Las mejores lámparas de infrarrojos

Última actualización: 19.10.18

 

Lámpara de infrarrojos – Guía de compra, Opiniones y Análisis en 2018

 

Las lámparas de infrarrojos tienen la capacidad de emitir un tipo de iluminación que ayuda a tratar el dolor y otros tipos de padecimientos como el acné, las tensiones musculares y las infecciones en áreas de difícil acceso, por ejemplo, los senos paranasales de la nariz y los oídos, las erupciones cutáneas u otras. Por consiguiente, cada vez más personas optan por hacerse terapias con ellas, no solo en centros de salud o clínicas privadas, sino en su hogar, pues al contar con una lámpara de estas pueden hacerse todas las sesiones de tratamiento que necesitan sin tener que pagar constantemente por ellas. En este sentido, la Beurer IL-50 tiene integrado un ventilador que ayuda a garantizar que los resultados obtenidos durante las sesiones de terapia sean los más favorecedores. Por otro lado, la Medisana 88254 es segura, pues ha sido certificada medicamente por la directiva de productos sanitarios, además, tiene tres años de garantía.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo mejor de los mejores

Lo bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

¿Cuál es la mejor lámpara de infrarrojos del mercado?

 

Este tipo de productos no solo se utilizan para la realización de tratamientos de salud, sino también para procedimientos estéticos, pues contribuyen a activar la circulación y permiten la regeneración de toxinas, lo cual ayuda a que la piel luzca más saludable. Si no sabes en qué fijarte a la hora de seleccionar una de ellas, la siguiente guía para comprar la mejor lámpara de infrarrojos puede ser de tu interés, porque son presentadas algunas de sus principales características.

Guía de compra

 

Potencia

Cada uno de estos aparatos cuenta con la capacidad de trabajar a diferentes niveles de potencia, por lo tanto, al realizar tu comparativa de lámparas de infrarrojos, este es uno de los principales aspectos en el cual deberás fijarte.

El nivel de eficiencia al cual funciona el equipo dependerá en gran medida de la potencia, así como de la intensidad de calor que ellas logran emitir.

Si deseas obtener un efecto de termoterapia bastará con utilizar aquellas lámparas que funcionan a bajos niveles de potencia, por ejemplo, las de 100 W.

Las que cuentan con la capacidad de funcionar en 200 o 300 W de potencia logran emitir más calor y pueden ser apropiadas cuando se necesitan realizar tratamientos de mayor intensidad.

Si te preocupa el precio de estas máquinas debes saber que el nivel de potencia suele tener cierta influencia en el hecho de cuánto cuesta cada modelo, las más potentes suelen ser costosas, mientras que las de bajo precio no tienen muchos vatios, no obstante, hay mucha variedad en el mercado, así que puedes encontrar una lámpara buena y económica.

 

Inclinación

Este tipo de tratamientos pueden ser aplicados sobre diferentes zonas del cuerpo, por esa razón, es conveniente que, además de tener un buen rango de acción, la lámpara pueda ajustarse en diferentes posiciones.

Los modelos pequeños suelen contar con distintos niveles de inclinación, en función de la zona a tratar o del tipo de terapia que vayas a llevar a cabo.

Por otra parte, los que son más amplios y son diseñados para utilizarse en centros de estéticas o salones de belleza cuentan con brazos y cabezales giratorios, cuyas posiciones pueden irse acomodando dependiendo de la zona del cuerpo sobre la cual trabajarás y del tratamiento que vaya a ser aplicado.

El tamaño de estos modelos puede llegar a dificultar un poco su movilidad, por este motivo, hay fabricantes que los diseñan sobre una base con ruedas, la cual le aporta estabilidad al aparato y también contribuye a que sea más sencillo trasladarlo de un lugar a otro.

 

Beneficios

Este tipo de máquinas son utilizadas con mucha frecuencia en la actualidad, debido a la variedad de beneficios que brindan. Antes de decidir comprarla es bueno conocer los aportes que realizan, ya que esto te será de mucha utilidad.

Irradian luz sobre diferentes zonas del cuerpo, incluso en las áreas de difícil acceso, por lo tanto, son eficientes para combatir el dolor y los problemas en las articulaciones.

Muchas lámparas pueden utilizarse como un tratamiento complementario para combatir los resfriados, porque gracias al calor que generan pueden hacer que la persona sude, sin que deba ir al sauna a pagar por ello, además, ayuda al descongestionamiento nasal.

