Las 5 Mejores Taladradoras de 2020

Última actualización: 19.09.20

 

Taladradora – Guía de compra, Opiniones y Análisis

 

La taladradora es uno de los componentes que no pueden faltar en una caja de herramientas. Tiene un valor incalculable que te ayudará en todas tus tareas de bricolaje, mantenimiento, montaje y reparación. Son, en pocas palabras, herramientas todoterreno. Estos equipos son funcionales, versátiles y económicos, por lo que no te arrepentirás si te haces con uno. En el mercado encontrarás muchos modelos, alguno de ellos como el Einhell TC-CD 12 son compactos, de alto rendimiento y tienen funciones de perforación, percusión y atornillado, lo que las convierte en unas herramientas muy completas. Otras, como Tacklife 18 con varias velocidades, función de atornillado y un gran maletín con más de 100 accesorios con los que podrás afrontar cualquier tarea.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

Guía de compra – ¿Cuál es la mejor taladradora del mercado?

 

Las taladradoras se utilizan en casi cualquier labor profesional, ya que ofrecen un abanico de prestaciones muy amplio. Son herramientas muy versátiles, sencillas de utilizar y, gracias a las nuevas tecnologías, muy cómodas. Si estás pensando en comprar una para tu casa o para tu taller, en nuestra guía para comprar la mejor taladradora encontrarás toda la información que necesitas para escoger el modelo que mejor se adapte a tu presupuesto y a tus necesidades.

Cable o batería

En el mercado encontrarás taladradoras con cable y con batería, aunque cada vez es más habitual encontrar modelos solo con batería, ya que son más cómodos y prácticos. Sin embargo, para que la comparativa de taladradoras sea lo más completa posible, debes entender sus diferencias.

En primer lugar, los modelos con cable están pensados para usos intensivos y polivalentes. Tienen una potencia superior a cualquier modelo con batería. Se conectan a la corriente, habitualmente a una toma de 230 V. Son los más utilizados en obras de interior y, casi todos los modelos, cuentan con una función extra de percusión para taladrar materiales resistentes como el hormigón o la mampostería. 

En segundo lugar, los modelos con batería están pensados para labores que requieren menos potencia. Son más ligeros y manejables, y sus baterías de iones de litio ofrecen una autonomía y potencia proporcional a su tensión e intensidad. Cuanto mejor sea la batería, mayor rendimiento tendrá la herramienta.

La principal diferencia entre ambos modelos, además del cable, es que los modelos de batería suelen contar con funciones de atornillado. Estas opciones son ideales para montaje de muebles y otros elementos.

 

Potencia

La potencia de las taladradoras se mide en vatios (W) y cuando mayor sea este valor, más fuerte será la herramienta. En intervalo de potencia suele variar entre modelos, los de cable suelen tener entre 500 y 1000 W.

En el caso de las taladradoras sin cable, la potencia viene dada por el voltaje de la batería. Lo más habitual es que las baterías de iones de litio sean de 12 voltios. Sin embargo, algunos modelos profesionales cuentan con baterías de alto rendimiento de hasta 32 V. Debes saber que este factor influirá en cuánto cuesta una taladradora.

La potencia suele ser un reflejo de la solidez del equipo. Es decir, las taladradoras más potentes contarán con una mejor caja de velocidades, cojinetes más robustos o motores sin escobillas. Los taladros con menos potencia, utilizados en trabajos duros, estarán trabajando siempre al límite, lo que perjudicará a las piezas. Por el contrario, los más potentes podrán realizar todos los trabajos sin tanto esfuerzo.

 

Tamaño y peso

El tamaño y el peso son factores que se deben tener en cuenta a la hora de comprar una taladradora. Los modelos con cable, tienen motores y piezas más grandes, por lo que suelen ser mucho más pesados que los de batería.

Una taladradora buena y económica puede pesar unos 3 o 4 kilogramos, ideal para manejar sin que se canse la mano. Por otro lado, los modelos que cuentan con función de percusión pueden llegar a pesar más de 5 kg. 

Es importante escoger un modelo que tenga el tamaño y el peso adecuado para el trabajo que queremos hacer. Un taladro demasiado ligero, podría no ser el más adecuado para un trabajo duro o continuado. Lo ideal es encontrar un equilibrio entre los dos factores.

