Los mejores cestos para la ropa sucia

Última actualización: 24.05.18

 

Cesto para la ropa sucia – Guía de compra, Opiniones y Análisis en 2018

 

Mantener la organización en la habitación es imprescindible. Separar la ropa sucia de la limpia es cuestión de higiene y al comprar un cesto para la ropa sucia hay que fijarse en ciertos detalles y ver más allá entre las opciones, considerando las apreciaciones de otros clientes en relación a la funcionalidad del producto y su experiencia sobre la calidad. Lo ideal sería poder revisar cada modelo, pero esto tomaría mucho tiempo y puede que así tampoco encuentres el diseño conveniente para ti. Para agilizar la tarea, hemos seleccionado las dos opciones que son más populares y recomendadas de manera frecuente por los usuarios. El primer modelo es el Chrislley Gris, un cesto que dispone de ruedas para poder moverlo de manera práctica hasta la máquina de lavado, fabricado en malla flexible y resistente, por lo que tiene mayor capacidad. Además, es plegable y cuando esté vacío puede reducirse su tamaño o utilizarse para guardar juguetes u otros objetos. En segundo lugar, está el Tatay Millenium, un cesto elaborado en plástico, que dispone de una estructura para ventilar los malos olores en el interior y viene en varios colores llamativos.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

¿Cuál es el mejor cesto para ropa sucia del mercado?

 

Ya sea que la ropa sucia se mantenga en el cuarto de baño o en la habitación, esta debe estar en un lugar aislado para mantener la organización y limpieza de los espacios.

Si estás pensando en comprar un cesto que te permita no dejar la ropa en cualquier lugar, debes conseguir un modelo que sea adecuado. Para facilitarte la selección, te ofrecemos una explicación detallada de las características que debes considerar, en una especie de guía para comprar el mejor cesto para ropa sucia del mercado.

Guía de compra

 

Peso

Antes de seleccionar determinado modelo de cesto para la ropa sucia debes revisar su peso. Esto básicamente por dos motivos: el primero es porque de esto dependerá su firmeza y estabilidad y el segundo porque es el adicional que deberás cargar o empujar una vez que el cesto esté lleno.

Es decir, si se trata de un cesto que ya estando vacío tiene un peso elevado, entonces será difícil de llevar desde la habitación o cuarto de baño, hasta el cuarto de aseo o donde se encuentre la máquina, cuando se sume también el peso de la ropa en su interior.

Por otro lado, si tiene un peso muy ligero, será fácil de cargar, pero también esto puede influir en el nivel de estabilidad que tendrá, por lo que podría llegar a volcarse. Aunque no existe un peso estándar o recomendado como el mejor, sí hay aproximaciones que suelen ser populares entre los usuarios, como los rangos superiores a los 600 gramos y menores de 2 kilos.

 

Ruedas y asas

En el mercado hay muchos modelos y diseños, así que si estás pensando hacer una comparativa de cestos para la ropa sucia, debes considerar características como las ruedas y las asas, porque estos detalles te facilitarán su traslado y te ahorrarán inconvenientes.

No todos los cestos disponen de ruedas, pero los usuarios suelen recomendar aquellos modelos que las incorporan en su estructura, porque facilitan el desplazamiento y evitan cargar un peso innecesario.

Asimismo, esta clase de productos deben estar dotados con asas para sujetarlos. Esto independientemente de tener ruedas o no. Si no cuentan con asas, cargar el cesto puede convertirse en una tarea engorrosa, donde por falta de un área de sujeción firme se puede caer y terminar con toda la ropa en el piso.

 

Sistema de ventilación   

No todo se trata solo de que un cesto de ropa sucia sea bueno y económico, también es fundamental que disponga de un sistema de ventilación que aísle la humedad, mantenga neutralizados los malos olores y permita que circule el aire en el interior del cesto, para que el sudor y el sucio no se adhieran más a la ropa.

