Principales causas por las que gotea el termo eléctrico

Última actualización: 30.03.20

 

El termo eléctrico es una de las mejores opciones para obtener agua caliente sanitaria, ya que no es necesario realizar una instalación complicada y ofrece una temperatura constante. Sin embargo, es común que este electrodoméstico comience a gotear después de un tiempo de uso, por lo que es importante conocer cuáles son las causas más frecuentes de este problema.

 

Aunque tengamos el mejor termo eléctrico, cualquier calentador puede comenzar a gotear de repente, primero de forma eventual y después de manera ininterrumpida. En este sentido, la pérdida de agua puede variar dependiendo del tipo de avería. Por lo general, el goteo proviene de la estructura del termo, pero también puede originarse en la válvula de seguridad o en la brida. Veamos qué es lo más recomendable en cada caso.

 

La válvula de seguridad y la presión del agua

El goteo a través de la válvula de seguridad es una de las fallas más comunes, pero puede tener tres causas diferentes. La más común es un exceso en la presión de agua directamente desde las tuberías del hogar, por lo que es necesario instalar un reductor de presión en la entrada de agua de la casa, sin embargo, en este caso no se trata de una avería del termo y la solución es sencilla.

Por otra parte, la propia válvula tiene una vida útil de dos años, por lo que podría estar dañada. Debido a que esta pieza no tiene reparación, corresponde reemplazarla por una nueva. Este es un procedimiento muy sencillo, pero debes tener cuidado al desmontar la válvula vieja, puesto que puede salir agua caliente del termo, esta es la razón por la que muchos usuarios prefieren contratar un servicio técnico profesional para evitar accidentes.

Una falla del termostato también puede causar pérdida de agua. Este dispositivo tiene como función principal dispararse automáticamente cuando la temperatura seleccionada ha sido alcanzada, pero si no lo hace, el agua se calienta demasiado, causando mucha presión, por lo que gotea la válvula de seguridad, ya que es la única salida posible. La solución a este problema es sustituir el termostato por uno nuevo.

 

 

Los tubos de agua y la electrólisis

La electrólisis ocurre dentro del termo debido a la presencia de distintos metales, como el hierro y el cobre, más la acción de agua y la electricidad, dando como resultado la corrosión de los componentes. En este caso, los tubos de entrada y salida de agua pueden estar en malas condiciones y producir goteo. 

Este problema es fácil de identificar, ya que por lo general la entrada de los tubos lucen oxidados. Sin embargo, es posible prevenir la descomposición de los tubos, impidiendo el contacto de éstos con la tubería de agua del hogar. Para lograrlo, es recomendable instalar manguitos dieléctricos, para que los materiales metálicos no entren en contacto y de esta forma evitar la electrólisis.

 

La brida, el ánodo y el tanque

Hay otras dos causas comunes que producen goteo en el termo eléctrico, nos referimos a una rotura en la brida o en el tanque. La brida es la tapa que une el ánodo con la resistencia y suele estar colocada en la zona inferior del calentador, una de las razones por las que la brida se deteriora es por un mal funcionamiento del ánodo, por lo tanto, en este caso es necesario cambiar todos los componentes mencionados.

La función del ánodo es la de evitar la acumulación de cal, por lo tanto, evita la corrosión de los elementos metálicos, en este sentido, es recomendable revisar la pieza una vez al año y sustituirla de ser necesario. Si el ánodo ha perdido sus capacidades, no solo se descomponen la brida y la resistencia, sino que también puede producir la rotura del tanque. Cuando el goteo proviene de otra parte que no sean las conexiones, es momento de cambiar el termo completamente, ya que significa que ha ocurrido una oxidación grave en su interior. En muchos casos, el agua puede salir de color rojizo a causa de los metales corroídos.

 

 

¿Cómo evitar que el termo gotee?

Existen algunas soluciones al problema de un termo eléctrico que gotea. En primer lugar, es bueno revisar si hay un desagüe cerca del aparato, si este es el caso, puedes instalar un tubo para eliminar los excesos de agua. Por lo general, la válvula de seguridad trae un orificio destinado a este fin, pero durante la instalación es recomendable que el tubo quede con un poco de pendiente para que el desagüe sea correcto. Por otra parte, si no tienes un desagüe cerca del termo, puedes colocar un depósito para almacenar el agua eliminada. Eso sí, debes prestar atención constantemente para que el agua del recipiente no se rebose.

Instalar un vaso de expansión también puede solucionar el goteo, ya que ayuda a reducir la presión. Se trata de un dispositivo con un balón en su interior que está diseñado para expandirse y absorber el exceso de presión, no obstante, hay modelos de diferentes tamaños, por esta razón, habría que calcular la capacidad necesaria dependiendo de las características de tu termo. El montaje de este elemento es muy sencillo, puesto que solo hay que conectarlo entre la válvula y el termo, justo en la entrada del agua fría.

También está la posibilidad de instalar un reductor de presión, ya que en algunos casos, el problema no es del termo, sino de las tuberías de la casa. Lo primero que debes hacer es medir la presión del agua, si pasa de los 4,5 kg/cm2, entonces es necesario reducir estos niveles, lo que permitirá proteger no solo el termo, sino otros electrodomésticos que utilizan agua. Si bien es cierto que las tuberías soportan esta presión e incluso más, también es verdad que la fuerza del agua puede acortar la vida útil de los aparatos.

Cabe mencionar, que es necesario instalar el reductor de presión cerca del contador de agua, pero lejos de la entrada del termo eléctrico, al menos a unos 3 m, esto permite que la válvula de seguridad pueda funcionar correctamente.

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
DMCA.com Protection Status