Los mejores detectores de movimiento

Detector de movimiento – Guía de compra, Opiniones y Análisis en 2017

 

Tanto si es por seguridad, como por comodidad, los detectores de movimiento nos ayudan a mantener un ojo siempre vigilante a lo que pasa allí donde lo necesitamos. Para lograr este control es necesario disponer de productos con un alcance adecuado, una potencia suficiente para el fin que hayan sido planteados y la resistencia adecuada, tanto en situaciones de interior como en exterior. Dentro de lo que el mercado nos ofrece, el modelo Maclean Energy MCE32 está considerado actualmente como el mejor por parte de los usuarios. Entre otras cosas, porque tiene un rango variable tanto en alcance como en potencia de luz necesaria, de modo que no pierdas un solo detalle durante su uso. Otro modelo interesante es el detector ElectroDH 60.259. El producto es uno de los más compactos del mercado y no tiene nada que envidiar a los detectores de mayor coste, destacado así por su adecuada relación calidad precio.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo Bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

¿Cuál es el mejor detector de movimiento del mercado?

 

Los detectores de movimiento son complementos a nuestro hogar, jardín o negocio con los que poder realizar tareas activadas de forma remota al detectar personas, animales o incluso vehículos. Dada la alta variedad de funciones de las que hablamos, conviene saber que vamos a necesitar antes de elegir un producto concreto.

Por eso queremos ofrecerte nuestra guía para comprar el mejor detector de movimiento del mercado, con algunas orientaciones prácticas y sencillas para saber en qué debes fijarte.

Guia de compra

 

Capacidad de detección

El primer punto por el que se distribuye cualquier comparativa de detectores de movimiento es la capacidad de detección. No es lo mismo un producto pensado para un pequeño baño de un local público a otro para un gran almacén o similar, por tanto las capacidades deben ajustarse a lo que precises, más considerando que este punto es clave al establecer la diferencia entre cuánto cuesta un detector u otro.

A la hora de hablar de detección tenemos dos elementos principales: distancia y ángulo. En el lado de la distancia esta es la separación en metros a la que el detector puede detectar el movimiento. Generalmente esta parte de los 3 metros, aunque en los modelos más avanzados la misma puede llegar a los 15 metros. Obviamente no son modelos baratos, así que no te excedas en la búsqueda.

Respecto del ángulo, esta es la zona en la que el detector busca aquello que tiene que “detectar”. Igual que una cámara de fotos tiene una cierta capacidad o ángulo para tomar imagen, al detector le pasa lo mismo. De nuevo son nuestras necesidades las que nos tienen que orientar, aunque colocar el detector correctamente sobre las zonas de paso es algo que ayuda a mejorar la detección, incluso con un detector más económico que el previsto.

 

Sistema de instalación

Dentro de la instalación de un detector de movimiento, podemos encontrar diferentes sistemas, pensados cada uno de ellos tanto en función de la zona en donde se va a instalar como en función del procedimiento. En concreto  y a grandes rasgos, podemos encontrar productos para empotrar, plafones de sobreponer para techo y productos de pared en sus diferentes sistemas o métodos.

Los modelos de empotrar suelen tener el montaje más sencillo, ya que una simple corona y un taladro permiten hacer el hueco de montaje. No obstante, son compatibles solo con falsos techos y otros techos similares en escayola o materiales análogos. En el caso de los modelos de sobreponer, estos se sujetan mediante una estructura y una tornillería como un plafón de laminación normal.

Finalmente, respecto de los modelos de pared, estos suelen incluir un soporte sujeto con tacos y tornillos en diferentes posiciones según el producto. En cualquier caso no debemos tampoco dejar de lado la conectividad eléctrica, que debe ser sencilla y seguir los principios de cajas de fusibles o fichas de empalme, a fin de evitar tener que estar haciendo conexiones precarias a la hora de conectar el detector a la corriente.

Capacidad eléctrica

El último aspecto que vamos a considerar respecto del detector tiene que ver con la capacidad eléctrica. En la práctica el detector lo que hace es dar la orden de encendido a cualquier equipo, generalmente luces, pero también puede ser un ventilador, aire acondicionado, pantalla, etc. Por tanto, es preciso que la potencia o capacidad de encendido del detector esté en línea  con lo que necesitamos.

En este aspecto haremos dos apartados. En el primero hablamos de iluminación. Los detectores suelen tener diferentes niveles de potencia o capacidad en función del tipo de lámparas usadas. Así suele ser normal encontrar una potencia para lámparas de bajo consumo y otra para incandescentes convencionales. Ten los niveles en cuenta para ver que realmente se adaptan a tus necesidades concretas.

En caso de que usemos el producto para la activación de equipos eléctricos, la capacidad del producto debe estar adaptada a la necesidad de alimentación de estos. Si es cierto que la capacidad, salvó equipos de alto coste, no va ser elevada, pero generalmente sí suficiente para estos usos. Tenlo en cuenta pues si vas a emplearlos para este fin pues las restricciones son más elevadas.

