Las mejores camas japonesas

Última actualización: 16.07.18

 

Cama japonesa – Guía de compra, Opiniones y Análisis en 2018

 

Crear un ambiente sencillo y que tenga algunos detalles minimalistas te puede ayudar a evitar distracciones a la hora de dormir. Por otra parte, para descansar adecuadamente también es esencial que cuentes con una cama cómoda, donde logres mantener una buena posición y tu cuerpo tenga el respaldo suficiente. Las camas japonesas te ofrecen ambas cosas, porque son ergonómicas, sin dejar de ser modernas y elegantes. Asimismo, sus diseños no solo se ajustan a las personas de Japón, es decir, usuarios seguidores de su cultura también disfrutan de ellas. La Beliani 20555, por ejemplo, es un modelo de color blanco que tiene un diseño minimalista, el cual aportará elegancia a tu habitación. La LHL-SF plegable cuenta con un diseño muy juvenil, así que probablemente quede bien en aquellos ambientes que desees decorar con un estilo más fresco y moderno. Te invitamos a revisar más adelante sus otras características, quizá una de estas sea la que estás buscando.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

¿Cuál es la mejor cama japonesa del mercado?

 

Si sufres de dolores en el cuello y la espalda, descansar sobre una cama estilo japonés puede ser la solución a estas molestias. Esto se debe a que te permiten apoyar el cuerpo en una superficie completamente plana. La siguiente guía para comprar la mejor cama japonesa te ayudará a conocer las principales características que debes analizar antes de elegir un modelo que te agrade.

Guía de compra

 

Futón

Los futones japoneses son similares a los colchones que conoces, pero menos gruesos, además, generalmente van colocados en el suelo. En otros casos se ubican en tatamis, para brindar mayor comodidad al usuario.

Se usaban mucho en la era de los samuráis de Japón; no obstante, aún se siguen utilizando, pero en España, así como en otros países de Europa y el mundo, se usan principalmente los futones occidentales. Estos últimos son más gruesos y modernos, algunos con diseño de sofá cama.  

Casi siempre es un colchón forrado por unas fundas que van unidas. Los futones tradicionales son diseñados con la finalidad de desplazarlos de un lado a otro y almacenarlos con mayor facilidad, mientras que los occidentales no necesariamente están fabricados para moverlos frecuentemente, pues algunos se quedan fijos en los tatamis, por ejemplo.

La idea es que se utilicen en un determinado momento y después se logren retirar, a fin de liberar espacio en la casa. Por supuesto, es bueno que puedas almacenarlos en cualquier rincón, ocupando poco espacio.

 

Tatami

Es la pieza de la cama donde van apoyados los futones. Se trata de una superficie completamente plana, similar a una tarima. En la cultura nipona el tatami es como una especie de tapiz, que puede cubrir todo el piso de la habitación o solo el área donde se ubica el futón y es posible utilizarlo de manera individual o matrimonial.

Se trata de una estructura un poco elevada, que está a una altura inferior a la de las camas comunes y, al ser tan bajas, transmiten la misma sensación de dormir en el suelo, lo que otorga un aire japonés a tu habitación.

Al utilizar los tatamis es posible mantener bien ventilado el futón, porque esta pieza permite el ingreso del aire hacia el futón o colchón. Es preciso además cuidarlos muy bien, para evitar que se deterioren pronto. Por lo tanto, es recomendable no pisarlos con calzado ni verter líquidos sobre él.

 

Materiales y diseño

Los futones occidentales pueden medir hasta 12 cm de grosor. Estos se rellenan con una especie de espuma, algodón y otras fibras, que pueden ser látex, lana virgen, material viscoelástico, entre otros.

Es importante que los materiales que se utilicen en su elaboración permitan la adecuada circulación del aire, para evitar la acumulación de malos olores, logrando crear una superficie plana e indeformable, que le brinde al cuerpo el nivel de soporte que requiere.

Si se trata de camas japonesas estilo tatami, pueden ser de madera u otros materiales como el metal y el MDF. Incluso hay algunos que vienen fabricados con capas de maderas exóticas como la nogal. Estos últimos suelen ser más costosos que otros, pero más duraderos.

