Los mejores procesadores de alimentos para bebé

Última actualización: 22.05.18

Procesador de alimentos para bebés – Guía de compra, Opiniones y Análisis en 2018

 

Los procesadores de alimentos para bebés son herramientas muy prácticas con las que podrás elaborar sanas recetas para tus pequeños sin molestias ni riesgos. Para ello es conveniente elegir modelos de alta calidad, con un buen sistema de cocinado, con todo tipo de funciones y que además sean fáciles de limpiar y de controlar. Esta es la clave de un buen producto. Todas estas premisas las encontramos en el modelo Philips Avent SCF875/02. Este procesador tiene un diseño compacto, similar al de una batidora de vaso, donde podemos preparar de todo sin complicaciones ni molestias a la hora de cocinar. Si prefieres un modelo sencillo y que haga todo por ti con rapidez, el producto Béaba Babycook es tu alternativa. Un modelo que apenas precisa 15 minutos para tener la comida de tu pequeño lista para comer, sin necesidad de control ni vigilancia.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

¿Cuál es el mejor procesador de alimentos para bebés del mercado?

 

La alimentación de los más pequeños es clave para que su crecimiento sea lo más sano y saludable posible. Por eso, disponer de un buen procesador de alimentos con el que preparar estos platos es de gran ayuda en esta tarea. Para que sepas cómo funcionan estos modelos y en qué debes fijarte, te ofrecemos los consejos de nuestra guía para comprar el mejor procesador de alimentos en función de tus prioridades y preferencias.

Guía de compra

 

Funciones básicas del producto

En todo procesador de alimentos del mercado encontramos cuatro funciones básicas de ordinario: las funciones de triturado, calentado, descongelado y cocción de los alimentos. Estas funciones básicas son las que permiten preparar los alimentos, incluso si los ingredientes están directamente congelados, por lo que no deberías incluir en tu comparativa de procesadores de alimentos ningún modelo que no cumpla con estas funciones.

Dentro del sistema de procesamiento de los alimentos, precisamente estas son las funciones que entran en juego. En primer lugar, se procede a descongelar los alimentos, sea cual sea su naturaleza y en caso de que sea necesario. Una vez hecho esto, es el momento de cocinarlos al vapor mediante el agua que el producto incorpora en su interior.

Una vez cocinado el producto, tal como haría cualquier madre o padre, es el momento de triturar el producto cocinado para darle la textura necesaria. Y una vez concluido el proceso, ya solo basta consumirlo o bien calentarlo en caso de que sea preciso, para que esté a la temperatura óptima. Cualquier producto ordinario, demasiado económico en comparación con la media, que no siga este planteamiento no debería ser considerado.

 

Capacidad, medidas y dimensiones

Igual que las ollas y sartenes que tienen diferentes medidas y dimensiones, en el caso de los procesadores de alimentos ocurre lo mismo. Algo que permite poder cocinar de forma intensiva, de modo que no solo cocines para el día de hoy, sino que puedas congelar el alimento ya preparado y utilizarlo cuando lo necesites. Por eso es importante la capacidad del equipo.

La capacidad habitual de estos productos, incluso de los baratos, suele estar en torno a 1 litro. Una capacidad suficiente, de manera que puedas preparar alimentos para varias ocasiones de un solo golpe. Es importante considerar que esta capacidad no será de alimento preparado a menos que uses productos frescos, por lo que el volumen final de alimento preparado será diferente.

En todo caso, también es importante tener en cuenta las medidas. Los modelos más compactos tienen medidas y diseños similares a los de una batidora de vaso, mientras que otros incluyen los de un procesador de alimentos. En todo caso, conviene verificar las medidas del producto, de manera que este no te ocupe demasiado espacio ni a la hora de cocinar ni a la hora de guardarlo.

Control y limpieza del producto

Tal como hemos visto, existen modelos en los que las propuestas para el control y la limpieza son variadas, aunque lo cierto es que estos elementos siguen siendo claves para el uso del equipo. No dejes de comprobar los mismos, a fin de poder contar con modelos que no te supongan un problema.

