.

Dicho esto, queda decidir qué nos conviene. Algo en lo que el uso que le demos a la pila es clave. Si queremos pilas para dispositivos de poco consumo y con largos periodos de cambio, tales como relojes, despertadores o mandos a distancia de TV, entonces las pilas convencionales son la mejor opción. Sin embargo, si las usamos en productos de alta demanda y uso intensivo, tales como juguetes infantiles, mandos de consolas o multímetros, entonces la mejor opción es usar pilas recargables.

 

El compuesto

Las pilas AA almacenan energía gracias a los diferentes compuestos químicos que se alojan en su interior. Dependiendo del tipo de pila de la que estemos hablando, la misma usará un compuesto u otro. Pero incluso entre pilas del mismo tipo, recargables o convencionales, los compuestos tienen su importancia. Por eso, este es el segundo apartado de nuestra guía para comprar las mejores pilas AA.

Empezando por las pilas convencionales, las más baratas y habituales son las salinas. Son productos económicos y adecuados para dispositivos de poca demanda, aunque cada vez están más en desuso. A cambio, suelen usarse con más frecuencia las pilas alcalinas, donde se mezcla zinc y dióxido de manganeso. Estas pilas tienen una mayor capacidad y durabilidad, aunque también a mayor precio. Finalmente destacamos las pilas de litio, con un voltaje que puede llegar a los 3 voltios, una larga vida útil y un buen rango de temperaturas.

En el lado de las pilas recargables, encontraremos los modelos de Níquel Cadmio como nuestro primer destacado. Sin embargo, no es para recomendarlos sino para evitarlos, pues son muy contaminantes y además se ven afectados por el efecto memoria. A cambio, sí convienen las pilas NiMH, que apenas tienen efecto memoria y cuentan con una mayor resistencia de carga.

Entre sus inconvenientes, un mayor tiempo de carga y el hecho de que se descargan más rápido. El tercer compuesto es el de las baterías de Litio, similar al de las baterías de los móviles. Son pilas ligeras, de alta capacidad de carga y gran rendimiento, aunque también son caras. Recomendables para los usos más exigentes.

Otros aspectos de interés

Una vez que hemos revisado los puntos básicos de una pila, veamos el resto de detalles que debemos considerar a la hora de comprar pilas AA. Uno de estos detalles es la capacidad de carga de la pila. Una capacidad que varía conforme al compuesto, tal como hemos comentado. Cuanto mayor sea la capacidad, más energía ofrece la pila y menos frecuente será su cambio. No obstante, la capacidad que indican los fabricantes no siempre se cumple.

Otro aspecto importante, en este caso de las recargables, es la capacidad de recarga. A medida que estas pilas se usan, van gastando ciclos de carga y, una vez cumplidos los mismos, la pila deja de cargar. En este aspecto, los productos más efectivos son los de Níquel Cadmio, los más antiguos, que pueden llegar a 2.000 ciclos de carga. Respecto de las pilas de Litio y las NiMH, estas rondan de 500 a 1.200 ciclos, según el uso.

Finalmente, para todas las pilas, conviene ver la velocidad de autodescarga de la pila. Esta velocidad implica una pérdida progresiva de energía durante el almacenamiento. De nuevo, este parámetro es variable tanto para las pilas convencionales como las recargables, así que convendrá buscar que este parámetro sea lo más bajo posible.

 

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
DMCA.com Protection Status