fbpx

Las mejores almohadillas eléctricas

Última actualización: 19.09.19

 

Almohadilla eléctrica – Guía de compra, Opiniones y Análisis en 2019

 

Tanto para mejorar tu comodidad como para realizar tratamientos concretos de calor, las almohadillas eléctricas son perfectas. Especialmente los modelos modernos que cuentan con todas las medidas de seguridad necesarias, así como diseños que permiten poder ajustarlos a la zona a tratar, de modo que el efecto del calor sea aún más eficiente. Uno de los modelos que te recomendamos considerar es el MaxKare 102LS. Esta almohadilla tiene una textura suave para que te sea cómoda de utilizar y también un sistema para graduar la temperatura dependiendo de la intensidad de tu incomodidad. El segundo producto más recomendable del momento es la almohadilla Beurer HK58LED, que ha sido diseñada especialmente para el tratamiento de la zona lumbar con un modelado específico. No obstante, el producto puede usarse sobre cualquier parte del cuerpo, ofreciendo seis niveles diferentes de potencia y un sistema de apagado de seguridad que evita que la almohadilla se quede encendida accidentalmente.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

¿Cuál es la mejor almohadilla eléctrica del mercado?

 

La almohadilla eléctrica es el complemento perfecto tanto para calentarse en invierno como para tratar con calor local ciertos problemas óseos o musculares. La evolución de este producto lo ha convertido en un elemento clave para el tratamiento de muchas dolencias. Para saber más sobre las mismas te recomendamos que sigas leyendo esta guía para comprar la almohadilla eléctrica donde conocerás qué novedades presentan los modelos modernos frente a los tradicionales, así como sus aplicaciones específicas.

mujer utilizando una almohadilla eléctrica Bosch

Guía de compra

 

Forma y tamaño

Frente al diseño tradicional de la almohadilla eléctrica rectangular de toda la vida actualmente encontramos estos mismos modelos pero también otras variables interesantes. Entre ellas destacamos los modelos que sirven tanto para la aplicación directa sobre el cuerpo como de calientacamas, gracias a su gran superficie de contacto.

Otros modelos nos ofrecen un sistema de aplicación directo para zonas concretas del cuerpo, como los chalecos que se colocan sobre pecho y espalda y calientan la parte superior de la misma, como los modelos ergonómicos diseñados para tratar con calor la zona lumbar y otras formas de la espalda. Por tanto conviene optar por el modelo más adaptado a tus necesidades y, si no lo tienes claro, optar por un modelo tradicional que puede adaptarse a prácticamente cualquier uso que precises.

 

Niveles de potencia

Uno de los elementos más importantes a la hora de establecer el uso de esta almohadilla son los niveles de potencia que ofrece. Y hablamos de niveles porque deben ser varios los que disponga, de manera que puedas adaptar la intensidad del calor al uso concreto que le estés dando.

Generalmente una almohadilla eléctrica ofrece al menos dos niveles de intensidad, con una potencia máxima en torno a los 100 vatios para los modelos tradicionales. Si el tamaño de la almohadilla es mayor, o en los modelos de chaleco, la potencia puede elevarse hasta unos 200 vatios.

Los modelos más grandes cuentan con más niveles de ajuste e incluso la posibilidad de calentar por zonas concretas. En cualquier la potencia es importante porque también es lo que establece cuanto cuesta poder utilizarla en términos de consumo de energía y del coste relacionado con la misma.

10

Seguridad

La evolución de las almohadillas eléctricas que ya hemos mencionado ha venido acompañada de una importante mejora en seguridad. Una seguridad que entre otras cosas impide que la aplicación y uso del producto sobre la piel puede provocar quemaduras y otros daños tal como ocurría con alguno de los productos más antiguos.

Esta situación se evita actualmente con materiales que evitan el contacto de calor directo con la piel así como con termostatos que evitan un calentamiento excesivo del metal a la hora de funcionar. Este sistema también evita riesgos como los de incendio, cuando se utiliza como calientacamas.

Otro riesgo que ha desparecido en los modelos modernos es el derivado de la sobretensión eléctrica. Para ello cuentan con un sistema de protección especial que evita que el equipo pueda sobrepasar la tensión prevista mediante un sistema de fusibles, activándose también cuando la almohadilla eléctrica se moja o humedece.