 

Velocidad

Una buena taladradora debe tener al menos dos velocidades. Las de una sola velocidad tienen unas 2000 o 2500 revoluciones por minuto (RPM); estas son las más económicas, aunque no son tan versátiles.

Los modelos más completos poseen velocidades fijas, habitualmente dos, que son seleccionadas por el usuario. La primera es la más lenta, ideal para perforar metales, ya que ofrece más fuerza de torsión para atornillar y la segunda es más rápida, utilizada para perforar materiales duros.

Los modelos más sofisticados incluyen un control de velocidad variable, que cambia la velocidad automáticamente hasta un límite predefinido. La velocidad se controla mediante la presión del gatillo; cuánto más se presiona, más rápida es la velocidad a la que gira el taladro. Esta opción permite comenzar el agujero a baja velocidad, para reducir el riesgo de romper el material, e ir incrementando a medida de que se avanza. Es importante evitar la velocidad baja durante largos periodos de tiempo, ya que recalienta el motor.

 

Percusión

La función de percusión ejerce un movimiento en forma de martillo sobre el mandril (la pieza que sostiene la broca), permitiendo que la broca avance sobre materiales duros como ladrillos y mampostería. La mayoría de los taladros con percutor tienen un interruptor para activar y apagar esta función.

La función de percutor requiere una broca especial, diseñada para girar a 3000 RPM, mientras golpea el material con unos 40.000 impactos por minuto.

Batería

Esta característica solo es importante en modelos de taladradoras a batería. Las más económicas, pero con peor rendimiento, son las de cadmio, que duran menos y tienen el famoso “efecto memoria” que lleva al equipo a perder capacidad de carga. También existen baterías de níquel y las de iones de litio. Ninguna de las dos tiene efecto memoria, son más potentes y pesan menos, aunque son más caras. 

 

Las 5 Mejores Taladradoras – Opiniones 2020

 

Las taladradoras son herramientas indispensables en cualquier taller, ya que permiten taladrar, perforar y atornillar sobre una gran variedad de superficies con muy poco esfuerzo. Si has decidido que necesitas encontrar la mejor taladradora del momento, te invitamos a que leas la siguiente comparativa. En ella te mostramos los cinco mejores modelos y te explicamos las características más interesantes de cada uno de ellos, para que escojas el que mejor se adapta a tu presupuesto.

 

1. Einhell TC-CD 12 Li Taladro atornillador 12V 

Ventaja Principal:

Su batería de 12 V y carga rápida es una de sus mejores características. Ofrece una gran autonomía (más de una hora de uso continuo) y una potencia suficiente para taladrar sobre la mayoría de los materiales y para atornillar lo que quieras.

 

Desventaja Principal:

Es un taladro de batería, por lo que no conviene utilizarlo para taladrar con percutor. En hormigón y cemento, el motor se calienta mucho y el portabrocas se bloquea debido al sobreesfuerzo.

 

Veredicto: 9.6/10

Se trata de una taladradora muy potente, ideal para trabajos de bricolaje y para labores de taller. Tiene potencia suficiente y la batería es de alta calidad, por lo que podrás trabajar durante horas.

Comprar en Amazon - Precio (€58,52)

 

 

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES EXPLICADAS

 

Diseño

Einhell es para muchos la mejor marca de taladradoras y lo demuestra en los detalles de su diseño. Se trata de una herramienta compacta y funcional, pesa 1,1 kg y mide algo menos de 30 cm, por lo que podrás llevarla colgada del cinturón de herramientas sin notar el peso.

La empuñadura es de goma y ergonómica. Se adapta bien a la mano y la batería tiene un diseño estrecho, por lo que no sobresale por debajo, sino que queda anclada al interior del mango. Esto evita que la máquina tenga sobrepeso y mejora la estabilidad durante el proceso de atornillado. Al no tener peso extra, la máquina no dará “bandazos” y será más cómoda.

El gatillo también ha sido diseñado para ofrecer la máxima comodidad al usuario. Tiene un tacto agradable y un sistema de presión que controla la velocidad de giro de la broca. En general, tiene un diseño muy esbelto, con partes de goma antideslizante que mejoran la eficacia.