Es bueno que sepas cuál es la utilidad que deseas darle a este producto, bien sea para aliviar el dolor, tratar enfermedades o realizar tratamientos estéticos, pues esto te ayudará a elegir con más facilidad.

 

Campo de radiación

Generalmente, todos los modelos son pequeños, en comparación a las saunas de luz infrarroja, sin embargo, tienen una medida específica, de modo que hay lámparas especiales para diversas zonas del cuerpo.

Por ejemplo, hay aparatos de este tipo cuyo campo de radiación es de 30 x 40 cm, así que tendrás diversas opciones, para que elijas la que más te conviene.

Certificaciones médicas

Aunque la mayoría de lámparas de infrarrojos disponibles en el mercado cuentan con su respectiva certificación médica es importante que revises este punto antes de elegir el modelo que más te guste. Esto es necesario porque, para conseguir una certificación de este tipo, dichos productos son cuidadosamente probados, lo cual garantiza que adquieras un producto óptimo.

Cabe destacar que, si no cuenta con aprobación médica, quizá no sea el adecuado para comprar, ya que una lámpara así podría generarte problemas en la piel, por ejemplo, quemaduras.

 

¿Cuál es la mejor lámpara de infrarrojos del 2018?

 

Las características de los modelos más recomendados son presentadas en el siguiente apartado, así que, si estás buscando una de estas lámparas, es momento de conocer más acerca de ellas. Entre los productos que son presentados a continuación encontrarás diferentes opciones, es probable que algunos de ellos sea el modelo adecuado para tus necesidades.

 

Productos Recomendados

 

Beurer IL-50

Ventaja principal:

Los 300 vatios de potencia son, sin lugar a dudas, la cualidad que destaca de esta lámpara de infrarrojos. De ahí la elevada eficiencia de este modelo, que se traduce en mejores resultados para el usuario.

 

Desventaja principal:

Tras calentarse durante un tiempo máximo de 15 minutos, el aparato necesitará enfriarse hasta encenderse de nuevo, por lo que el usuario deberá esperar si quiere seguir usándola.

 

Veredicto: 9.9/10

Una lámpara compacta, de buena calidad y con una inclinación ajustable que permite adaptarla a cualquier zona del cuerpo a tratar. Estupenda para aliviar dolores gracias al agradable calorcito que emite.

Comprar en Amazon - Precio (€62,66)

 

 

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES EXPLICADAS

 

Potencia

La potencia es una de las grandes virtudes de esta lámpara de infrarrojos. En concreto, posee 300 vatios, perfectos para aliviar dolores musculares, mejorar la circulación y tratar otras dolencias que puedan afectar al día a día del usuario.

El aparato, asimismo, consta de una lámpara cerámica de elevada calidad, un elemento que se encarga de proteger la piel durante la sesión de infrarrojos, ya que permite bloquear el 100% de los rayos ultravioleta. No en vano, estos podrían ser nocivos para el ser humano.

En definitiva, es una lámpara con una potencia más que notable que proporciona resultados inmediatos y, sobre todo, con la seguridad de que la radiación dañina quedará totalmente anulada. Con estas características, este modelo no tiene nada que envidiar a los dispositivos profesionales, pues ofrece las mismas ventajas y sin moverse de casa.

Inclinación ajustable

Uno de los detalles imprescindibles a considerar a la hora de adquirir una lámpara de infrarrojos es su grado de inclinación. Y es que no sirve de nada que la potencia sea muy elevada, si no se consigue enfocar el aparato hacia la zona a tratar en cuestión.

En el caso de este modelo, la inclinación es ajustable, lo que significa que el usuario podrá adecuar la lámpara a sus necesidades específicas. Está dotado, en este sentido, de un sistema que permite seleccionar entre cinco ángulos diferentes, de 0 a 50 grados de velocidad variables. Esto se traduce en la posibilidad de alinear la pantalla de acuerdo a la zona del cuerpo a tratar.

Además de permitir la inclinación, este aparato posee un increíble campo de radiación de 30×40 cm con el objetivo de irradiar aquellas áreas del cuerpo de mayor tamaño. Eso sí, recuerda que no debes aproximarte mucho al dispositivo y guardar la distancia de seguridad que recomienda el fabricante.

 

Temporizador

El tiempo de uso de esta lámpara de infrarrojos es ajustable de 1 a 15 minutos como máximo, de modo que sea el propio usuario quien seleccione cuánto desea que dure la sesión. Como decimos, 15 minutos es el tiempo máximo de exposición que permite el aparato, por lo que, cuando transcurra ese tiempo o el establecido por el usuario, la lámpara se apagará automáticamente.