Estas funciones son básicas para tu seguridad, por lo que deberías eliminar de tu comparativa de almohadillas eléctrica cualquier modelo que no cumpla con las mismas, por barato que sea.

 

¿Cuál es la mejor almohadilla eléctrica del 2019?

 

De todos es sabido que el calor proporciona un efecto calmante y sedante que ayuda a aliviar los dolores y el cansancio. Si has pensado en adquirir una almohadilla eléctrica, chequea estos muy solicitados modelos.

 

Productos Recomendados

 

La mejor manta eléctrica lumbar

 

Maxkare 102 LS

Ventaja principal:

El modelo 102LS de MaxKare tiene la ventaja de que te permite seleccionar la temperatura, además de ofrecer un sistema de calentamiento rápido y desactivación por inactividad para aumentar su seguridad al utilizarlo.

 

Desventaja principal:

Para el gusto de algunos usuarios, esta almohadilla no calienta lo suficiente como para el tratamiento de dolores crónicos, por lo que si eso es lo que necesitas, quizá debas considerar otra alternativa.

 

Veredicto: 9.7/10

Con la compra de esta almohadilla podrás hacerles frente a las noches de invierno, así como también a los malestares musculares gracias a su practicidad, termostato y tacto agradable.

Comprar en Amazon - Precio (€21,99)

 

 

Caracteristícas Principales Explicadas

 

Diseño

Las almohadillas eléctricas son un dispositivo que podría serte muy útil si sufres de frío en el invierno, aun con el radiador encendido. Si te interesa adquirir una de estas pronto, te aconsejamos tener el diseño en cuenta para evitar una mala inversión.

La marca MaxKare ofrece una almohadilla eléctrica que es bastante práctica. El equipo tiene unas dimensiones de 30 x 60 centímetros, por lo que puede cubrir tu espalda completa sin problemas. También podrías colocarla sobre tus piernas para relajar los músculos o sobre el vientre si tú o tú pareja tienen dolores menstruales, ya que el calor los aliviará.

La almohadilla de MaxKare es de color azul y su tejido es agradable al tacto, por lo que te será cómoda de sentir sin importar en qué zona de tu cuerpo la coloques, además de poder compartirla con tu pareja por su diseño unisex.

Materiales

Cuando se desea comprar una almohadilla eléctrica, los materiales de fabricación son de vital importancia a considerar para poder escoger un modelo seguro, confortable y fácil de usar. Por ende, esta es la segunda característica que te aconsejamos evaluar.

En el caso de la almohadilla 102LS, nos encontramos con un producto de buenos acabados que parece proveer del nivel adecuado de desempeño. El sistema calefactor está recubierto por una funda de tejido de gamuza que lo hace muy suave al tacto. Además, esto también le proporciona flexibilidad a la almohadilla para que puedas colocarla cómo y dónde quieras.

Otra de las ventajas que ofrece este modelo es que esta funda de gamuza puede retirarse del equipamiento y ser lavada en máquina, así que no te preocupes por si se ensucia con algún líquido o alimento, ya que podrás mantenerla limpia y libre de malos olores con facilidad.

 

Funciones

Para algunos compradores, las funciones de la almohadilla eléctrica es uno de los factores decisivos para realizar su compra. Por lo tanto, te aconsejamos buscar información acerca del modelo que te interesa para así saber si será capaz de satisfacer tus necesidades.

El equipo de la marca MaxKare cuenta con un sistema de calentamiento rápido para que se emplee la potencia máxima y así alcanzar la temperatura adecuada más rápidamente. Asimismo, también posee un termostato con el que podrás seleccionar la temperatura y así elegir aquella con la que te sientas más cómodo según la temperatura del ambiente y tu sensibilidad.

En cuanto a la seguridad, te agradará saber que, además de tener un cable de alimentación de 2,3 metros para libertad de movimiento, la almohadilla también cuenta con un sistema de detección de inactividad que desactivará el equipo después de 1,5 horas.

 

Comprar en Amazon - Precio (€21,99)

 

 

 

Beurer HK58LED

 

2.Beurer HK58LEDSi estás interesado en conocer cuál es la mejor almohadilla eléctrica Beurer, el modelo HK58LED puede ser tu mejor opción. Esta es una almohadilla blanda y esponjosa, confeccionada en microfibra de felpa, lo cual la hace transpirable, flexible y agradable al tacto, e incluye una funda de algodón extraíble y lavable a máquina a 30 °C.