En el lado del control es necesario que el producto cuente con un panel adaptado a las opciones necesarias del mismo. Algunos modelos simplemente precisan una rueda selectora para los diferentes programas, mientras que los más avanzados cuentan incluso con pantallas LCD donde controlar cada parámetro del funcionamiento. Aunque esto no es imprescindible, con independencia de cuánto cuesta cada modelo, sí es importante que el sistema funcione de forma sencilla y agradable.

Respecto de la limpieza, esta afecta principalmente a la jarra y demás elementos implicados directamente en la preparación de los alimentos. Estos deben de poder limpiarse de forma sencilla, mejor si pueden pasar por el lavavajillas, para ahorrarte tiempo y darte mayor seguridad. Y si el producto cuenta con sistema de descalcificado para el agua, aún mejor, pues será más seguro durante el uso.

 

¿Cuál es el mejor procesador de alimentos para bebés del 2018?

 

Los procesadores de alimentos para bebés son complementos ideales para ofrecer a los más pequeños de la casa un alimento sano y saludable. Dado que seguramente te resulte interesante saber cuál es el mejor procesador de alimentos para bebés te damos algunas orientaciones con los productos más destacados del mercado. Analizamos para ti estos productos en nuestra selección de los mejores procesadores de alimentos para bebés del 2018.

 

Productos Recomendados

 

Philips Avent SCF875/02

Ventaja principal:

Philips consigue aunar en un procesador de formato compacto cuatro tareas, precisamente las más comunes a la hora de preparar el alimento de un bebé. Su óptimo diseño permite una manipulación muy sencilla y, además, puede almacenarse casi en cualquier rincón.

 

Desventaja principal:

Hay usuarios que comentan que, al principio, cuesta mucho abrir la tapa y también cerrarla. Sin embargo, podría ser debido a que es un producto nuevo y debe ir cogiendo forma poco a poco.

 

Veredicto: 9.8/10

Philips es una marca de prestigio que continúa cosechando alabanzas de los usuarios satisfechos. Un aparato útil y cómodo, cuyos tiempos se ajustan a las necesidades de los padres y los pequeños.

Comprar en Amazon - Precio (€123,99)

 

 

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES EXPLICADAS

 

4 funciones en 1 producto

Este modelo de Philips ofrece cuatro funciones en un único producto. Y es que este procesador de alimentos es capaz de cocer, triturar, descongelar y recalentar. Todo ello bajo un formato compacto que cabe en cualquier armario.

No en vano, una de las cosas que más llaman la atención es que en la misma jarra es posible cocer los alimentos y, acto seguido, proceder a triturarlos. Basta con girarla para aprovechar esta segunda función.

Respecto a la cocción, hay que mencionar que maneja los tiempos con bastante acierto. No hay que preocuparse de que se quemen o se pasen, pues, una vez listos los alimentos, el aparato se parará. Esto significa que no tienes que estar pendiente.

En todas sus funcionalidades, el procesador mantiene los nutrientes de los alimentos, de modo que los pequeños de la casa recibirán su almuerzo con todas sus propiedades intactas.

Gran capacidad

Esta jarra para bebés tiene una capacidad de 1000 ml, sin duda una de las virtudes que más destacan los usuarios que ya la han probado. Esto significa que puede preparar alrededor de 2 o 3 raciones para los bebés, por lo que si tienes varios hijos, podrás hacerles la comida al mismo tiempo.

Por supuesto, también dependerá de las cantidades que tome cada uno. Algunos clientes, de hecho, comentan que este modelo Avent SCF875/02 tiene un tamaño ligeramente superior al modelo antiguo.

Cuando se trata de preparar la comida para el bebé, no hay tiempo que perder. Por eso, estos procesadores de alimentos resultan tan convenientes, ya que, gracias a su extraordinaria capacidad, si sobra comida, puedes congelarla para la próxima vez que el bebé necesite comer.

 

Limpieza fácil

A la rapidez y eficacia en la preparación de las comidas, en este modelo hay que sumarle el hecho de que permite una limpieza muy sencilla. Este es uno de los momentos que los padres más temen después de utilizar un aparato de este tipo.

El lavado del recipiente no entraña mayor dificultad, pues es suficiente con desmontar las cuchillas para limpiar el interior del mismo. Eso sí, recuerda vaciar el agua que haya sobrado y que se acumula en la parte inferior de la jarra. Puede lavarse a mano o bien en el lavavajillas, como más cómodo te resulte.

