Esquí para niños: convierte esta actividad en una grata experiencia

Última actualización: 30.10.20

Este sitio web está sostenido por los lectores. Cuando compras a través de los links de nuestra página, podemos ganar una pequeña comisión de afiliación. Revisa más información sobre nosotros.

 

Visitar las montañas para practicar esquí puede ser una actividad familiar muy enriquecedora, por lo que muchos padres optan por irse de vacaciones con sus pequeños en cuanto llega el invierno. Sin embargo, es un deporte exigente y que requiere de cierta preparación para poder disfrutar a plenitud, incluso para los niños.

 

¿Qué es el esquí?

Esquiar es una de las actividades más entretenidas para disfrutar en la nieve. Consiste en el deslizamiento sobre dos tablas que se mantienen sujetas a unas botas especiales mediante fijaciones, mientras se obtiene impulso con piernas y bastones.

Una de las ventajas de este deporte es que se practica casi exclusivamente en exteriores, ya que las pistas se ubican en laderas de montañas nevadas y esto proporciona vistas increíbles. Asimismo, el clima invernal elimina incomodidades como el calor o el sudor, haciendo más agradable cualquier estadía.

Practicar esquí también mejora la aptitud física, la resistencia, la coordinación y el equilibrio, siendo bastante desafiante y emocionante. Además, puede ser disfrutado por personas de prácticamente todas las edades y, si vives en España, podrás tener acceso a pistas donde te encontrarás con paisajes increíbles, áreas de práctica y entrenamiento para todos los niveles, así como también un sinfín de opciones para entretenerse.

Esquiar en familia

Con la pronta llegada de las temporadas invernales, son muchas las familias que planean pasar una buena temporada lejos de la ciudad disfrutando de uno de los deportes más populares para practicar en la nieve: el esquí.

Si tienes niños, debes saber que la edad recomendada para comenzar a practicar esquí es a partir de los 3 años, aunque primero se debe evaluar la capacidad física del pequeño junto con su coordinación, para comprobar que puede manejar los bastones y las tablas.

Asimismo, es imprescindible tener a mano el equipo y vestimenta adecuados para los climas fríos, por lo que investigar acerca de la mejor marca de botas de esquí o rompevientos, por ejemplo, puede ayudarte a ahorrar mucho tiempo al momento de elegir qué comprar.

Por otra parte, antes de salir a esquiar, puedes considerar los seguros que ofrece el deporte. Busca información en la administración de la pista para conocer los más asequibles y prácticos. Estos deben cubrir los gastos en caso de cualquier eventualidad, ya sean traslados de emergencia, pérdida de equipajes o entrenamientos, asistencia médica, atención odontológica, entre otros.

 

Consejos para hacer esquí con niños

Practicar un deporte con tus pequeños no tiene por qué ser una actividad limitativa, sobre todo si les ayudas a ser independientes y a cumplir los siguientes criterios para que todos puedan disfrutar de una buena experiencia:

 

Usar la ropa adecuada

Este es uno de los pasos esenciales. Las bajas temperaturas en las montañas y laderas donde se puede practicar esquí pueden llegar a ser muy incómodas para los pequeños, sobre todo si no están acostumbrados a la nieve. Por ello, debes asegurarte de que esté bien abrigado con su respectivo suéter, chaqueta, bufanda, guantes, pantalones y botas de esquí altas.

 

Comer balanceado

Comer bien es indispensable antes de hacer cualquier actividad física, por lo que antes del entrenamiento es necesario que todos hayan comido y reposado adecuadamente. De esta forma se evitarán problemas al estar en la pista y los niños se sentirán con más energía.

 

Hacer estiramientos

Ya que el esquí requiere de movimiento constante para deslizarse por la pista, es importante calentar los músculos antes haciendo estiramientos de piernas y brazos. Esta acción se encargará de evitar calambres al momento de esquiar y mejorará el movimiento de las articulaciones.

 

Practicar la postura

Antes de subirse a las tablas, es necesario que el niño aprenda a mantener la postura básica conocida como la cuña. En esta posición se pueden controlar el frenado y la velocidad al momento de esquiar, siendo básica de aprender para los principiantes.

Comprobar la nieve y el clima

Si deseas asegurar una buena experiencia, debes revisar el estado del clima para tratar de elegir un día en el que el clima sea agradable y no excesivamente frío para los niños, ya que la misma incomodidad podría hacer que se nieguen a practicar el deporte. Asimismo, la nieve debe estar asentada y firme, permitiendo un desliz suave sin accidentes.

 

Revisar los implementos deportivos

No puedes olvidarte de revisar el estado de los implementos deportivos para asegurarlos o ajustarlos en caso de ser necesario como, por ejemplo, las botas de esquí, ya que estas cuentan con ganchos especiales para integrarse con las tablas. También puedes incluir prendas como los guantes y las gafas, ya que son esenciales para la seguridad.

 

Conocer las normas de seguridad

El siguiente consejo es familiarizar al niño con las normas de seguridad al practicar esquí de montaña, las cuales están pensadas para garantizar la tranquilidad de todos y una buena experiencia al practicar el deporte.

Algunas de ellas incluyen reglas como respetar la señalización para evitar adentrarse en pistas peligrosas, controlar siempre la velocidad de desplazamiento, usar los laterales para andar a pie, no detenerse a mitad de pista, tener los ojos abiertos, entre otras.

 

Tomar descansos

Descansar durante el entrenamiento es crucial para que el niño no se frustre y pueda mantener su energía al practicar esquí, siendo lo recomendado tomar recesos cada hora u hora y media.

 

Contratar un instructor

Contratar a un profesional puede ser la solución ideal si no se tiene experiencia previa con el esquí. En caso de que sea también tu primera vez, es muy importante tener el consejo y supervisión de un profesional, ya que las pistas de esquí en las montañas pueden ser peligrosas si no se tiene dominio sobre el deporte.

 

¡Divertirse!

Por último, pero no por eso menos importante, divertirse. Así es. Tal como toda actividad con tus pequeños, esta debe ser divertida y entretenida para ellos. Nunca se le debe obligar a un niño a esquiar si no muestra el interés o deseo, dado que esto interferiría directamente en su capacidad para lograrlo.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status