Configurar router como repetidor WiFi paso a paso

Última actualización: 20.09.21

Este sitio web está sostenido por los lectores. Cuando compras a través de los links de nuestra página, podemos ganar una pequeña comisión de afiliación. Revisa más información sobre nosotros.

 

Rara es la casa en la que el WiFi llega en condiciones a cada habitación sin usar un repetidor. Por eso, es habitual contar con este tipo de dispositivos amplificadores de señal. Sin embargo, si no quieres gastar y prefieres reutilizar un router para este fin, también es posible hacerlo.

 

En un tiempo en el que usamos móviles, tablets, asistentes y otros objetos conectados a la red que pueden estar en cualquier parte de nuestro domicilio, es clave tener cobertura WiFi en toda la casa, con calidad suficiente como para que estos dispositivos funcionen como deben. La solución más sencilla es recurrir a alguno de los muchos repetidores WiFi que tenemos en el mercado y que extienden esa red. Pero si prefieres el reciclaje y contar con más opciones para esa conexión, es posible convertir un router en repetidor WiFi, ahorrando algo de dinero y recuperando del fondo del armario ese viejo router que no usas.

Lo mejor de todo es que el proceso no es demasiado complicado, siempre y cuando el router WiFi sea compatible y soporte este uso, lo que suele ser lo habitual. Por cierto, aparte de algo de tiempo y otro tanto de paciencia, no vas a necesitar nada más para crear tu propia red con este router, siempre que tengas el enchufe a mano.

 

Preparaciones iniciales

A la hora de ampliar la señal WiFi con otro router sin cable usado a modo de repetidor, conviene dar un par de pasos previos, que nos quitarán molestias en el futuro. La primera comprobación que tenemos que hacer es verificar que la zona en la que vamos a instalar el dispositivo cuente con una conexión de red lo suficientemente potente como para que el amplificador sea eficiente. Porque, aunque tengas uno de los mejores routers WiFi para montar, si en la zona donde lo colocas no hay cobertura no te servirá de nada.

En paralelo, conviene elegir esta ubicación con inteligencia. Esto se traduce en elegir una zona donde la red generada llegue a todos los rincones. Por eso, no debes situar el router repetidor encajonado en muebles o entre paredes, siendo preferible instalarlo en una ubicación lo más abierta posible. Y si tiene antenas o similares, no te olvides de orientar las mismas bien para amplificar la cobertura en general o bien para enfocarla hacia donde sea necesario.

Cómo hacer un amplificador wifi con un router

Primer paso: resetear el router

Lo primero que tenemos que hacer para este uso es resetear el router a su estado original de fábrica. La idea es borrar la configuración original y eliminar cualquier dato que hubiera almacenado, que no nos va a servir en este nuevo uso. Para realizar esta tarea, basta con pinchar con una aguja fina en el orificio situado en la parte trasera y destinado a resetear esta configuración. En algunos modelos puede haber un botón específico, aunque no es lo habitual.

Segundo paso: conectarse al router

El siguiente paso es conectarse al router, a fin de configurarlo correctamente. La forma más fácil de hacerlo es ver su puerta de enlace predeterminada, que suele ser la dirección web 192.168.1.1. Escribiendo esta dirección en cualquier navegador, como Chrome o Firefox,  accederás a la interfaz desde la que configurar el repetidor WiFi en el que se va a convertir el viejo router. Si quieres hacerlo más fácil, echa un vistazo a la sección Red del Explorador de Windows 10, para ver si el router aparece aquí.

Tercer paso: configurar el dispositivo

A fin de conectar dos routers por WiFi y convertir el segundo en repetidor, es necesario elegir el modo “Repetidor” dentro de las opciones de configuración que nos aparecen. Una vez seleccionada, se nos pedirá que indiquemos la WiFi a la que queremos conectar el dispositivo y que, por tanto, será la que extenderemos. La interfaz nos pedirá la clave de esa WiFi y, una vez escrita correctamente, tendremos el equipo en funcionamiento y la WiFi ya amplificada.

Cuarto paso: probar la red

Si hemos seguido los pasos correctamente y todo funciona bien, deberíamos ver una mayor cobertura de red en aquella zona en la que hayamos instalado el dispositivo. Dado que hablamos de una instalación WiFi Bridge, no tendremos una nueva red, sino que estaremos ampliando la red original a una mayor zona, mediante el nuevo router WiFi que hemos incorporado.

Otras opciones

Aunque la mencionada es la opción más fácil y recomendable, existen otras opciones para reciclar ese viejo router de la forma que más te convenga. Una de ellas es configurar el router como punto de acceso con cable. En este caso, da igual que no haya cobertura WiFi en la zona objetivo, dado que la conexión se realiza por cable. El proceso sería similar al mencionado, aunque cambiando el modo de conexión al de punto de acceso en la interfaz de red. Es probable que también necesites una IP libre, para establecer la puerta de enlace del nuevo router conectado, que debe ser diferente de la del router original.

Otra cuestión que merece nuestra atención es el caso en que el router no cubra las necesidades que tenemos, lo que es frecuente con los productos de quinta clase que muchas empresas de telefonía entregan a los usuarios. En este caso, puedes recurrir a DD-WRT. Este proyecto de software libre puede instalarse en todo tipo de routers comerciales y te permite acceder a funciones más avanzadas, lo que facilita el proceso de abrir la red y configurar el modo de acceso que más te convenga. No obstante, este modo también es interesante para otros usos, como acceso a estadísticas avanzadas o incluso optimizar la cobertura, aumentando la intensidad de señal por encima de lo que viene siendo habitual. Eso sí, ten cuidado siempre con lo que haces, para no tener problemas con tu conexión.

 

Deja un comentario

0 COMENTARIOS

DMCA.com Protection Status