Está diseñada en forma anatómica para cubrir toda la espalda y el cuello para que puedas tratar las zonas lumbar y cervical simultáneamente, para ello cuenta con un tamaño extra grande de 62 x 42 cm y dispone de un cinturón a nivel de cintura y cuello, para que puedas ajustarlo cómodamente.

Trabaja con una potencia de 100 W para desarrollar 6 niveles diferentes de temperatura, los cuales puedes visualizar en un indicador luminoso. Cuenta además con un sistema de calentamiento rápido y apagado automático a los 90 minutos de funcionamiento, para que puedas adaptarla a cualquier necesidad.

Según los usuarios, Beurer es la mejor marca de almohadillas eléctricas, así que te presentamos las ventajas e inconvenientes de este modelo suyo.

button-opinion

 

Comprar en Amazon - Precio (€39,38)

 

 

 

Bosch Pfp5230 

 

3.Bosch Pfp5230Entre las mejores almohadillas eléctricas del 2019, también encontramos el modelo PFP5230 de la marca Bosch, el cual cuenta con un diseño flexible, especialmente ideado para ajustarlo en la zona lumbar.

El elemento térmico de esta almohadilla mide 25 cm de ancho y 60 cm de largo y se adapta cómodamente al contorno de la parte baja de la espalda a través de un cinturón con velcro. Trabaja con una potencia de 60 W, calienta rápidamente con una distribución uniforme del calor, y cuenta con 3 niveles de temperatura.

La funda exterior es de 100% algodón lavable, a máquina con agua y jabón suave y a menos de 40 °C. Para mayor seguridad, cuenta apagado automático a los 90 minutos de funcionamiento. El cable de conexión cuenta con 3 metros de longitud para mayor comodidad.

Realizar una compra presupuestada de la mejor almohadilla eléctrica por 30 euros no es nada difícil, porque este modelo de Bosch se adapta a esta categoría. He aquí sus beneficios y desventajas.

button-opinion

 

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Beurer HKCONFORT 

 

4.Beurer HKCONFORTOtro modelo Beurer que se incluye entre las opciones más baratas y que resulta una buena elección al buscar la mejor almohadilla eléctrica es el HKCONFORT.

Esta almohadilla está confeccionada en microfibra de felpa lo cual la hace flexible, transpirable y agradable al tacto. Tiene un tamaño de 44 cm de largo y 33 cm de ancho, con un diseño plano, para que puedas fácilmente ajustarlo a cualquier posición y aplicarlo a cualquier parte del cuerpo.

Cuenta con calentamiento rápido para alcanzar la temperatura deseada en menos de 10 minutos. Posee un control de temperatura electrónico con el cual puedes ajustar hasta 3 niveles de calor a través de un interruptor deslizable.

Por seguridad cuenta con la función de desconexión automática que detiene el suministro de calor al transcurrir 90 minutos de funcionamiento. Se puede lavar a máquina en un programa de lavado suave a 30 °C, sin meter en secadora.

La almohadilla electrónica más barata del mercado es, de acuerdo a la opinión de los usuarios, la Beurer HKCONFORT. Echa un vistazo a sus puntos a favor y en contra:

button-opinion

 

Comprar en Amazon - Precio (€21,49)

 

 

 

Bosch Pfp5030

 

5.Bosch Pfp5030El modelo PFP5030 de Bosch es una almohadilla eléctrica cervical especialmente diseñada para el tratamiento de los dolores cervicales y de espalda causados por las actividades deportivas.

Sus dimensiones son 40 cm de ancho y 56 cm de largo, con un diseño anatómico parejo de manera tal que cubre el cuello y la espalda. Para lograr un apropiado ajuste cuenta con tiras elásticas adaptables para mayor comodidad.

Trabaja con una potencia de 60 W y cuenta con 3 niveles de temperatura fácilmente ajustables a través de un sencillo control electrónico. Alcanza la temperatura seleccionada rápidamente y distribuye el calor de forma equilibrada por toda la almohadilla. Dispone de una funda de algodón lavable.

El cable de conexión posee una longitud de 3 metros para facilitar el alcance a cualquier tomacorriente. A los 90 minutos, después de iniciado su funcionamiento, se apaga automáticamente por razones de seguridad.