Algo que no debes olvidar al elegir una cama de este tipo es si es plegable o no. Es decir, no todas se pueden recoger fácilmente después de utilizarlas. Probablemente, no querrás una cama fija si tu casa es pequeña, pues te quitará más espacio de lo esperado. Pero, si tienes una habitación grande donde puedas ubicar la cama sin tener que moverla, podrás adquirir una de ellas.

No obstante, el uso que le des a un producto de esta categoría debe ser cuidadoso, ya que se trata de muebles para el descanso y la relajación, los cuales no se compran a menudo.

Beneficios

Si al ver cuánto cuesta una cama japonesa tienes dudas sobre adquirirla o no, conocer los beneficios que ellas te aportan te pueden ayudar a tomar una decisión.

Unas de las principales razones por las cuales las personas emplean este tipo de camas son porque, al estar a pocos centímetros del suelo, logran crear un aislamiento térmico que permite que se mantengan más cálidas y ayudan a mejorar la circulación sanguínea. También reducen el estrés y ayudan a cuidar la salud, sobre todo la de tu espalda.

A través de la siguiente comparativa de camas japonesas encontrarás varios modelos que pueden ser de tu interés, bien sea por el confort que te ofrecen o su diseño. Quizá entre ellas encuentres una buena y económica que se ajuste a tu bolsillo.

 

¿Cuál es la mejor cama japonesa del 2018?

 

Debido al tipo de materiales que se emplean en su fabricación, este producto puede llegar a durar muchos años. Sin embargo, eso depende del nivel de cuidado que le des. Si deseas disfrutar de estas ventajas y otras características, entonces es hora de que conozcas más acerca de las mejores camas japonesas del 2018.

 

Productos Recomendados

 

Beliani 20555

 

Disfrutar de esta cama estilo tatami durante muchos años será posible, pues se trata de un producto que ha sido elaborado en materiales de calidad que garantizan su adecuada resistencia ante el uso continuo o el paso del tiempo.

La estructura de esta cama japonesa está hecha en MDF, que es una combinación de fibras de madera y resinas sintéticas. Además, con la finalidad de reforzarla, han integrado al diseño un contrachapado de nogal, un material robusto y con apariencia elegante.

Su base es como una especie de tarima, como un tatami, ya que está muy cerca del suelo, lo que le da el toque japonés deseado. Esto es una ventaja para los amantes de la cultura nipona. Aunado a ello, para completar su diseño, los fabricantes han elaborado la cabecera en piel sintética, factor que aporta modernidad y distinción a su diseño.

Por otra parte, gracias a su sencillez, lo más seguro es que queden bien con cualquier tipo de decoración que tengas en tu habitación. De acuerdo con las especificaciones de la marca fabricante, esta cama tiene 66 cm de alto, 343 cm de ancho y 232 cm de largo, es decir, que se trata de un modelo amplio donde podrás dormir totalmente cómodo, bien sea solo o cuando estés en compañía de tu pareja.

No viene con colchón, pero podrás adquirir un futón occidental y adaptárselo. De este modo lograrás descansar al máximo. Gracias a todas estas características es considerada como la mejor cama japonesa del momento.

Las camas japonesas son productos algo costosos que impresionan con su comodidad y calidad; si estás dispuesto a invertir en tu descanso y estás buscando la mejor cama japonesa por 1480 euros, entonces esta cama puede ser tu mejor alternativa:

 

Pros

Estructura: Para no dormir solamente con los futones en el piso, Beliani ha creado una estructura para colocar el colchón que te dará la experiencia de dormir cerca del suelo sin hacerlo realmente. Así tendrás más comodidad al descansar.

Accesorios: Esta cama viene con una mesita de noche a cada lado; así podrás colocar las cosas que necesites a la mano como un despertador, una lámpara o tu teléfono móvil.

Tamaño: Si lo que deseas es tener una superficie amplia, entonces las dimensiones de 232 x 223 centímetros de esta cama serán ideales para ti; además, podrás colocar colchones con dimensiones de 180 x 200 centímetros sin ningún problema.

 

Contras

Peso: La estructura de esta cama, hecha en MDF, pesa 171 kilogramos. Este gran peso puede ser un problema a la hora de instalar la cama o querer moverla de lugar; por esa razón, es recomendable elegir un buen lugar y dejarla ahí.