Esta función temporizador resulta muy propicia para poder relajarse durante la sesión, ya que, de esta forma, no tendrás que estar pendiente del tiempo transcurrido o el que falta para apagar el equipo. Así, tendrás la posibilidad de desconectar y concentrarte únicamente en que la radiación haga efecto.

Al mismo tiempo, es un mecanismo de seguridad, ya que la lámpara alcanza temperaturas muy elevadas, de ahí que no pueda estar en funcionamiento durante más de 15 minutos, para minimizar cualquier riesgo.

 

Comprar en Amazon - Precio (€62,66)

 

 

 

Medisana 88254

 

Funciona con una potencia de 150 W, lo cual permite que la lámpara cuente con la capacidad de emitir una luz muy intensa que contribuye a la relajación muscular, además de aportar otra serie de beneficios, por ejemplo, la activación de la circulación.

Por otra parte, es posible utilizarla para tratar resfriados, lo cual es muy útil para la mayoría de usuarios, pues no tendrán que gastar mucho dinero en tratamientos si cuentan con esta lámpara infrarroja en casa.

Su ángulo de inclinación es de 35 grados y, aunque no es muy elevado, te permitirá ajustar la lámpara a una posición que te brinde comodidad mientras realizas todas las terapias necesarias.

Se encuentra entre las mejores lámparas de infrarrojos del 2018, pues el nivel de calor que puede generar contribuye a la dilatación de los vasos sanguíneos, generando un incremento del flujo sanguíneo en las áreas que están siendo tratadas, proceso que ayuda a aliviar el dolor considerablemente.

Por último, entre otros beneficios, mejora el metabolismo, algo que sirve de ayuda para las personas que padecen problemas respecto al mismo.

Es una de las lámparas de infrarrojos más baratas de la actualidad, así que no está de más revisar las siguientes cualidades, puede que sea la que necesitas.

 

Pros

Saludable: Mejora la circulación de la sangre y abre los poros de la piel para una limpieza óptima, además, alivia dolores musculares.

Inclinación: Tiene un ángulo de inclinación de 35 °, lo cual es ideal para aplicarte la luz en diversas zonas del cuerpo.

Versatilidad: Cuenta con una bombilla ahorradora marca Philips. Esta tiene una potencia de 150 W, lo que resulta óptimo hasta para tratar los resfriados.

 

Contras

Base: Esta parte de la lámpara podría ser un poco más grande o pesada, para lograr una mayor estabilidad; por supuesto, esto no afecta su funcionamiento y facilidad de uso.

Comprar en Amazon - Precio (€43,99)

 

 

 

VidaXL 110110

 

Posee una potencia de 275 W para funcionar de manera eficiente y generar el calor que es necesario al momento de utilizar este aparato.

Debido a su capacidad para efectuar las diferentes sesiones terapéuticas, la lámpara puede ser utilizada al momento de realizar aquellos tratamientos que permitan aliviar los dolores musculares y las molestias en las articulaciones. Luego de utilizarla, te sentirás aliviado, es decir, mejorará tu salud.

Al igual que otras lámparas de la misma categoría, su cabezal rotativo y su diseño permiten ajustarla en numerosas posiciones, gracias a ello, puede ser utilizada en la realización de los múltiples tratamientos. Todo esto significa que sirve para diversas áreas del cuerpo, lo que lo convierte en un producto funcional.

Según algunos compradores, esta es la mejor marca de lámparas de infrarrojos, así que podemos revisar las características de uno de sus modelos más destacados, el 110110, que tiene las siguientes características.

 

Pros

Potencia: Funciona con una potencia de 275 W, lo cual es suficiente para tratar diversos dolores en los músculos y mejorar la circulación.

Ruedas: Tiene cuatro ruedas para deslizar la lámpara de un lado a otro sin problemas, de modo que puedas cambiarla de lugar fácilmente en el ambiente donde la estés utilizando.

Cabezal: El cabezal donde está la lámpara infrarroja es ajustable para mayor comodidad de los usuarios.

 

Contras

Cable: Quizá sería mejor que el cable del interruptor fuese más largo, para poder apagar la lámpara incluso estando acostado.