Para que puedas decidir cuál almohadilla eléctrica comprar, te recomendamos conocer los siguientes pros y contras, pertenecientes al modelo Bosch Pfp5030, que también ha sido promovido por los usuarios.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Cómo utilizar una almohadilla eléctrica

 

Este producto de calor-terapia (o termoterapia) consiste en una almohadilla habitualmente rectangular, recubierta en material textil (generalmente, se trata de algodón u otro tejido que no produzca alergias), que se coloca directamente sobre diversas partes del cuerpo humano, con el objetivo de aliviar dolores o tensión muscular.

mujer utilizando almohadilla eléctrica para el cuello y los hombros

Diferentes tipos y funciones

Los modelos más sofisticados ofrecen formas más ergonómicas que la clásica rectangular, diversidad de tamaños y materiales como las microfibras transpirables y flexibles que se adaptan confortablemente a varios contornos de la anatomía. Existen fundas extraíbles que soportan su limpieza en lavadoras.

Los niveles de temperatura también ofrecen más opciones. Algunos modelos vienen con temporizador, que te permite programar su tiempo de uso y apagado de seguridad cuando el termostato detecta sobrecalentamiento. Un cable conector más largo te brinda mayor practicidad, sin tener que apelar al uso no recomendado de extensiones eléctricas que pueden causar sobretensión.

Muchos usuarios utilizan las almohadillas como calentadores de su cama y, a tal efecto, hay modelos de mayor tamaño. Dentro de las “especialidades” de este producto existen las termo-almohadillas cervicales que puedes usar como un confortable chaleco completamente ajustable.

 

Regulación de la temperatura

Una vez seleccionada la almohadilla que mejor se adapta a tus requerimientos, lo más recomendable es comenzar a utilizarla de menor a mayor intensidad, dosificando tanto su temperatura como el tiempo en que la apliques. Empieza con lapsos de diez minutos a baja temperatura, para ver cómo reacciona tu cuerpo.

Tras un receso no menor de 5 minutos, puedes ir incrementando –de ser necesario– la temperatura y el tiempo de aplicación sin llegar a exceder los 20 minutos. El receso, ahora, será de un mínimo de 10 minutos y podrás, entonces, tener otra exposición al producto no mayor de 20 minutos.

 

Precauciones

Hay que extremar precauciones, en cuanto a la dosificación de tiempo y temperatura del producto, con niños (consulte al pediatra, primero), embarazadas, personas convalecientes e individuos de la tercera edad. En líneas generales, la almohadilla eléctrica tiene que aplicarse solamente sobre la zona determinada donde tengas dolor o tensión muscular.

De ninguna manera hay que utilizarla indiscriminadamente. Después de su uso, hay que tomar previsiones para evitar corrientes de aire, “golpes de viento” y correr el riesgo de gripes y constipados.

Mantenimiento de la almohadilla eléctrica

A pesar del termostato y el temporizador, no puedes confiarte durante la utilización de este producto (eléctrico y térmico), con la posibilidad de quedarte dormido, dado el confort, alivio y sopor que ocasiona su aplicación. Por ello se sugiere la presencia de otra persona durante su uso.

Una vez finalizada la sesión, hay que desconectar de la fuente de energía eléctrica, limpiar y resguardar debidamente la almohadilla para preservar su buen estado y garantizarte su futuro funcionamiento.

 

Dosificación de la temperatura

Para dosificar aún más el calor de la almohadilla, puedes evitar su aplicación directa sobre tu cuerpo colocando, de por medio, una sábana de algodón 100%. Esto se recomienda para personas con pieles especialmente sensibles. También puedes utilizar este producto para calentar tu cama, colocándola encima de las sábanas durante un tiempo prudencial antes de acostarte. Asegúrate de desconectar la almohadilla cuando te dispongas a dormir.

 

 

 

Las marcas más populares

 

Tanto si no te gusta pasar frío en la cama como si necesitas un tratamiento con calor para tratar tus músculos las almohadillas eléctricas se convierten en tus mejores aliados. Estos productos han superado los problemas del pasado, con los riesgos de quemaduras y sobrecargas, para convertirse en productos seguros e incluso adaptados a tu cuerpo para un mejor tratamiento. Si buscas renovar tu almohadilla eléctrica en las tres marcas que te presentamos tienes propuestas de primer nivel.

