Los 3 Mejores Sofás Cama Infantiles de 2021

Última actualización: 28.01.21

Este sitio web está sostenido por los lectores. Cuando compras a través de los links de nuestra página, podemos ganar una pequeña comisión de afiliación. Revisa más información sobre nosotros.

 

Sofá cama infantil – Guía de compra, Opiniones y Análisis

 

Los sofás cama infantiles son productos interesantes para dormitorios pequeños o bien para tener una cama infantil adicional para cuando nuestros pequeños reciban a sus amigos. En ambos casos, es clave disponer de productos de calidad, seguros y adecuados a las medidas de nuestros visitantes, para que su descanso no sea un problema. Productos que también deben encajar bien en la habitación y ser igualmente útiles a la hora de sentarse, contando con un diseño agradable y divertido. Entre estos modelos, tenemos el Fortisline W319, uno de los más grandes de este segmento y que además se presenta con una amplia oferta de acabados. Se acompaña de un pequeño cojín a modo de almohada y a juego con el sofá. Similar planteamiento ofrece el sofá cama Knorrtoys 82684, que soporta hasta 30 kilos de peso en su superficie y resulta muy fácil de plegar y desplegar.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

Guía de compra 

 

Los sofás cama son muebles muy polivalentes, especialmente en las casas pequeñas. Sus versiones infantiles son un interesante complemento para cualquier dormitorio para niños, en el que se quiera disponer de una segunda cama para invitados sin desaprovechar el espacio. Es cierto que estos modelos suelen ser sencillos, pero incluso dentro de lo que ofrece el mercado hay cosas en las que merece la pena fijarse. Al menos si quieres encontrar un producto de calidad. Vamos a ver en qué aspectos deberíamos fijarnos con mayor interés.

Medidas y dimensiones

Lo primero que debemos tener claro a la hora de echarle un vistazo a una comparativa de sofás cama infantiles son las medidas del producto. Puesto que estamos hablando de niños, es necesario que las dimensiones del producto se adapten a las del propio usuario, al menos por el mayor tiempo posible.

A este respecto, en el mercado solemos encontrar productos que tienen un ancho de unos 60 o 70 centímetros hasta los 100 centímetros de los modelos más grandes. Respecto del largo, este también es variable. Algunos productos se quedan en unos 70 centímetros de colchón, una vez desplegado este, mientras que en los modelos más grandes esta medida llega al metro, más o menos. Estos últimos pueden alojar niños de hasta 6 o 7 años de edad, aunque obviamente es algo que depende de su propia fisonomía.

Como último aspecto, conviene también ver las medidas del producto en modo sofá. En general, la altura del asiento de los diferentes productos suele ser similar, de unos 45 centímetros. Esto se debe a que cada plancha tiene 15 centímetros de altura y, al apilar las tres que suelen formar el colchón, se llega a esta medida. Si encuentras un producto algo más alto mejor, puesto que es señal de que el mismo tendrá un mayor grosor de colchón.

 

Comodidad de uso

A la hora de buscar un sofá cama infantil económico también es importante que verifiquemos la comodidad que ofrece el producto a su usuario. Esta comodidad depende de diferentes elementos, tales como el acolchado o la calidad del resto de componentes del mismo.

Empezando por la espuma, todos los modelos del mercado incluyen un relleno de densidad variable, conforme al diseño del producto. La mejor forma de saber si la espuma es de mayor densidad es revisar el peso del producto. A unas medidas similares, un producto más pesado siempre se traduce en que la espuma tiene una mayor densidad y grosor. Algo que supone una ventaja considerable a la hora de acoger con más comodidad a nuestros pequeños y que tampoco implica mucho cambio en cuanto cuesta el producto.

También es importante, en lo que a comodidad se refiere, que el grosor y el diseño de la plancha sean suficientes como para evitar el frío del suelo sobre el que se colocará el colchón. En caso necesario, puedes recurrir a una esterilla de yoga o a una toalla para dar más aislamiento al colchón. Por cierto, tampoco te olvides de ver que el resto del diseño sea cómodo, cuando se trate de usar el colchón en condiciones normales.