 

Comprar en Amazon - Precio (€123,99)

 

 

 

Béaba Babycook 

 

Siguiendo la línea de otros productos del mercado, el modelo Béaba Babycook cuenta con un sistema de cocinado en cuatro fases que descongela, tritura, mezcla y cuece al vapor cualquier alimento. Un sistema rápido que apenas precisa de 15 minutos para dejar tus alimentos listos para tomar, incluyendo aviso con alarma sonora.

Este modelo cuenta con una jarra de 1,1 litros de capacidad, que además incluye tapa antisalpicaduras, para que no tengas que preocuparte por la limpieza. Un modelo de calidad en el que la limpieza también es sencilla, tanto por la parte de la jarra y demás elementos como por la propia máquina, gracias al sistema de descalcificación incluido en el mismo.

Un modelo compacto que por sus funciones ha sido considerado como el mejor procesador de alimentos para bebés por relación calidad precio del momento. 

En caso de que requieras un producto práctico y que te provea comodidad y facilidad de uso, tenemos el mejor procesador de alimentos para bebés del momento, por lo que hemos optado por analizar los pros y contras para que lo conozcas un poco más y decidas si es el adecuado para cubrir tus necesidades:

 

Pros

Multifunción: Este procesador de alimentos para bebés tiene las funciones de cocinar a vapor, triturar, descongelar y calentar la comida del bebé de forma que los alimentos no pierdan nutrientes.

Seguridad: Este modelo dispone de una zona resistente al calor para evitar quemaduras, mientras cocinas los alimentos de tu bebé.

Accesorios: Incluye una paleta en la parte posterior para verter la comida de manera práctica y fácil.

Capacidad: Incluye una jarra de 1,1 litros para disponer de más alimentos para tu bebé. Además, la cocción de los alimentos está lista en sólo 15 minutos.

Fácil de usar: Con el práctico sistema Easy Clip, que permite abrir y cerrar el procesador con una sola mano.

 

Contras

Descalcificado: Algunos usuarios expresan que el indicador de descalcificación se activa muy a menudo, por lo que hay que descalcificarlo frecuentemente.

 

Comprar en Amazon - Precio (€99,95)

 

 

 

Babymov A001115

 

Como diferencia de los modelos habituales de una sola pieza, el modelo Babymoov A001115 se presenta en un diseño diferente y realmente interesante en dos partes con el que mejorar el rendimiento. En una de sus secciones puedes triturar o batir los alimentos, mientras que en el otro lado puedes cocer al vapor o descongelar los alimentos.

También puedes calentar biberones o potitos, así como esterilizar lo que precises. En la zona de vapor cuentas con dos espacios o bandejas para tus alimentos, con espacio suficiente para todos los alimentos de tu pequeño.

Un producto agradable y sencillo de utilizar, de manera que no tengas complicaciones ni a la hora de usar el equipo ni a la hora de limpiarlo.

En caso de que desees un producto que te ayude ahorrar tiempo, mientras trituras y calientas los alimentos del bebé a la vez, dispones de este modelo. Es por ello que hemos analizado los pros y contras de este modelo y determines si es adecuado para ti:

 

Pros

Funciones adicionales: Además de cocer al vapor, triturar y descongelar, este procesador de alimentos tiene las funciones extras de calentar biberón y esterilizar, siendo útil desde el nacimiento del bebé.

Gran capacidad: Al estar compuesto por la trituradora de 600 ml y la unidad de cocción de 1500ml, la capacidad total del producto es de 2100 ml.

Bandejas: Dispone de dos espacios de bandejas para cocinar los alimentos por separado para preservar los nutrientes y vitaminas.

Pantalla LCD: Incluye una pantalla LCD en donde podrás ver de forma sencilla las funciones que escojas y tener un control visual de lo que procesas.

 

Contras

Triturador: Algunos usuarios expresan que el triturador debería ser más potente, pero por el resto, es un buen producto.

 

Comprar en Amazon - Precio (€123,2)

 

 

 

DeLonghi KCP815Bl

 

El procesador de alimentos DeLonghi KCP815Bl no destaca entre los modelos baratos, pero si entre los de calidad. Este producto cuenta con un diseño diferente gracias a su olla convencional extraíble en la que puedes cocinar como si lo hicieras en un fuego convencional.