Comprar en Amazon - Precio (€60,99)

 

 

 

Beurer IL-11

 

Si sientes dolor, sufres de tensiones musculares o tienes un resfriado, este producto puede ser el adecuado para proporcionarte alivio, pues el calor que es capaz de generar permite realizar múltiples terapias, siendo un complemento apropiado al tratar estos padecimientos.

Sus 100 W de potencia le permiten emitir una luz intensa, la cual puede regularse y proporciona diversos beneficios, así que es posible utilizarla como terapia después de cirugías, para sanar los tejidos de la piel afectados.

Asimismo, su diseño compacto facilita el uso dentro del hogar sin complicaciones y, como es una lámpara pequeña, la podrás llevar contigo cuando te vayas de viaje.

La puedes mover a la posición que necesites, según la parte del cuerpo tratada, porque posee cinco niveles de inclinación a los cuales logra adaptarse cómodamente.

Debido a que es una de las más baratas y a las diferentes características que posee está considerada por muchos como la mejor lámpara de infrarrojos de relación calidad precio del momento.

Esta podría ser la mejor lámpara de infrarrojos por 20 euros, por lo tanto, te recomendamos leer las siguientes características, de modo que hagas una buena comparativa de este tipo de productos.

 

Pros

Ajustes: Tiene 5 niveles de posición, para que la ajustes hacia la dirección que la necesites, esto hace su uso más fácil y práctico.

Bombilla: Cuenta con una bombilla infrarroja de 100 W, la cual sirve para tratar resfriados, dolores o tensiones musculares.

Portátil: Es una lámpara que puedes llevar a cualquier parte con facilidad, ya que no pesa demasiado ni ocupa mucho espacio.

 

Contras

Estabilidad: Ya que es compacta y liviana su estabilidad podría verse afectada, sin embargo, la mayoría de las personas que han adquirido esta lámpara no se han quejado al respecto.

Interruptor: Se echa en falta un interruptor de encendido y apagado, para mayor comodidad del usuario.

Comprar en Amazon - Precio (€17,7)

 

 

 

Weelko 1003

 

Si aún no se han despejado tus dudas sobre cuál es la mejor lámpara de infrarrojos, conocer las características de este modelo quizá te ayude a encontrar la respuesta precisa.

Con este modelo podrás realizar termoterapias, ya que cuenta con la capacidad de funcionar a una potencia de 275 W, lo cual le permite ser eficaz al emitir luz y generar calor.

Esta lámpara de infrarrojos la podrás acomodar en las diferentes posiciones que necesites cuando vayas a aplicar los tratamientos, porque posee un cabezal y un brazo rotatorio de 360 °, así que ajustarlo en la forma correcta será sencillo.

Asimismo, para garantizar su adecuada movilidad y estabilidad, este producto cuenta con una base de cinco ruedas.

Si todavía no sabes qué lámpara de infrarrojos comprar, quizá esta sea la más adecuada para ti, por lo que no estaría mal revisar una lista con sus pros y contras, así que te la presentamos a continuación.

 

Pros

Potencia: Tiene una potencia de 275 W, la cual es suficiente para emitir calor en el cuerpo y aliviar dolores.

Funcionalidad: Es una lámpara para realizar termoterapia, con el objetivo de ayudarte en la recuperación de lesiones en el cuerpo.

Regulador: Se puede regular la intensidad del calor que emite la bombilla, de modo que es posible utilizar esta lámpara para distintos objetivos terapéuticos y estéticos.

 

Contras

Patas: En algunas ocasiones puede que pierdan estabilidad las patas, pero si haces la instalación correctamente, no tendrás este tipo de inconveniente.

Uso: Algunos compradores no la recomiendan para clínicas o centros terapéuticos, sin embargo, en el uso doméstico cumple su función a cabalidad.

Comprar en Amazon - Precio (€82,09)

 

 

 

Beurer IL-50

 

Considerada como la mejor lámpara de infrarrojos del momento, este modelo cuenta con la capacidad de trabajar a una potencia de 300 vatios, por consiguiente, brinda un alto nivel de eficiencia mientras está en funcionamiento, lo cual garantiza la posibilidad de obtener mejores resultados.

Su área de radiación es de 30 x 40 cm, facilitando su uso sobre diferentes zonas del cuerpo, aunque estas sean amplias. Para brindarte un mayor nivel de comodidad al utilizarla cuenta con un ángulo de inclinación, el cual puede ser regulado entre los 0 y 50 grados, así podrás acomodarla a tu conveniencia.