Coste: El coste de esta cama puede ser considerado muy alto para muchos, lo que hace que menos personas tengan acceso a este producto.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

LHL-SF plegable

 

Si cuentas con poco espacio en tu casa y deseas tener muebles multifuncionales que te sirvan para varios propósitos, una de las opciones para descansar que puedes tener en consideración es esta cama japonesa individual.

Cabe destacar que es un futón occidental plegable; esto significa que lo podrás utilizar para tomar una siesta, ver la televisión, etc., luego la podrás doblar y almacenar cómodamente. Por lo tanto, lograrás ubicarlo sin complicaciones en la sala, habitación del té, en la oficina o en cualquier lugar que desees.

Al plegarla, se reducirán considerablemente las medidas de esta cama individual, por lo tanto, no ocupará mucho espacio en la alacena o en el armario. Asimismo, la podrás llevar en el maletero del coche si vas de vacaciones a la casa de campo o alguna otra parte.

Debido a la versatilidad que tiene, varias personas consideran que aclara las interrogantes referentes a cuál es la mejor cama japonesa.

Está rellena en algodón y es bastante acolchada. Por esa razón, le ofrece a la espalda, cuello y al resto de tu cuerpo un descanso placentero. Te ayudará a mantener una buena posición al dormir y te permitirá descansar al máximo. Por la mañana, al despertar, sentirás que has renovado por completo tus energías.

Posee una cubierta que se oferta en dos tonalidades, rosa y azul claro. Podrás elegir entre ellas la que mejor se adapte a los colores que has empleado para la decoración de tus ambientes de descanso.

“¿Qué cama japonesa comprar?” Al estar acostumbrados al estilo occidental de las cosas, posiblemente te encuentres con ciertas dudas al hacer tu compra; por lo tanto, intenta buscar opiniones y hacer una lista de las cosas que buscas en una cama japonesa para elegir la mejor opción para ti:

 

Pros

Plegable: El hecho de ser plegable hace que este producto sea mucho más cómodo de utilizar, pues al querer guardarlo será muy sencillo.

Multifuncional: Si deseas tomar una siesta, podrás hacerlo; sin embargo, si lo que deseas es sentarte a ver televisión, también podrás hacerlo. Este no es una cama japonesa regular, es un sofá cama individual de estilo japonés.

Diseño: Su divertido y moderno diseño hará que se vea bien en cualquier habitación; por lo tanto, vas a poder ponerla donde más te convenga y siendo tan fácil de trasladar, podrás moverla a donde sea que quieras.

 

Contras

Medida: Los fabricantes advierten que pueden darse errores de medida de 1 o 2 centímetros, pero esto no es necesariamente un problema; sin embargo, si quieres medidas exactas o tienes un espacio limitado para colocar tu sofá cama, debes tener esto en cuenta.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

LHL-SF 32 x 50

 

Esta es una de las más baratas del mercado. Por eso y otras características que te presentaremos, se le considera la mejor cama japonesa de relación calidad precio del momento.

Se trata de un producto versátil que podrás emplear para decorar o tener un sitio de descanso en las habitaciones de tu casa. Esto se debe a que tiene un diseño simple, minimalista y moderno. Además, es una cama compacta y ligera, así que podrás desplazarla a las habitaciones de la casa donde la necesites, sin tener que realizar demasiado esfuerzo al cargarla. Por otro lado, como es elegante, se adaptará al estilo de tu casa.

Al adquirir varias, podrás crear un espacio agradable para tus familiares o amigos, pues son como sofás de estilo japonés, de los que van sobre el suelo, encima de las alfombras o tatamis.

Este tipo de productos son adecuados para sentarse a tomar té, leer, ver series de televisión, comer palomitas de maíz, entre otras cosas; es decir, sirve para casi cualquier ocasión.

Independientemente de la utilización que desees darles, estas camas portátiles serán adecuadas para sentarte a descansar, porque tienen un relleno de esponja de alta densidad. Por eso, aunque estén a ras del suelo, estarás lo suficientemente cómodo. Por otro lado, también podrás utilizarlas sobre aquellas sillas que quieres volver más acolchadas, solo deberás colocarlas encima de ellas.