Potencia

Su potencia, suficiente para cualquier labor, la convierte en una de las mejores taladradoras de 2020. Aunque, hay que tener en cuenta que no es una taladradora para hormigón, por lo que tienes que usarla sobre madera, metal y hasta mampostería, donde puede ofrecer el máximo rendimiento.

Las baterías de litio ofrecen la máxima potencia y un tiempo de trabajo muy alto.  Tiene giro a derecha izquierda para atornillar y desatornillar, o para sacar la broca una vez terminado el agujero sin romper el material. La velocidad de giro viene determinada por la presión del gatillo y resulta muy sencillo controlarla.

Lo mejor es el par de apriete que te permitirá trabajar con todo tipo de tornillos. El cabezal se puede desmontar para montar las puntas directamente sobre el mandril hexagonal para un proceso de atornillado más fuerte.

 

Rendimiento

En general, tiene un rendimiento excelente. Su batería de larga duración, junto a la base de carga rápida, ofrecen una gran experiencia de trabajo. Además, dispone de una cabeza de cambio rápido, con bloqueo automático de husillo.

El diseño de la herramienta está pensado para mejorar el rendimiento general, gracias al mandril portabrocas desmontable, el engranaje de dos velocidades para perforación y atornillado, el mandril de sujeción rápida y su unidad de electrónica de control de velocidades.

Incluye una luz LED integrada que te permitirá trabajar en lugares con poca visibilidad y un cómodo maletín de plástico resistente para guardar la herramienta y llevarla contigo donde sea necesario.

 

Comprar en Amazon - Precio (€58,52)

 

 

 

2. Tacklife Taladro Atornillador 18 V 2 Velocidades

 

Si te estás preguntando cuál es la mejor taladradora, la Tacklife es una de las mejores opciones del mercado. Con este equipo podrás atornillar, desatornillar y taladrar con facilidad. Dispone de dos velocidades variables con 16 niveles de par de apriete, que generan una potencia excelente para trabajos mecánicos de perforación y atornillado.

Dispone de un par de apriete máximo de 35 Nm y tiene función de percusión. Tiene un diseño muy sólido, con la base de la batería estable para que puedas dejarlo apoyado en cualquier superficie. Podrás trabajar sobre madera de hasta 30 mm, acero hasta 13 mm y mampostería hasta 8 mm.

Todo esto, junto a su luz LED integrada, la batería de 18 V, el portabrocas de 13 mm y su maletín de seguridad con 43 accesorios la convierten en la mejor taladradora de relación calidad precio de esta comparativa.

Comprar en Amazon - Precio (€89,99)

 

 

 

3. Bosch EasyImpact 550 Taladro Percutor empuñadura adicional

 

La Bosch EasyImpact 550 podría ser la mejor taladradora con cable de nuestra comparativa. Es una herramienta sólida y compacta, con sus 550 W de potencia facilita los trabajos de perforación. Dispone de función de percusión para trabajar sobre materiales duros como el hormigón y la mampostería y el control de velocidad del gatillo te permitirá controlar el giro al iniciar la perforación.

Es compatible con los taladros auxiliares de Bosch, que le permiten determinar la profundidad de perforación. Incluye un mango adicional antideslizante, con un modo de fijación que impide que se deslice. Como todas las herramientas de la gama verde de Bosch destinada al bricolaje, tiene un diseño compacto y suave, con partes antideslizantes que mejoran la funcionalidad de la máquina.

Si todavía no sabes qué taladradora comprar, debes saber que con este modelo podrás atornillar y desatornillar gracias a sus dos velocidades de giro a izquierda y derecha. Además, al ser un modelo eléctrico (sin batería), también es una de las taladradoras más baratas.

Comprar en Amazon - Precio (€41)

 

 

 

4. Black&Decker BDCHD 1S1 Taladro percutor 12V

 

Esta es una de las mejores taladradoras del mercado, gracias a su excelente relación calidad precio. Se trata de una herramienta muy potente, que te permitirá atornillar con precisión gracias a sus 24 posiciones de par de apriete.