 

¿Cuál es el mejor detector de movimiento del 2017?

 

Debido a los diferentes usos y aplicaciones que tienen estos productos, no siempre resulta fácil determinar cuál es el mejor detector de movimiento que podemos comprar. Precisamente por eso conviene aplicar los consejos que acabamos de ver. Nosotros lo hemos hecho y de este estudio hemos conseguido una lista con algunos de los mejores detectores de movimiento de 2017, que te presentamos a continuación.

 

Productos Recomendados

 

Maclean Energy MCE32

 

Por las características que incorpora, este producto es recomendado para todo tipo de entornos. Cuenta con una distancia de detección que va desde los 3 a los 6 metros, pudiendo configurar la misma en función de lo que precises.

Su instalación empotrada en el techo hace que el producto sea discreto y no ocupe demasiado espacio, contando con un sistema de montaje sencillo. Gracias al relé incluido puede activar cualquier dispositivo una vez detectado el movimiento, manteniendo el mismo activo durante un cierto tiempo.

El producto se completa con un adecuado blindaje de clase IP20 y un consumo de energía reducido que apenas llega a 0.45W (en marcha), 0.1W (en espera), para que el uso del equipo no afecte a tu factura de la luz.

Comprar en Amazon - Precio (€10.99)

 

 

 

ElectroDH 60.259

 

Si quieres un producto de tamaño y coste reducido, pero de alta funcionalidad, el modelo ElectroDH 60.259 es una buena selección. Este detector es uno de los más pequeños del mercado, lo que facilita su montaje.

Algo que no afecta su funcionalidad, siendo capaz de realizar detecciones a distancias de hasta 6 metros con un ángulo de 100 grados. Siguiendo la línea de los modelos de mayor coste, el producto mantiene la activación del aparato durante periodos programables desde 5 segundos hasta 8 minutos con una carga eléctrica máxima de 800 VA.

Y para completar el conjunto este modelo tiene una sensibilidad capaz de trabajar a partir de solo 3 lux. Por eso no es extraño que este modelo compita para el título del mejor detector de movimientos del momento por parte de los usuarios.

Comprar en Amazon - Precio (€12.09)

 

 

 

ElectroDH  60.253/EMP

 

Dentro de la amplia gama de  detectores de movimientos que ofrece el mercado, el producto ElectroDH  60.253 es una agradable alternativa cuya instalación es aún más sencilla. Este producto se empotra directamente en las láminas del falso techo o cualquier otro material similar, ahorrando tiempo y molestias durante el proceso.

Algo que permite mejorar su rango de trabajo con una zona de detección de 180 grados lineales o en plano, junto a una distancia de detección de hasta 12 metros, siendo apto para su montaje a alturas de 50 a 350 centímetros, según precises.

Un modelo que además ofrece una alta carga de luz, de 300 vatios en modo bajo consumo y hasta 1200 vatios en incandescente, para que no te quedes corto a la hora de activar lo que precises una vez salte el movimiento.

Comprar en Amazon - Precio (€11.15)

 

 

 

Brennenstuhl 1170900

 

El detector Brennenstuhl 1170900 es otra alternativa interesante para exteriores, contando con un blindaje adecuado para tal fin. Obviamente, su montaje no es tan sencillo como el de un detector de movimiento inalámbrico, pero gracias a su forma y capacidad la misma resulta también accesible.

En concreto el modelo cuenta con un diseño de 180 grados de ángulo de trabajo a distancias de hasta 12 metros, de modo que puede activar cualquier luz de forma remota. El producto es ajustable tanto en el modo de encendido, como en la cantidad de luz de trabajo, para poder usarlo solo por la noche.

Y al ser orientable es más sencillo determinar la zona de medición sin complicaciones. Un producto  que se completa con un blindaje IP44, para que no dé ningún problema con la humedad o la lluvia en exteriores.

Comprar en Amazon - Precio (€11.99)

 

 

 

Livho 8055387446004

 

Si buscas un detector de movimiento exterior para encender luces de acceso, el modelo Livho 8055387446004 es un combo muy atractivo. No solo incluye el detector de movimiento, sino que también incorpora un foco LED de 10 vatios, con unas medidas ajustadas, que ofrece un rendimiento de iluminación equivalente a un foco de 100 vatios.

Recomendado para zonas de acceso en oscuridad o donde sea necesaria una buena iluminación, sin necesidad de instalar elementos adicionales para ello.

Un modelo de alta calidad con una resistente carcasa de aluminio y una protección tipo IP65 con la que poder soportar a la perfección las inclemencias del clima y todos los demás inconvenientes del montaje en exterior sin problema. Y si lo precisas, puedes dejar el foco en modo continuo para usarlo como iluminación tradicional.

Comprar en Amazon - Precio (€14.1)

 

 

 

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votes, average: 5.00 out of 5)
Loading...