 

1.Beurer

 

Frente a otras compañías que proceden del sector del pequeño electrodoméstico, la experiencia de Beurer, con casi 100 años de tradición a sus espaldas, procede del sector médico. Un sector donde la compañía diseña todo tipo de dispositivos médicos domésticos tales como pulsómetros, medidores de azúcar, básculas y todo tipo de productos relacionados con la termoanalgesia como las almohadillas eléctricas. Además de su amplia experiencia la marca es conocida por su probada calidad típicamente germana, que le da carácter a todos sus productos para que dispongas siempre de lo mejor.

Una de las ventajas que esta marca ofrece, por su carácter médico, es que además de las almohadillas tradicionales de diseño rectangular, también dispone de productos específicamente diseñados conforme al tratamiento para el que se las requiere. En su catálogo podemos encontrar pues cinturones lumbares con calor, mantas preformadas para tu espalda e incluso calientapiés si no quieres que el frío te afecte demasiado. Siempre además con la seguridad de un dispositivo médico y los 100 años de experiencia de la marca.

 

2.Bosch

 

Quizá te sorprenda encontrar esta marca en este análisis, ya que Bosch es conocida, entre otros productos, por sus herramientas, electrodomésticos e incluso repuestos para el automóvil. Pues bien, la compañía también dispone, dentro de su línea de cuidado personal, de una cuidada oferta de almohadillas eléctricas tanto tradicionales como específicas o de tipo deportivo.

En estos productos se encuentra toda la historia y tradición del grupo, con un compromiso tradicional por la calidad que ha servido para posicionar a la marca como un referente de calidad, especialmente en el sector electrónico y del pequeño y gran electrodoméstico. Analizando en detalle sus productos encontramos que sus almohadillas eléctricas cuentan con materiales suaves, protectores frente a los excesos de tensión y de calor para evitar quemaduras y diseños muy agradables.

En el caso de los modelos estáticos o deportivos, estos diseños están pensados para envolver la espalda o la zona lumbar, de manera que la aplicación del tratamiento sea mucho más efectiva. Algo realmente novedoso para una empresa que fue fundada en 1886 y cuyo primer producto fueron los sistemas magnéticos para los motores de gas de la época.

 

3.Ufesa

 

Como uno de los principales protagonistas del mercado de pequeños electrodomésticos y con amplia experiencia en el mismo, no es extraño que al hablar de almohadillas eléctricas hablemos de Ufesa. Este producto básico en cualquier hogar lleva mucho tiempo dentro del catálogo de esta compañía vasca y ha sabido resistir, tanto la marca Ufesa como el producto, al paso de los tiempos. En el caso de la marca sí es cierto que el camino ha sido complicado ya que ha tenido que soportar los envites de la pujante competencia china, para lo que se integró dentro del grupo BSH, junto a otras marcas tradicionales del sector.

Y en el caso del producto ha llevado a cabo la evolución necesaria, especialmente en diseño y seguridad, para que sus almohadillas eléctricas se encuentren adaptadas a los nuevos tiempos y sean no solo los calientacamas que tradicionalmente eran, sino las piezas de tratamiento mediante calor que son hoy día.

 

 

» Revisa la información de años anteriores

 

Las mantas eléctricas lumbares, son un aliado excelente al momento de aliviar alguna dolencia. Es por ello que al pensar en su adquisición, es vital conocer su funcionamiento y algunas de sus principales especificaciones, tal es el caso de la potencia con la que ha sido provista, dimensiones de la superficie y material de elaboración.

La materia prima en la cual han sido elaborados debe poseer tanto resistencia al calor como un buen nivel de propagación de la temperatura, esto con la finalidad de aprovechar al máximo el funcionamiento del equipo. Además, es importante que la almohadilla tenga una buena transpiración, aportada por la constitución interna de la misma.

En cuanto a las dimensiones, hablamos de medidas que se adapten totalmente a la anatomía de los distintos usuarios, incluyendo de igual forma el peso de la manta. Razón por la cual el equipo no puede ser demasiado grande, para poder amoldarse adecuadamente al área torácica, cervical y/o lumbar de los usuarios.