Algunos modelos vienen con orificios que permiten la entrada de aire a lo largo de toda la estructura del cesto. Por su parte, otros cuentan con una tapa que se puede abrir y cerrar de acuerdo a las necesidades y permite que el aire entre en el interior, mientras que otros tantos están fabricados con materiales que suelen ser aislantes naturales de la humedad y conservan en buen estado la ropa mientras está en su interior.

Lo recomendable es seleccionar modelos que cuenten con una ventilación adecuada, para mantener la ropa en buen estado y alargar de igual modo la vida útil del cesto.

 

Materiales de fabricación

Si quieres saber cuánto cuesta un cesto para la ropa sucia, entonces deberás fijarte en los materiales de fabricación que han sido utilizados para su elaboración. De acuerdo a la calidad y el nivel de resistencia de los mismos, el precio será mayor o menor, al igual que su durabilidad, que será más amplia si cuenta con mejores materiales.

En este sentido, los cestos para ropa sucia suelen estar elaborados en tres materiales básicos: plástico, tela y madera. Cada uno tiene sus ventajas y el precio varía de acuerdo a la selección.

Los de plástico son adecuados por la resistencia que poseen y son prácticos a la hora de limpiarse; mientras tanto, los de tela son también resistentes y se amoldan al contenido en su interior. Por otro lado, los de madera son naturales y no dañan el ambiente, suelen ser más pesados y son convenientes para soportar altas cantidades de ropa, al igual que sirven para aislar los malos olores.

Capacidad

Para muchos usuarios es importante la capacidad de los cestos para ropa sucia, dependiendo del volúmen de piezas que la persona utiliza diariamente. El tamaño puede ser pequeño, mediano o alto. De cualquier modo, pueden conseguirse en el mercado diferentes capacidades que van desde los 60 hasta los 100 litros.

Seleccionar uno u otro dependerá del gusto y las necesidades del usuario, es decir, si es para uso individual, de pareja o familiar, pues de acuerdo a esto será necesario que sea más grande o más pequeño. Los cestos para ropa sucia más comunes tienen una capacidad que oscila entre los 60 y los 80 litros.

 

¿Cuál es el mejor cesto para ropa sucia del 2018?

 

Mantener la ropa sucia en un solo lugar es una forma de que la habitación luzca organizada. Además, facilita la tarea de lavar cuando hay que llevar la ropa a la máquina. En la actualidad hay una gran cantidad de modelos en el mercado que ofrecen distintas propiedades, por lo que seleccionar uno puede ser más difícil de lo que parece. Considerando esto, hemos agrupado los cestos para ropa sucia que tienen mayor nivel de popularidad entre los compradores.

 

Productos Recomendados

 

Chrislley Gris

 

Con un peso de 699 gramos, este cesto es recomendado por los usuarios a quienes buscan el mejor cesto para la ropa sucia, por conjugar calidad y capacidad en un mismo producto, ya que este modelo tiene dimensiones de 39 x 18,5 x 56 cm.

Está elaborado a partir de materiales de alta densidad como la tela Oxford, que es flexible y además cuenta con un recubrimiento que le brinda mayor resistencia.

Para que no se deforme el cesto y se mantenga firme y erguido, el fabricante incluyó un marco de alambre y varillas de fibra de vidrio. Todos estos materiales, unidos a sus prácticas ruedas, dan un resultado conveniente para mantener la ropa sucia y no tener que esforzarse cargando frecuentemente la ropa hasta la máquina.

También dispone de una tapa para mantener la ropa aislada y que no salgan los malos olores de su interior. Otra de las características que hacen llamativo a este modelo es que es plegable, por lo que se puede reducir su tamaño y guardarse sin ocupar mucho espacio en la habitación.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

Tatay Millenium

 

Con más de seis colores para seleccionar, el modelo Tatay Millenium es considerado por algunos compradores como el mejor cesto para la ropa sucia de relación calidad precio porque está fabricado con un plástico rígido como el polipropileno, que lo mantiene estable y le da robustez al producto.