Algo que facilita el procesador de los alimentos y también la limpieza del producto. El producto cuenta con una potencia de 850 vatios y todos los complementos necesarios tanto para triturar, descongelar y cocinar cualquier alimento con comida.

Este producto además cuenta con un completo diseño con el que poder controlar de forma férrea todo el comportamiento del equipo, para que sepas qué hace en cada momento. Perfecto si buscas un extra de control en el procesado de tus alimentos.

Si necesitas un robot de cocina compacto y fácil de usar, ideal para preparar la comida de tu bebé de distintas maneras, este modelo representa la mejor marca de procesadores de alimentos para bebés, sin embargo, te proponemos revisar los pros y contras para que determines si satisface o no tus necesidades:

 

Pros

Formas de cocción: Con este procesador de alimentos podrás cocinar de manera tradicional las comidas de tu bebé, al vapor, hervidos y descongelación.

Tipos de mezclado: Con el procesador podrás mezclar, triturar y preparar deliciosos batidos o licuados.

Funciones especiales: Permite calentar el biberón del bebé y mantenerlo a una temperatura constante. Puedes preparar cremas y postres bastante rápido, además de mantener caliente la comida.

Accesorios: Dispone de un bol de 1,5 litros de capacidad, una espátula, cuchilla, jarra de medir y un recetario de cocina.

 

Contras

Limpieza: Algunos usuarios expresan que el proceso de lavado es un poco complicado debido a lo sofisticado del aparato, aunque es un excelente producto.

Comprar en Amazon - Precio (€190,9)

 

 

 

Nuk 10759116

 

El modelo Nuk 10759116 es un procesador de alimentos tradicional con el que poder preparar todo tipo de platos fácilmente. Cubre las cuatro funciones habituales de triturar, descongelar, calentar y cocinar a vapor los alimentos que introduzcas, prácticamente sin complicaciones.

Para ello el modelo incorpora una jarra transparente, que ayuda a servir los alimentos, así como una rueda de control donde elegir los diferentes programas de funcionamiento.  Esta jarra tiene 0,9 litros de capacidad, siendo además fácil de limpiar y permitiendo cocinar dos comidas a la vez, para poder aprovechar mejor su funcionamiento.

Un sistema que mantiene los alimentos en perfecto estado nutricional y con una adecuada textura para facilitar la alimentación de tus pequeños.

Un modelo que te ofrece versatilidad, comodidad y facilidad de limpieza y es uno de los más baratos del mercado. Es por ello que hemos analizado las ventajas y desventajas para determinar si satisface tus necesidades:

 

Pros

Funciones: Este procesador incluye las funciones cocción suave al vapor, mezcla para hacer batidos, nivel uno para hacer purés gruesos y nivel dos para hacer papillas y purés más finos.

Funciones extras: Incluye la opción de calentamiento y descongelación, en caso de que dispongas alimentos congelados para tu bebé.

Capacidad: Incluye una jarra con una capacidad de 900 ml, ideal para preparar dos o tres comidas para tu pequeño.

Fácil de lavar: Todas las piezas de este procesador de alimentos son desmontables, lo que facilita el uso en el lavavajillas.

 

Contras

Tamaño: Es un poco más grande comparado con otros en el mercado, pero en general es un buen producto.

Comprar en Amazon - Precio (€111,99)

 

 

 

Philips Avent SCF875/02 

 

Si estás buscando el mejor procesador de alimentos del momento puedes encontrarlo con el modelo Philips Avent SCF875/02, un completo producto 4 en 1 con el que poder hacer de todo, sin necesidad de nada más.

Este modelo es capaz de cocer, descongelar, triturar y recalentar los alimentos de modo que todo se realiza en el mismo recipiente. Su jarra de un litro de capacidad permite preparar comidas completas para varias ocasiones sin apenas esfuerzo.

Y tampoco supone esfuerzo su limpieza, ya que la jarra puede pasar por el lavavajillas quedando preparada para el próximo uso. Un modelo compacto y sencillo que te ayudará a pasar más tiempo con tu pequeño y menos tiempo cocinando. 