Por otra parte, tenemos el tema de la potencia. Es vital que la fuerza de trabajo sea chequeada, ya que de ella dependerá el rendimiento y buen funcionamiento de la manta. Es idóneo que la misma cuente con un sistema de regulación de la temperatura, igualmente con un cable de alimentación de energía, el mismo lo suficientemente largo para no causar molestias al momento de la realización de cada una de las terapias.

Es importante que los usuarios realicen una comparativa de las características presentes en los distintos equipos existentes en el mercado, con el propósito de llevar a casa el mejor modelo de mantas eléctricas lumbares. Para ello, les dejamos a continuación tres modelos junto a sus principales características, los cuales se han hecho notar entre los compradores por su calidad, potencia, diseño y versatilidad de uso.

 

Productos Recomendados

 

Ufesa AL5527

 

Ufesa es una renombrada marca que en esta oportunidad incorpora al mercado las mantas eléctricas lumbares modelo AL5527, las mismas cuentan con una elaboración en material textil de algodón conjuntamente con PVC, razón por la cual brindan una alta comodidad, transpiración y durabilidad.

La almohadilla posee un peso de 408 gramos y unas dimensiones estipuladas en 32,4 x 18,2 x 4,8 centímetros respectivamente, por lo que su colocación en el área lumbar no representará ninguna molestia para el usuario.

De igual forma, las anteriores estipulaciones permitirán que el producto sea almacenado con rapidez y sin ocupar un gran espacio.

Por otra parte, y ahora haciendo hincapié en el tema de la potencia con la cual ha sido provista esta manta, tenemos que ofrece 100 vatios de fuerza de trabajo regulados en 3 niveles de temperatura, que se adaptan a las necesidades de intensidad de calor requeridas por los distintos usuarios.

 

 

 

Bosch PFP5230

 

Con una ligera estructura de apenas 621 gramos de peso, para conformar una superficie de 25 x 60 centímetros, es como la reconocida marca de renombre a nivel mundial Bosch presenta en el mercado el modelo Bosch PFP5230 perteneciente a su línea de mantas eléctricas lumbares Bosch.

Dicho equipo cuenta con una fuerza de arranque de 60 vatios, con los cuales los usuarios podrán disfrutar de hasta un máximo de 3 niveles de calor, por lo que será posible seleccionar entre la temperatura baja, media o de ser necesario la modalidad alta.

Entre otras especificaciones es prudente indicar a los compradores que el cable de alimentación de energía posee un largo de 3 metros, brindando la máxima comodidad para su adecuada utilización.

De igual forma, el equipo incorpora un sistema de autoapagado que se activa a los 90 segundos, como medida de seguridad y a fin de prever algún tipo de sobrecalentamiento.

 

 

 

KENEX

 

Las mantas eléctricas lumbares de KENEX cuentan con una fuerza de trabajo estipulada en 60 vatios para una alimentación energética que dista de 220 a 240 voltios, lo que es igual a 50 Hz, pudiendo generar hasta un máximo de 3 temperaturas distintas: baja, media, alta.

En cuanto a la estructura de la superficie, se trata de un juego de dimensiones largo y ancho estipulado en 40 x 32 centímetros respectivamente, siendo un espacio adecuado para ser colocado sobre cualquier parte del cuerpo sin causar molestia y por el contrario, logrando aliviar las dolencias tanto musculares como reumáticas.

Ahora bien, estéticamente la manta es de tonalidad azul y el acabado denota resistencia e incluso durabilidad, asimismo es necesario acotar que este diseño posee una funda desmontable, la cual puede lavarse a mano o en máquina para asegurar la pulcritud del producto en cualquier momento, según sea el deseo del usuario.

 

 

 

Bosch Relaxx Therm L

1-bosch-relaxx-therm-l

Ventaja principal:

Te ofrece 3 niveles de temperatura que podrás controlar para ajustar la intensidad del calor que estará en contacto con tu cuerpo, así como también un excelente sistema de seguridad para evitar recalentamientos al utilizarla.

 

Desventaja principal:

Como desventaja principal algunos usuarios comentan en las páginas de reseña que la almohadilla cuenta con un nivel 3 de calor el cual puede ser incómodo de percibir si no se está acostumbrado a altas temperaturas.