Además, es capaz de soportar de manera adecuada el peso con una capacidad de hasta 60 litros y es el más barato de nuestra lista. Este modelo tiene la ventaja de poseer en su estructura unos orificios de ventilación para mantener la ropa libre de humedad y permitir que el aire circule, evitando así los malos olores.

Está dotado con una tapa para aislar el contenido en su interior y que no se desborde. De igual modo, por estar fabricado en plástico, es posible limpiarlo con solo pasar un paño húmedo sobre la superficie y así quedará como nuevo.

Comprar en Amazon - Precio (€11,38)

 

 

 

Songmics LCB10Z

 

Muchos se preguntan cuál es el mejor cesto para la ropa sucia. Para dar respuesta, este modelo del fabricante Songmics suele ser recomendado de manera frecuente por los usuarios, quienes afirman que se encuentra en el grupo de los mejores. Este modelo de cesto dispone de una capacidad para almacenar hasta 72 litros, con dimensiones de 40 x 30 x 60 cm.

Tiene un diseño rectangular y viene disponible en cuatro tonos elegantes y neutros que se mezclan con la decoración del hogar sin problemas. Está fabricado con materiales ecológicos como el bambú que, además de ser resistente, lo hace lucir elegante y le da firmeza y estabilidad. Para que quede aislado de la ropa, viene cubierto con una bolsa de lavandería extraíble elaborada en tela.

Asimismo, se incorporan materiales como el metal para evitar deformaciones. A modo de facilitar el transporte del cesto desde la habitación hasta el cuarto de lavado, viene con dos asas en los laterales para su movilidad. Por otro lado, su instalación es sencilla y rápida.

Comprar en Amazon - Precio (€25,99)

 

 

 

Relaxdays 10019053_49

 

Con un peso aproximado de 1,6 kilogramos, este cesto tiene una estructura amplia para almacenar la ropa sucia y viene disponible en varios colores que van desde tonos neutros, hasta otros más llamativos.

Si todavía no sabes cuál modelo destaca entre los mejores cestos para la ropa sucia del 2018, puede que te convenga revisar las características de este modelo, que suele ser recomendado a quienes buscan una elevada capacidad.

Dispone de una capacidad de 83 litros, con dimensiones externas de 65,5 x 43,5 x 33,5 cm y una de sus principales ventajas es que viene con una bolsa de algodón extraíble.

Una vez que esté llena, solo hará falta removerla y llevarla a la máquina sin tener que trasladar todo el cesto. Está dotado con dos asas laterales para cargarlo, en caso de que haga falta. Fue fabricado en bambú con una base reforzada en madera que brinda firmeza. Además, es de fácil limpieza y apto para espacios húmedos sin que se estropee. Viene con una tapa incorporada para mantener aislados los olores.

Comprar en Amazon - Precio (€25,3)

 

 

 

Tatkraft FBA_4654952

 

Para quienes buscan una elevada capacidad, este modelo de cesto puede ser el adecuado, ya que cuenta con una capacidad de hasta 105 litros y un peso que no excede los 2,22 kilogramos.

El fabricante Tatkraft incorporó el bambú como el material principal en la elaboración del cesto, por ser un agente natural, resistente a la humedad y tener propiedades que aíslan los malos olores y las bacterias.

Está diseñado con una forma rectangular y viene con una tapa que está unida al resto de la estructura a través de un asa. Tiene, además, un forro extraíble que es lavable, para mantener alejados los malos olores que puede producir el almacenamiento de la ropa sucia.

Este modelo requiere instalación, pero la misma es fácil y rápida. Gracias a su llamativo diseño, puede ser adecuado no solo para la ropa, sino también para almacenar juguetes, lencería u otros objetos.

Comprar en Amazon - Precio (€39,95)

 

 

 

Leave a Reply

Be the First to Comment!

avatar
  Subscribe  
Notify of
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...