Este producto es un modelo funcional y compacto que permite procesar los alimentos de tu bebé, conservando todas las propiedades nutritivas. Es por ello que hemos analizado las ventajas y desventajas del mejor procesador de alimentos para bebés por 150 euros para que determines si cumple con tus expectativas:  

 

Pros

Funciones: Este producto dispone de cuatro maneras de procesar los alimentos: cocinar, triturar, descongelar y calentar, cada una conservando los nutrientes de los alimentos.

Capacidad: La jarra dispone de una capacidad para procesar 1000 ml de alimentos, ideal para mantener la comida lista de tu bebé para todo el día.

Fácil de lavar: Ideal para ser utilizado en el lavavajillas, ya que las piezas son desmontables y la cuchilla es de fácil acceso.

Accesorios: Es un aparato muy completo, incluye el procesador, una espátula, la jarra y un completo recetario para aprovechar al máximo tu producto.

Diseño compacto: Es de tamaño compacto y ligero, lo puedes guardar en cualquier espacio de tu cocina.

 

Contras

Cierre: Algunos usuarios expresan que el cierre de la tapa es un poco duro al principio, pero luego de varios usos se va tornando más suave.

 

Comprar en Amazon - Precio (€123,99)

 

 

 

Cómo utilizar un procesador de alimentos para bebé

 

Para que un niño se desarrolle y crezca fuerte y saludable, es necesario que lo que consuma sea a base de alimentos frescos, nutritivos y vitaminados, por lo que disponer de un procesador de alimento para bebé de buena calidad nos facilita la tarea de preparar esos ricos y saludables platos para los pequeños del hogar. Para que le des un buen uso a tu procesador de alimentos para bebé es conveniente que leas algunas recomendaciones que se te presentarán a continuación.

Fácil de usar

Los procesadores de alimentos son fáciles de manipular; sin embargo, se recomienda que leas detenidamente el manual de instrucciones del fabricante para que tengas una mejor orientación de cómo manipularlo adecuadamente, ya que estos productos están diseñados para cumplir varias funciones.

 

Aprovecha la capacidad

Los procesadores de alimentos para bebé de buena calidad cuentan con la capacidad suficiente para preparar de manera intensiva los alimentos que se consumirán durante el día. Así que cuando utilices tu procesador, podrás preparar más de la cantidad de alimentos que comerá durante el día y dividirla en porciones para que se te haga más sencillo cuando requieras disponer de los mismos.

 

Colocación

La colocación de los electrodomésticos es de suma importancia si se quiere que su uso se realice de forma sencilla y práctica. Gracias a que los procesadores de alimentos para bebés son pequeños y de diseño compacto, son fáciles de colocar en cualquier lugar de tu cocina. la idea es no guardar y sacar; situación que suele ser agotadora cuando tiene que realizarse varias veces al día.

Colócalo en la mesa; de ser posible cerca del fregadero y de la gaveta donde guardas la vajilla del bebé, para que la tarea de preparar y servir los alimentos sea más sencilla.

 

Multifuncionales

Resulta muy provechoso que el procesador de alimentos pueda cumplir varias funciones, sobre todo si estas son las más convenientes para el usuario. Dependiendo del modelo y de la marca, estos procesadores pueden descongelar, triturar, cocer los alimentos y recalentar, por lo tanto, no dudes en usar y aprovechar la multifuncionalidad de tu procesador a tu favor.  

 

Fácil de limpiar

En lo que se refiere a la limpieza del procesador de alimentos para bebé, no tendrás que preocuparte, ya que son fáciles de limpiar. La limpieza se realiza de forma sencilla retirando la jarra y fregando como de costumbre. Recuerda que si estas cocinando, debes esperar que se enfríe totalmente para proceder a limpiar.

Rapidez

Estos procesadores suelen ser bastante rápidos al realizar sus funciones, por lo que evitarás pérdidas de tiempo al preparar la comida para tu bebé. Algunos realizan su función hasta en 15 minutos, lo que es un tiempo bastante corto.

 

Llévalo a donde quieras

Como la mayoría de los procesadores de alimentos para bebés son ligeros y con unas medidas que no ocupan demasiado espacio, esto te permitirá que cuando dispongas de un procesador de alimento para bebé lo puedas llevar fácil y cómodamente a donde quiera que te dirijas con tu  pequeño, para prepararle su alimentación cuando así lo requiera.

 

 

 

Leave a Reply

Be the First to Comment!

avatar
  Subscribe  
Notify of
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (4 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...