Dispone de dos velocidades. La velocidad alta te permitirá trabajar sobre mampostería y hormigón, mientras que con la velocidad baja podrás perforar madera, metal y plástico.

Cuenta con un motor sin escobillas con tecnología antichispas y un portabrocas de 13 mm que te permitirá realizar agujeros grandes. Tiene función de percusión y puede perforar incluso hormigón. Podrás taladrar en madera hasta 25 mm, 10 mm sobre acero y 10 en mampostería.

La empuñadura es de goma, ergonómica y antideslizante. Incluye una batería de iones de litio de 12 V y 1,5 Ah de potencia, con cargador de 400 mA.

Comprar en Amazon - Precio (€74,26)

 

 

 

5. Goxawee taladro atornillador 12 V Kit

 

La Gowaxee es una de esas taladradoras baratas, pero que tiene todas las funciones y la potencia que necesitas para afrontar las labores y tareas de bricolaje y taller. Tiene función de atornillado y dos ajustes de velocidades: de 0 a 350 y 1350 RPM. En la primera velocidad, el gatillo de presión variable controlará la velocidad de 0 a 350. La velocidad baja es para funciones de atornillado y la alta para perforar.

Tiene 15 ajustes de nivel de par, para ajustar la potencia a la tarea que realices en cada momento, por ejemplo, si trabajas con tornillos frágiles o duros. También tiene una fuerza de 30 Nm, que te permitirá perforar madera hasta 15 mm y 10 mm metales. 

La taladradora tiene un diseño muy compacto y cómodo, con batería en forma de cartucho que no pesa ni molesta. Incluye una cómoda luz LED para trabajar en condiciones de poca luz y un botón para cambiar la dirección del giro. Por todo esto, podría ser la mejor taladradora por 50 euros del mercado.

Comprar en Amazon - Precio (€49,98)

 

 

 

Cómo utilizar una taladradora

 

Las taladradoras son herramientas muy sencillas de utilizar. Básicamente solo tienes que seleccionar la broca más adecuada para el material que vas a perforar y encenderla. Sin embargo, si nunca has utilizado una, conviene conocer algunos detalles que pueden marcar la diferencia entre un agujero perfecto y un completo desastre. A continuación, te explicamos paso a paso cómo utilizar una taladradora.

Escoge la mejor broca

Lo más importante es escoger el tipo de broca más adecuado para el material que vas a perforar, ya sea madera, hierro, plástico o materiales duros como hormigón. Es importante que no trabajes con la broca equivocada, ya que podrías partirla y sufrir un accidente. Las brocas para madera tiene una punta delgada en el centro para realizar perforaciones precisas. Las brocas para metal son las más corrientes, con un dibujo espiral y una cabeza lisa. Las brocas para materiales duros tienen una cabeza tipo martillo, ya que se utilizan con la función de percusión de la máquina.

 

Coloca la broca

Una vez hayas seleccionado la broca más adecuada para el material con el que vas a trabajar, debes aflojar el mandril o boca del taladro e insertar las brocas. Debes colocar la broca hasta el fondo, es decir hasta el tope del mandril, entonces debes apretar el cabezal hasta que la broca quede bien sujeta. Los modelos más modernos de taladradora tienen cabezales automáticos que no requieren llaves ni herramientas, pero en el mercado aún hay modelos que requieren de una llave para apretar y aflojar el mandril y que la broca quede firme. Es muy importante que la broca esté bien sujeta y que no “baile” al encender la máquina.

 

Marca el agujero

Para que el agujero quede perfecto debes marcar el lugar. Hazlo primero midiendo y marcando con un lápiz. Una vez tengas decidido y bien medido el lugar, utiliza un clavo para marcar el agujero. Ahora, con una broca delgada, inicia la perforación. No hace falta que completes el agujero, simplemente marca bien el agujero.

¡A taladrar!

Ahora que ya has marcado bien el agujero, pon la broca correcta en tu herramienta. Algunos materiales, como la mampostería o la cerámica, son muy frágiles. Para no destrozarlos, lo mejor es iniciar el agujero a velocidad baja. Si has abierto camino con una broca fina, será mucho más sencillo. Una vez dentro, aumenta la velocidad y mantén un ritmo constante. Procura mantener la herramienta siempre recta.