Estos productos son ofertados en negro, marrón, naranja y rosa. Es por ello que cuentas con varias opciones de tonalidades, para combinar con las decoraciones que tengas en cada espacio de tu hogar. Con dos alternativas en el listado, LHL-SF se está convirtiendo poco a poco en la mejor marca de camas japonesas del mercado actualmente:

 

Pros

Tamaño: Con unas dimensiones de 32 x 50 centímetros, esta silla de tipo japonés es perfecta para colocar en cualquier lugar. Además, es  muy fácil de guardar, pues no ocupará mucho espacio.        

Relleno: Este producto está relleno de algodón de excelente calidad, por lo que puedes estar seguro que al sentarte allí estarás muy cómodo.

Variedad de color: No es necesario conformarse con un solo color; de hecho, hay muchos colores para elegir.  Depende del que más combine con el entorno; podrás elegir entre marrón, rosa, naranja y negro.

 

Contras

Función: A diferencia de la mayoría de camas japonesas en las que puedes acostarte o sentarte, este modelo solo es apto para que te sientes en él. Su tamaño y diseño hacen que acostarse en él sea bastante difícil.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Cómo utilizar una cama japonesa

 

Tener un espacio cómodo y acogedor donde poder descansar siempre resultará una buena opción para ti, más aún si está amoblado con alguna cama japonesa que, además de proporcionarle un diseño moderno y elegante a tu habitación, te dejará descansar felizmente. Es por ello que, una vez que hayas decidido comprarte una cama japonesa donde poder descansar a gusto, sería buena idea que logres leer este artículo a continuación descrito, para que puedas aprovechar la información aquí plasmada a la hora de montar y darle uso a tu nueva cama.

Desempaqueta la cama japonesa

Dependiendo del modelo de cama japonesa que hayas adquirido, deberás llevar a cabo un proceso de desempaquetado distinto, es decir, si optaste por el modelo cuya estructura está fabricada en MDF, tendrás que sacar cada una de las piezas con sumo cuidado de la caja, tomando en cuenta que será ideal irlas posicionando en un lugar cómodo y seguro donde luego puedas proceder con el montaje de la misma. Ahora, en el caso de los modelos plegables, simplemente será esencial retirar el material envoltorio que lo protege y listo.

 

Procede con el montaje de la cama japonesa

Los modelos plegables resultarán sencillos de montar, ya que simplemente deberás seguir cada uno de los pasos descritos en el manual de instrucciones y, al cabo de unos segundos, tu cama japonesa estará lista para darle uso.

Ahora, los modelos disponibles en MDF seguramente necesitarán de algún montaje mediante tornillería para poder unir las piezas que conformarán el palet, así como la cabecera de la misma.

De esta manera, será primordial tener en mano el manual de instrucciones donde claramente se encontrarán descritos cada uno de los pasos a seguir para unir cada pieza correctamente. Asimismo, será necesario contar con los tornillos y roscas especiales para ajustar cada una de las piezas de manera que la estructura esté totalmente sólida y bien fija.

Posiciona la cama japonesa donde lo desees

Algunos modelos están ideados para posicionarlos directamente en tu habitación, logrando un descanso cómodo y adecuado durante toda la noche. Asimismo, existen aquellas camas japonesas cuyo diseño te facilitará el posicionamiento de las mismas ya sea en tu sala, oficina de trabajo o incluso habitación para ver la TV, tomar el té, leer algún libro y, por supuesto, descansar apropiadamente. Siendo así, deberás decidir dónde ubicarla para tu mayor comodidad.

 

Almacena tu cama cuando no le estés dando uso

En el caso de las camas plegables, poder almacenarlas será mucho más fácil de lo que imaginastes, puesto que plegarlas no resultará una tarea complicada. Siendo así, una vez que termines de utilizar tu cama japonesa plegable, podrás guardarla fácilmente en el depósito, armario o cualquier lugar que creas conveniente, tomando en cuenta que a la hora de plegarla esta reducirá sus dimensiones notablemente para un fácil transporte de la misma. Y, por si fuera poco, incluso podrías llevarla de viaje totalmente plegada, por lo que no te ocuparía mucho espacio en el maletero.

 

 

 

Leave a Reply

avatar
  Subscribe  
Notify of
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...