Conoce la importancia de la suela al comprar botas de montaña

Última actualización: 26.10.20

Este sitio web está sostenido por los lectores. Cuando compras a través de los links de nuestra página, podemos ganar una pequeña comisión de afiliación. Revisa más información sobre nosotros.

 

Cuando buscamos botas de montaña, un aspecto importante que debemos revisar es la suela, ya que existen diferentes materiales en su confección. El principal objetivo de este elemento es permitir que tus botas puedan tener un buen agarre en cualquier superficie y la amortiguación de impactos en cada pisada, con el fin de evitar lesiones durante tus recorridos.

 

Desde que aparecieron los primeros calzados de montañismo, se identificó la necesidad de que tuvieran una suela capaz de proporcionar una tracción adecuada al caminante, pero la elección de los primeros materiales no fue la correcta. Al principio, estas piezas eran de cuero, fijado con unas piezas metálicas similares a los clavos, siendo materiales que podían soportar eficazmente el desgaste que padecen estos elementos en un terreno montañoso; sin embargo, el agarre que ofrecían no era el más apropiado.

En este post, queremos hablarte de cómo ha sido la evolución de esta pieza y aprender un poco respecto a los diferentes materiales que son utilizados en su fabricación, lo que permitirá llegar a una comprensión acertada de la importancia que tienen las suelas en el calzado de montaña.

 

¿Caucho o poliuretano?

Como decíamos, el primer material que se utilizó para las suelas fue el cuero, pero años más tarde, en la década de los años 30 del siglo pasado, se creó una suela elaborada con caucho, incorporando unos tacos en toda su superficie, siendo este material el que mejor se ha adaptado a los terrenos montañosos. Este invento fue desarrollado por los italianos Vitale Bramani y Leopoldo Pirelli (el primero, fundador de la famosa empresa Vibram y, el segundo, dueño de neumáticos Pirelli). 

En función de lo anterior, veamos cuáles son los materiales que más destacan en la fabricación de suelas para las mejores botas de montaña del 2020:

Caucho

El caucho es un material que ha perdurado hasta ahora, gracias a que es fácil de moldear, lo que permite diseñar los tacos de una mejor manera. Esto favorece notablemente la durabilidad y el agarre de la suela sobre cualquier superficie. A su vez, las suelas fabricadas en caucho se clasifican así:

 

Suela con goma blanda: en caso de optar por un buen agarre, pero con un rápido desgaste.

Suela con goma dura: la cual es altamente resistente a la fricción con el terreno, pero no tiene buenas prestaciones de adherencia.

Suelas híbridas: estas combinan compuestos de las dos anteriores con materiales textiles para perfeccionar el agarre.

 

Sin embargo, la principal desventaja que tiene el caucho es su peso, ya que no es liviano, así que muchos fabricantes han considerado combinarlo con otros elementos para darle ligereza, como es el caso de la goma EVA o el poliuretano para la media suela. 

En este orden de ideas, si vas a optar por unas suelas de caucho en tus botas de trekking para alta montaña, recomendamos que busques la marca Vibram, por ser la más vendida a nivel mundial y la que mejores prestaciones ofrece. Pero también existen otras marcas que se han ganado un buen lugar en el mercado.

Tal el caso de la suela Contagrip de la firma Salomon, preferida por muchos cuando buscan calzados diseñados para media montaña. Otra marca que ha ido escalando posiciones en el mercado es la firma Continental. Este tipo de suela puedes encontrarlo en los calzados Adidas y han tenido buena receptividad de los consumidores. 

 

El poliuretano (PU)

Se trata de un material derivado del plástico, que es utilizado con gran eficacia en la fabricación de suelas para botas de montaña, el cual ofrece una mayor ligereza en su estructura y mejor agarre a la superficie, siendo muy conveniente para practicar actividades de senderismo.

La marca Chiruca es una de las más recomendadas en el caso de las botas con suelas de poliuretano, utilizando este material en su confección desde hace algunos años. Sin embargo, el PU ha sido altamente criticado debido a su capacidad para descomponerse, sobretodo en aquellos casos en que las botas no son usadas con frecuencia.

En este sentido, Chiruca en conjunto con su equipo técnico ha sido la vocera en explicar que, la causa principal de dicha descomposición se debe a una reacción química conocida como hidrólisis, echando por tierra el mito que se había creado en torno a este material sobre la aparición de un hongo que se comía el poliuretano.

En su explicación técnica, los especialistas aseguran que este proceso de hidrólisis se produce por cualquiera de las siguientes razones:

 

Por un almacenamiento prolongado.

Dicho almacenamiento es efectuado en lugares con temperaturas elevadas.

Por guardar las botas en lugares con mucha humedad.

 

En cualquiera de estas situaciones, se reducen las propiedades que ofrece el poliuretano a la resistencia mecánica. Es por ello que se puede notar, al cabo de un tiempo, que la suela se deshace. No obstante, se debe aclarar que esta reacción química suele ocurrir pasados cuatro años desde la fabricación del calzado.

Chiruca comenta que ha incorporado a sus productos un material denominado poliuretano X-TRA, el cual no hidroliza, lo que garantiza una mayor durabilidad, así como un máximo agarre en suelos secos o mojados. Además, este compuesto le aporta a las suelas ligereza, resistencia y comodidad.

Pero en cualquier caso, lo importante es elegir un calzado para montaña que se adapte adecuadamente a la actividad que piensas desarrollar, pues de nada te servirán unas botas con suela Vibram, que son algo pesadas y rígidas, si por ejemplo, vas a hacer la ruta del Camino de Santiago.

En ese supuesto, lo más acertado es buscar unas botas con suelas hechas de poliuretano, las cuales son apropiadas para caminar largos kilómetros, por ser más ligeras y proporcionar una buena amortiguación de impactos, absorbiendo mejor los golpes. Ten en cuenta, que para ciertas actividades es necesario tener menos peso en los pies y mayor amortiguación, mientras que en otras lo que se requiere es una mejor protección.

Ante todo este escenario, no tenemos dudas de que la suela viene a ser un elemento muy importante en la elección de una buena bota de trekking, por lo que recomendamos confiar en las marcas que tienen años de experiencia en el mercado para hacer una inversión que valga la pena. Pero, recuerda que esta no es la única característica que debes revisar, también es preciso observar las prestaciones técnicas, la actividad a realizar, el peso, la horma, entre otros aspectos para que tu compra sea satisfactoria en todos los sentidos.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status