Si quieres mantener limpia la zona de trabajo, puedes colocar un trozo de cinta aislante justo debajo del agujero. De esta forma, el polvo no caerá sobre la pared, sino en el suelo. 

 

 

 

Preguntas más frecuentes

 

Q1: ¿Por qué al taladrar una superficie con una taladradora se produce calor?

Al taladrar se produce calor debido a que las dos superficies —la de la broca y la del material— se rozan y se genera una fuerza que se opone a la del desplazamiento circular de la broca. Esa fuerza hace que parte de la energía cinética que aplica el motor sobre la broca se convierta en energía térmica o calor.

En algunos casos, por ejemplo cuando se utiliza una taladradora con poca potencia sobre una material duro, esta fuerza en oposición es tan grande que frena la broca. En estos casos, lo más normal es que la broca se parta o, peor aún, que se queme el motor de la máquina, ya que no es capaz de ejercer la energía suficiente para contrarrestar la oposición de la pared.

Debido a este calor, cuando se trabaja con taladradoras de banco y piezas metálicas en talleres, siempre se suelen utilizar líquidos refrigerantes. De otra forma, las brocas se partirían o se fundirían debido al extremo calor que se genera en el proceso.

 

Q2: ¿Cuántos tipos de taladradoras existen?

Las taladradoras son herramientas muy antiguas. Las barrenas son la versión más arcaica y se utilizan desde la antigüedad para perforar materiales ligeros como la madera. Es una herramienta muy simple, que consta de una broca corta sujeta a una manija de madera que se hace girar, como si fuera un sacacorchos.

La evolución de la barrena es el berbiquí, que podríamos decir que se trata de una taladradora manual. En este caso dispone de un casquillo en el que insertar la broca y dos manijas, lo que facilita el movimiento circular y la perforación de los materiales.

Las taladradoras eléctricas fueron las primeras máquinas de este tipo que funcionaron con energía. Disponen de un motor y la mayoría tienen forma de pistola. Suelen incluir función de percusión y dos direcciones de giro. Antiguamente funcionaban con cable y, aunque todavía existen modelos eléctricos, la mayoría disponen de baterías.

Por último podemos encontrar los taladros angulares, que están pensados para perforar en lugares incómodos o de difícil acceso y las taladradoras de columna y radiales, que son máquinas muy sofisticadas utilizadas para trabajos de precisión.

 

Q3: ¿Para qué se utiliza la taladradora de columna?

Las taladradoras de columna son equipos pesados. Están formados por un taladro que está fijado a un eje vertical. Se sujeta mediante una columna y cuenta con una base que le permite apoyarse normalmente en el suelo, donde debe ser anclado, y una mesa de trabajo, con una morsa en la que se sujeta la pieza con la que se está trabajando.

Las taladradoras de columna son más sofisticadas, cuentan con mecanismos de graduación de profundidad que permiten establecer la medida exacta de la profundidad del agujero. Esto permite realizar agujeros muy precisos sobre todo tipo de materiales.

Las taladradoras de columna son muy apreciadas en talleres de carpintería y mecanizado, ya que permiten realizar trabajos de gran precisión y en serie. Con estas máquinas se pueden realizar perforaciones, escariados, roscados, redoblonados, avellanados y rectificados.

 

Q4: ¿Qué es una taladradora radial?

Las taladradoras radiales se componen de una base horizontal muy amplia sobre la que se dispone una mesa portapiezas fija. La mesa portapiezas tiene guías en las que se colocan tornillos para fijar las piezas con las que se quiere trabajar. Por encima de la base, se eleva una columna cilíndrica y robusta que tienen un movimiento ascendente y descendente, que se acciona mediante una cremallera o un tornillo.

A diferencia del taladro de columna, la taladradora radial cuenta con un brazo que puede girar 360º alrededor de la columna accionado por un mecanismo independiente. Esto permite taladrar en cualquier lugar de la pieza dentro del alcance de la máquina. Esta flexibilidad del brazo exterior, convierte a la taladradora radial en una máquina muy versátil y eficiente para trabajar sobre materiales grandes.

 

 

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status