Otras características

Para rematar esta guía para comprar el mejor sofá cama infantil, vamos a echarles un vistazo a algunas cuestiones que también son interesantes. Una de ellas es el formato del sofá. Lo hemos dejado para el final porque no es un aspecto clave y la mayoría de productos del mercado tienen la misma forma. Esta se corresponde a la de un sofá con una parte central amplia, que se despliega para formar la cama.

Otro aspecto importante es la limpieza. Los que somos padres sabemos que todo lo que tenga que ver con niños acaba por ensuciarse, de una manera u otra. Así que buscar un sofá cama que tenga un tejido exterior de alta calidad es fundamental. Este tejido debe ser capaz de soportar el uso más intensivo, así como la limpieza, para lo que la funda tiene que ser sencilla de desmontarse y montarse de la estructura del sofá cama.

Finalmente, no está de más echarle un vistazo al origen de los materiales y su seguridad. La mayoría de los productos que tenemos en el mercado nos ofrecen tanto el cumplimiento con las normas de seguridad de la CE como con otras normas relativas al origen de los materiales, tales como la norma Oeko-Tex. Todas estas certificaciones son un extra de tranquilidad a la hora de que nuestros pequeños descansen en el sofá, o bien en su modo de cama.

 

Los 3 Mejores Sofás Cama Infantiles – Opiniones 2021

 

A la hora de equipar un cuarto infantil disponemos de productos diversos. Entre ellos tenemos los sofás cama infantiles, con los que ganar en espacio y comodidad. Productos de calidad como los que hemos elegido de entre los mejores sofás cama infantiles de 2021, que ayudarán a nuestros pequeños a descansar de forma agradable. Una selección en la que hay tanto modelos baratos y sencillos como otros de mayor calidad y diseño, según prefieras. Ideal pues para decidir cuál es el mejor sofá cama infantil con el que equipar tu hogar.

 

1. Fortisline Sofá para niños

 

El sofá cama para niños Fortisline W319 es un producto polivalente y muy interesante tanto en su uso como sofá como en modo de cama. Empezando por sus medidas, el sofá es apto para dos plazas en modo sofá, contando con un ancho de 100 centímetros, que incluye los apoyabrazos. 

Una vez desplegado, obtenemos una cama de 160 centímetros de largo por 90 de ancho, aproximadamente, cuyas medidas son similares a las de una cama infantil. La zona de descanso se fabrica con espuma de poliuretano de 8 centímetros de grosor, recubierta por una funda de microfibra. 

Este material protege el colchón del frío y de las manchas, pudiendo además lavarse en lavadora a temperaturas de hasta 30 grados. Un planteamiento sencillo que coincide con el del colchón, cuyo despliegue es tan fácil que hasta los más pequeños podrán hacerlo sin ayuda.

Añade un extra de comodidad a cualquier habitación infantil gracias a este completo sofá cama.

Comprar en Amazon - Precio (€99,9)

 

 

 

2. Knorrtoys 82684 Sofá

 

El modelo Knorrtoys 82684 es otro producto interesante, cuando de disponer de un sofá cama infantil se trata. Este modelo cuenta con un diseño convencional, con una zona de asientos y los reposabrazos de un modelo clásico, disponiendo en su estructura de una resistencia de hasta 30 kilos.

Para convertirlo en cama, no hay más que tirar de la zona de los asientos, que se despliega fácilmente y añade otros 82 centímetros al largo de la zona de descanso, que tiene un tamaño de unos 70 centímetros de ancho por 120 de largo, aproximadamente.

El sofá se encuentra recubierto por una funda de algodón de buena calidad, con una decoración muy divertida de la Abeja Maya. Esta funda puede retirarse con comodidad y pasar por la lavadora, a temperaturas de hasta 30 grados. Ideal para que la misma quede impecable cuando sea necesario lavarla.