Funciona conectada a la red eléctrica, pero, para evitar que los cables te molesten mientras estás aplicando el tratamiento, posee un recogecables, el cual garantiza que el equipo ocupará la mínima cantidad de espacio posible.

Los fluorescentes del producto se pueden cambiar, es decir, si llegan a deteriorarse, lograrás reemplazarlos para tener el equipo de nuevo en funcionamiento al momento de hacerte más terapias.

Puede que sea difícil conseguir la mejor lámpara de infrarrojos del momento, pero quizá este modelo sea el apropiado para ti, ya que cuenta con diversas características que lo hacen destacar frente a otros productos de la misma categoría.

 

Pros

Potencia: Tiene una potencia de 300 W, suficiente para tratar cualquier zona del cuerpo en la que desees alivio o una terapia de recuperación.

Radiación: Esta lámpara posee un campo de radiación de 30 x 40 cm, así que puedes utilizarla hasta en áreas amplias del cuerpo.

Pantalla: Cuenta con una pantalla de cristal cerámico que protege la lámpara halógena infrarroja que está en su interior.

Seguridad: No te quemarás la piel con este aparato, ya que tiene un sensor que te protege del calor excesivo.

 

Contras

Calentamiento: El temporizador solo llega hasta los 15 minutos, después de dicho tiempo la lámpara se apaga, porque se calienta, así que, si otra persona va a utilizarla, debes esperar un rato hasta que se vuelva a enfriar.

Comprar en Amazon - Precio (€62,66)

 

 

 

Cómo utilizar una lámpara de infrarrojo

 

En muchas ocasiones, los dolores musculares y de articulaciones son muy fuertes, por lo que los analgésicos comunes no alivian el dolor. Con los avances tecnológicos se descubrió que el uso de la luz infrarroja relaja los músculos eliminando por completo el dolor. A continuación te presentamos los consejos que debes seguir para utilizar una lámpara de infrarrojos de manera correcta.

Coge firmemente la lámpara

Existen diferentes tipos de lámparas de luz infrarroja según las necesidades de cada persona. Sin embargo, las más populares son las pequeñas y manuales que no necesitan de una base para apoyarse, pues basta con sostenerlas por las asas que posean. Para poder utilizarlas correctamente, sostenlas firmemente con tus manos, cuidando de que no sufran una caída, ya que sus bombillas son sensibles a los impactos y podrían dañarse por completo.

 

Conéctala a la toma de corriente

Una vez que la tengas firmemente en tus manos, procede a conectarla a la toma de corriente. Asegúrate de no tensar demasiado el cable que conecta a la lámpara, ya que puede ocurrir un corto circuito si no posee la energía necesaria para su funcionamiento.

 

Enciéndela y ajusta la intensidad

Después de conectar tu lámpara a la fuente de energía, procede a encenderla y ajustar el nivel de calor que necesitas. Pulsa el botón de encendido y espera unos minutos hasta que comience a calentar, después ajusta el nivel de calor con el botón de intensidad. Recuerda que no debes exceder la cantidad necesaria de calor establecida.

 

Acércala a la zona afectada

Toma la lámpara de nuevo con tus manos y colócala frente a la zona afectada. Ten en cuenta que no debe ser puesta directamente en contacto con la piel, ya que demasiada radiación de calor puede irritar o quemar tu piel si esta es sensible. Es recomendable que la lámpara se encuentre en un rango máximo de dos o cinco centímetros cerca de tu piel, con la luz apuntando directamente.

Realiza varias sesiones a la semana

Para obtener buenos resultados, es necesario que realices con frecuencia esta terapia de luz infrarroja, sobre todo si el dolor es muy fuerte. Puedes realizar entre tres y cinco sesiones con la lámpara a la semana, tomando en cuenta la intensidad de tu dolencia.

Si la zona donde aplicarás la luz es en tu cabeza, es recomendable que las sesiones tengan una frecuencia mínima de dos horas, ya que el rostro es más sensible a la luz. Para cualquier otra zona del cuerpo, mantén colocada la lámpara en la zona por un lapso de 20 a 30 minutos continuos y sentirás alivio del dolor.

 

No la utilices sobre una herida reciente

Debido a la alta intensidad de luz que irradia, la lámpara no es recomendable para ser colocada sobre una herida reciente, así que debes usarla luego de 24 horas de ocurrida la lesión, puesto que la sangre ya habrá coagulado y la piel no estará tan sensible. Recuerda siempre limpiar las placas que recubren las bombillas cada vez que uses tu lámpara.

 

 

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (5 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...