 

Veredicto: 9.8/10

La almohadilla eléctrica Bosch Relaxx Therm L podría ser tu mejor opción puesto que cuenta con un calentamiento turbo y una perfecta distribución uniforme de calor, ideal para calentarse en esos días de invierno, así como para tratar ciertos dolores óseos o musculares.

 

 

Caracteristícas Principales Explicadas

 

Seguridad

A la hora de pensar en comprar tu propia almohada eléctrica, debes tomar en cuenta primeramente la seguridad que la misma te pueda ofrecer, ya que es un producto que trabaja con calor, y tomar las medidas necesarias de seguridad es de suma importancia para evitar cualquier tipo de accidente.

En este caso la almohadilla eléctrica Bosch Relaxx Therm L posee un triple sistema de seguridad. Posee un sistema de apagado automático que se activará pasados los 90 minutos luego de haber sido encendida para evitar un recalentamiento o incomodidad por si te quedas dormido.

Cuenta con un panel de mando integrado el cual te permite mediante 3 niveles, elegir la intensidad del calor que requieras, así como también un procedimiento de protección contra el sobrecalentamiento para evitar que el calor producido por la almohada sea excesivo y a su vez promover la distribución uniforme de temperatura a lo largo de la misma.

2-bosch-relaxx-therm-l

 

Potencia y Temperatura

A la hora de tomar en cuenta todos los aspectos necesarios para decidirte por una manta eléctrica también debes considerar la potencia y temperatura que te pueda proporcionar este producto, ya que éstas características juegan un papel fundamental en su buen desempeño.

Cabe destacar que la Bosch Relaxx Therm L ofrece a sus usuarios una potencia máxima de 100 watts que te ayudará a alcanzar la temperatura ideal según el nivel de calor que escojas.

Esto convierte a este producto en una adquisición ideal para esos días en los que acumulas mucho estrés o posees alguna dolencia física, puesto que, gracias a su calor uniformemente distribuido a lo largo de la manta, puedes colocarla sobre la parte del cuerpo que prefieras y de esta manera podrás liberar estrés con más facilidad, así como también mejorar la circulación permitiéndote así estar mucho más relajado y en armonía.

 

Diseño

Hasta ahora son muchos los clientes que han quedado satisfechos con la compra de esta almohadilla eléctrica y no es para menos, pues la marca Bosch se ha caracterizado durante años por la calidad con la que elabora sus productos y en esta oportunidad las almohadillas eléctricas Bosch Relaxx Therm L no son la excepción.

Es importante que sepas que esta almohadilla posee un hermoso diseño en color rojo y por supuesto tiende a ser muy cómoda y suave ya que la funda con la que se encuentra cubierta está fabricada en algodón siendo de esta manera muy agradable al tacto. Si te preocupa si limpieza, te agradará saber que es de fácil extracción para que puedas lavarla con facilidad.

Posee unas dimensiones de 30,5 x 34,5 centímetros las cuales te ayudarán a cubrir la zona de tu cuerpo que prefieras y con un peso de 400 gramos es considerada un producto compacto y muy liviano muy fácil de transportar de un lugar a otro sin inconvenientes.

 

 

Ufesa AL5544

Ventaja principal:

La almohadilla tiene un diseño tipo cinturón que incorpora un par de cintas flexibles con velcro para un ajuste seguro. De esta manera, podrás utilizar el equipo alrededor del abdomen o en la región lumbar, aliviando así cualquier tipo de dolencia.

 

Desventaja principal:

El tamaño de las cintas de ajuste del cinturón es un poco limitado para aquellas personas de complexión robusta, según algunos comentarios encontrados en la web.

 

Veredicto: 9.8/10

Se trata de una almohadilla eléctrica con una estética agradable, potencia de gama alta, tres niveles ajustables de calor y un práctico control incorporado al cable de alimentación con funcionamiento intuitivo.

 

 

Caracteristícas Principales Explicadas

 

Diseño

Se trata de una almohadilla eléctrica con diseño en forma de cinturón, adecuada para ser usada tanto en el área lumbar como abdominal. Esto es posible debido a que incorpora cintas elásticas con cierre de velcro, logrando así un correcto ajuste en estas áreas del cuerpo.

Entre algunas de sus especificaciones destaca su formato alto – ancho correspondiente a 27 x 55 centímetros, la funda exterior confeccionada en textil suave con tratamiento hipoalergénico y el extenso cable de alimentación que incorpora un pequeño mando sujeto a él.