Completa cualquier dormitorio infantil gracias a la interesante propuesta que Konorttoys nos ofrece, con este divertido sofá cama infantil.

Comprar en Amazon - Precio (€74,72)

 

 

 

3. MoMika Sofá para niños 

 

Este sofá cama para niños de MoMika es un divertido producto, que une unos materiales de buena calidad con un planteamiento que le otorga a la pieza una adecuada comodidad. Entre sus detalles, encontramos una espuma de buena resistencia, que permite su uso tanto en el modo cama como en modo sofá. Un material que soporta bien el uso y el paso del tiempo. 

El modelo se basa en un diseño tradicional, con su respaldo elevado y sus reposabrazos, lo que siempre da un extra de comodidad a la hora de sentarse. Respecto de sus medidas, estas son de 74 centímetros de ancho por 35 de longitud y 41 de altura, quedando una zona cama de 89 centímetros de largo por 55 de ancho, una vez desplegada la misma. 

Se remata con una divertida funda en color gris, un tono muy sufrido para las manchas. No obstante, esta funda puede lavarse a temperaturas de hasta 30 grados y en lavadora, sin que la misma se deteriore.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

» Revisa la información de años anteriores

 

Estos productos solían encontrarse entre los más recomendados, pero ahora ya no están disponibles

 

Lulando Classic sofá infantil

 

Cuando de buscar el mejor sofá cama infantil se trata, el modelo de Lulando es un clásico. Hablamos de un producto de diseño tradicional, con una superficie exterior estable y resistente a la que se une un asiento fabricado en espuma.

Una vez desplegado, este asiento se convierte en cama. Un planteamiento que hace muy fácil el despliegue, pudiendo incluso realizarse por parte de nuestro pequeño. 

A diferencia de otros modelos, la espuma de la que se fabrica el sofá tiene una adecuada durabilidad, a fin de ofrecer unas sensaciones agradables y un buen aislamiento del suelo durante el descanso. También es fácil de limpiar, para lo que el producto incorpora un sistema de fundas con cremallera, que simplifica el montaje y desmontaje de las mismas. 

Un producto que se remata con un bonito acabado en color azul, aunque también está disponible en otros colores.

 

 

Pro Cosmo Sofá Cama para niños A5 con puf

 

El modelo Pro Cosmo A5 es otro de nuestros candidatos a convertirse en el mejor sofá cama infantil del momento. Entre sus puntos fuertes tenemos un diseño con espuma de alta densidad, que llega a los 6 kilos. Algo que añade más comodidad y seguridad para nuestro pequeño a la hora de descansar. 

Además, es uno de los modelos más grandes que hemos analizado, con unas medidas de 160 centímetros de largo por 98 de ancho, así que puede usarse por niños más mayores de lo habitual.

Por otra parte, tal como correspondería a la mejor marca de sofás cama infantiles que podamos encontrar, este producto también cumple con toda la normativa europea y tiene una construcción ecológica, lo que garantiza la plena seguridad de todos sus materiales. 

Y como remate, el sofá se acompaña de un puf, para combinar con el producto y dar más opciones de uso al conjunto.

 

 

Delsit Dt2 1775 sofá infantil, color azul

 

Si prefieres apostar por las opciones más baratas, seguramente te interese conocer el modelo Delsit DT2 1775. Este producto es el mejor sofá cama infantil de relación calidad precio, sin que esto suponga un problema para su comodidad. 

De hecho, este sofá mantiene el planteamiento clásico de estos productos e incorpora un total de 2,1 kilos de espuma en su estructura.

Un diseño ya conocido, con una estructura de sofá y un asiento desplegable, que se convierte en el colchón sobre el que descansar. 

Tampoco tiene que envidiar al mejor sofá cama infantil del mercado, pues incluye mejoras como la funda desmontable o el estricto cumplimiento de toda la normativa relativa a este tipo de productos. Así que si no tienes claro qué sofá cama infantil comprar, este modelo es otra propuesta interesante.

 

» Revisa la información de años anteriores

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status