Ventajas de los carritos de bebé de tres ruedas

Última actualización: 27.05.20

 

Tradicionalmente, los cochecitos de bebé han sido de cuatro ruedas, si bien desde hace unos años asistimos a la proliferación de modelos de tres ruedas. Se trata de opciones igualmente válidas a las que, cada vez más, los papás se suman. He aquí las principales ventajas de los carritos de bebé de tres ruedas y algunos consejos de uso.

 

Hace algún tiempo, los carritos de bebé que podían verse por la calle y en los establecimientos eran bastante similares. Es posible que se diferenciaran un poco en el diseño, en la marca y en el color. No había otra alternativa: los cochecitos eran de cuatro ruedas. No obstante, de un tiempo a esta parte estamos observando cómo un nuevo modelo se está colando sigilosamente en el mercado hasta llevarse una buena parte del pastel. Nos estamos refiriendo a los carritos de bebé de tres ruedas.

Estos cochecitos llaman la atención, en primer lugar, por el tamaño de las ruedas. Lo cierto es que, quizás, nunca te hubieras fijado en ellas hasta que han llegado estos modelos. Lo habitual es que la rueda delantera sea más grande que las dos traseras, ya que es la que se encarga de abrir camino. Veamos, a continuación, las principales ventajas de apostar por un carrito de bebé de tres ruedas.

Mejor manejo. En general, podríamos decir que los cochecitos de tres ruedas gozan de mayor maniobrabilidad. Esto significa que, en terrenos irregulares, son mejor opción que los carritos convencionales de cuatro ruedas. No en vano, un modelo de tres ruedas parece que exige un menor esfuerzo por parte del usuario que uno de cuatro ruedas, dado que la rueda delantera se encarga de sortear todo tipo de obstáculos, incluso las posibles piedras del camino y demás inconvenientes.

Mayor resistencia. No resulta exagerado afirmar que los modelos de tres ruedas son más resistentes, pues han sido diseñados específicamente para ser manejados incluso en terrenos escarpados. Tras un uso prolongado por este tipo de entornos, es posible que los cochecitos de bebé de cuatro ruedas acaben deteriorándose mucho antes.

Mayor seguridad. Los carritos de tres ruedas son incluso más seguros que los de cuatro. Han sido fabricados para brindar seguridad no solo en circunstancias tranquilas como las de un paseo. Es más, están diseñados para hacer deporte, de ahí que no sea extraño observar, en muchas ocasiones, a papás o mamás saliendo a correr con el cochecito. Asimismo, muchos modelos disponen de frenos que se accionan con una sola mano para reaccionar rápidamente ante cualquier imprevisto.

Óptimo plegado. Aunque, a simple vista, estos artículos puedan parecer un armatoste, la realidad es que admiten un óptimo plegado para guardar en el coche, como ocurre con los carritos de cuatro ruedas convencionales. Esto es, sin duda, una ventaja añadida que te permitirá apostar por uno de estos cochecitos sin ninguna preocupación, dado que su carácter portátil está garantizado.

Cómo seleccionar un carrito de bebé de tres ruedas

Ahora que ya conoces las ventajas de estos artículos, es el momento de darte algunas recomendaciones de compra para que encuentres el mejor carrito del 2020 de tres ruedas. ¡Allá vamos!

Tamaño y peso. El tamaño y peso del cochecito es importante por varios motivos. En primer lugar, tienes que tener en consideración cómo es tu casa y de cuánto espacio dispones en ella. Valora también si vives en un edificio con o sin ascensor o en una calle demasiado angosta. Es importante tener en cuenta el tamaño y peso de cara a las dimensiones del maletero de tu coche. Pregúntate: ¿cabe en él?

Plegado. Tan vital como lo anterior es sopesar la forma de plegado del cochecito. Por razones de espacio, muchos padres precisan de un carrito que sea 100 % plegable. Es, sin duda, una característica que afectará a la movilidad de los progenitores.

Silla. En el caso de que sea tipo silla de paseo, sería interesante que apostases por un modelo que fuera reclinable. Así, el peque podrá estar tanto sentado durante el paseo como totalmente echado para su siesta diaria.

Seguridad. Cerciórate de que el modelo incorpora arnés de cinco puntos y demás elementos de seguridad. Sobre todo, que cuenta con el certificado CE. Es recomendable elegir, asimismo, un cochecito que posea frenos.

Extras. Puedes valorar la presencia de diferentes extras, como es el caso del reposapiés y manillar regulables, el asa reversible o la cesta portaobjetos. Todos estos complementos, sin lugar a dudas, contribuirán a hacer tu experiencia mucho más satisfactoria.

Presupuesto. Por último, aunque no menos importante, está el asunto del presupuesto. Debes meditar qué cantidad puedes dedicar a la compra de uno de estos carritos de tres ruedas, pero, sobre todo, ponla en relación con la calidad del artículo. En el mercado, las posibilidades son infinitas: desde 150 hasta 800 €.

Consejos para usar un carrito de bebé de tres ruedas

Para usar un carrito de bebé de tres ruedas, lo primero es desplegarlo. Para ello, deberías accionar el mecanismo que se encarga de su plegado y desplegado. Una vez esté abierto y listo para utilizar, es esencial que actives el sistema de bloqueo de ruedas. Se trata de un paso que no puedes saltarte, ya que te ayudará a mantener el cochecito estable mientras colocas al bebé en él.

Para situar al pequeño, pon el asiento en posición vertical. En el caso de que desees reclinar el respaldo, ya lo harás después, cuando el niño esté ya ubicado. Ya hemos hablado de que la seguridad durante el paseo es vital, así que dedica unos segundos a fijar el arnés y demás mecanismos. Asegúrate de que todo está en su sitio antes de echar a andar.

Antes de emprender la marcha, acomoda la sombrilla, de manera que el sol no dé directamente en la carita del bebé. Ahora ya sí, tu carrito de tres ruedas está listo para el paseo diario.

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status