En cuanto al tema del funcionamiento, podemos indicar que es completamente intuitivo, siendo necesario deslizar un pequeño botón dispuesto en dicha área de control para seleccionar el nivel de calentamiento. De esta manera, podrás disfrutar de una temperatura bastante homogénea para el alivio de tus dolencias tras la realización de cada terapia.

 

 

Limpieza y almacenamiento

Una almohadilla eléctrica es un equipo que está en contacto directo con nuestro cuerpo, por lo que la higiene de su estructura es de gran importancia para evitar la proliferación de bacterias y posteriores alergias e irritaciones en la piel. Es por ello que este modelo de la casa Ufesa ha incorporado una funda de textil aterciopelado en color gris con cremallera lateral, logrando extraer el módulo eléctrico de forma rápida y sencilla.

De esta manera, podrás lavar la cubierta, ya sea introduciéndola en una máquina de lavado a un máximo de 40°C o si lo deseas de forma manual. Lo importante es que seas precavido y utilices un detergente suave que no posea blanqueador. Por otra parte, tenemos la bolsa para que almacenes y transportes el equipo con total seguridad, anexada por el fabricante.

 

Potencia y seguridad

El nivel de potencia de un equipo es uno de los principales indicadores de calidad que se pueden asociar con la eficiencia de su funcionamiento, por lo que se trata de una especificación de gran importancia que no puede dejarse pasar desapercibida.

La almohadilla eléctrica Ufesa AL5544 ofrece un alto rendimiento, ya que ha sido provista con una fuerza de trabajo de gama alta equivalente a los 100 vatios, siendo capaz de generar hasta un total de tres etapas diferentes de calor que podrás ajustar, según tus necesidades de uso. Además, tiene una entrada eléctrica que admite de 220 a 240 voltios.

Otra particularidad del dispositivo es la incorporación de un mecanismo de desconexión automática pasados 90 minutos de su puesta en marcha, evitando de este modo cualquier tipo de sobrecalentamiento en el módulo eléctrico.

 

 

Bosch Relaxx Therm L

 

1.1 Bosch Relaxx Therm LLa mejor almohadilla eléctrica de calidad precio de nuestra selección la representa la Relaxx Therm L de la popular marca Bosch. Trabaja con 100 W de potencia para desarrollar 3 niveles de temperatura, con lo cual podrás regular la intensidad de calor según lo que puedas necesitar o soportar.

Es una opción muy adecuada si estás buscando una almohadilla eléctrica lumbar, aunque también es ideal para utilizarla a nivel de la zona cervical, abdominal o pélvica, ya que por sus dimensiones (30.5 x 34.5 cm) podrás cubrir perfectamente cualquier zona del cuerpo que necesites tratar.

Cuenta con calentamiento turbo y una distribución homogénea del calor por toda la superficie, para que puedas aprovechar de inmediato y en su totalidad todas sus prestaciones. Como medida de protección, dispone de un triple sistema de seguridad y apagado automático a los 90 minutos. Incluye una funda exterior de algodón la cual es lavable a máquina, para mayor comodidad.

En caso de que estés pensando adquirir la mejor almohadilla eléctrica del momento, los usuarios recomiendan esta Bosch Relaxx Therm L, cuyas características puedes leer a continuación.

 

Pros

Potencia: Posee 100 W de potencia, que permiten ofrecer un rendimiento adecuado para aliviar ciertas dolencias musculares aplicando calor.

Temperatura: Podrás seleccionar entre tres niveles de temperatura distintos, a fin de realizar una terapia utilizando el calor sobre la zona del cuerpo que desees.

Apagado: Para que puedas usarla con mayor confianza y seguridad, la almohadilla se apaga de manera automática luego de 90 minutos, que es el tiempo máximo de uso continuo que puede tener.

Seguridad: Cuenta con un sistema de seguridad de tres partes, para evitar accidentes o inconvenientes al utilizar la almohadilla.

Compacta: Tiene un tamaño compacto que resulta de gran utilidad al momento de transportarla de un lugar a otro, ya que pesa menos de 500 gramos.

 

 

» Revisa la información de años anteriores

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (23 votos, media: 4.84 de 5)
Loading...
DMCA.com Protection Status