Las 5 Mejores Cámaras Analógicas de 2020

Última actualización: 31.05.20

 

Cámara analógica – Guía de compra, Opiniones y Análisis

 

Las cámaras analógicas tuvieron su mejor auge hace unas cuantas décadas atrás, hasta que fueron desplazadas por la llegada de las cámaras digitales. Sin embargo, estos equipos no han quedado obsoletos del todo, pues, aun cuando existen diversas cámaras modernas en el mercado que ofrecen múltiples beneficios tecnológicos, todavía hay quienes tienen razones para preferir o contar con una cámara analógica. Por ello, todavía puedes conseguir algunas de estas exclusivas piezas en venta. La Fujifilm Instax Wide 300 es una de ellas. Como parte de su nombre lo indica, es una cámara para sacar instantáneas de todo tipo en formato ancho, con funciones que mejoran las imágenes y facilitan su empleo. Asimismo, cuenta con visor óptico y lente ajustable para un mejor enfoque. La Canon T50, otra de las analógicas más buscadas, es una cámara réflex considerada de colección, con un objetivo 35-70 mm y resulta adecuada para películas de 35 mm.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

Guía de compra – ¿Cuál es la mejor cámara analógica del mercado?

 

Aún hay quienes mantienen entre sus pertenencias e inventarios de ventas diversas cámaras analógicas, que otrora no podían faltar en cada ocasión memorable. Al igual que las cámaras de más reciente diseño y fabricación, las analógicas poseen características que las distinguen y en la actualidad se utilizan con diferentes fines. Si deseas contar con una, no te pierdas esta guía para comprar la mejor cámara analógica del mercado, donde podrás apreciar las cualidades más resaltantes que debe tener un equipo de esta categoría.

Tipo

Si te has decidido a adquirir una cámara analógica, es conveniente que analices las opciones disponibles y escojas un modelo que se ajuste al tipo de trabajo fotográfico que esperas realizar. Por ello, hacer una comparativa de cámaras analógicas podría ayudarte a escoger un equipo apropiado, acorde a tus necesidades, habilidades o entrenamiento en el uso de este tipo de cámaras, ya que algunos modelos pueden tener un funcionamiento más complejo que otros. 

Hay cámaras analógicas automáticas o con algunos controles de este tipo. Estas suelen ser más fáciles de emplear, ya que el equipo establece sus propios parámetros, aunque el resultado final puede ser mejorable. Otros modelos, en cambio, cuentan con controles manuales, mediante los cuales el fotógrafo puede experimentar con los diferentes valores, iluminación y escenarios, para conseguir el contraste idóneo que le permita componer la imagen con creatividad a partir de sus propios criterios.

 

Utilidad

Antes de escoger uno de estos equipos, es recomendable que pienses en el propósito para el cual deseas adquirir este tipo de cámaras, pues no serviría de mucho invertir cierta cantidad de dinero en una que no te sea útil, salvo que no planees usarla sino que quieras conservarla intacta como una pieza de colección. Pero si este no es el caso y esperas darle un uso apropiado, entonces debes elegir una cámara que en realidad te sirva para el fin planteado. 

Hay cámaras réflex, de manejo más complejo y mecanismos manuales o automáticos, cuya utilidad se adapta más a estudiantes de fotografía, aficionados o profesionales que aún se valen de estas cámaras para realizar sus trabajos fotográficos o alternan entre los modelos analógicos y los digitales. Aunque, si prefieres un equipo más sencillo, puedes optar por una cámara instantánea, que resulta más apropiada para niños, jóvenes y usuarios en general, quienes disfrutan de sacar fotografías casuales y divertidas.

 

Peso y tamaño

Si quieres contar con un equipo que puedas manipular con mayor libertad y a la vez sea cómodo de sostener y transportar, es bueno que antes te cerciores de su peso y dimensiones, para asegurarte de que puedes soportarlo al emplearlo y llevarlo contigo. 

Las cámaras analógicas, en especial las que disponen de objetivos que aumentan su peso y tamaño, se caracterizan por tener un cuerpo voluminoso en comparación con las cámaras digitales que se ofertan en la actualidad, por lo que las antiguas pudieran ser más difíciles de controlar si no se es muy diestro en su manejo, a pesar de que no son muy pesadas, pero sí grandes, pues los modelos más recomendados pesan entre 200 y 600 g. Sin embargo, algunas marcas producen equipos más pequeños y manejables. Así que, aunque te inclines por una cámara analógica buena y económica, deberías comprobar también que su tamaño sea adecuado para ti.

 

Formato

Algunas cámaras fueron diseñadas con el fin de emplearse en la realización de trabajos profesionales, por lo que incorporan el uso de películas a color, en blanco y negro o tono sepia, para lograr composiciones artísticas admirables. Este tipo de cámaras podrían tener un costo más elevado que las analógicas de uso convencional. 

Pero además, algunos modelos se distinguen por el formato de película que emplean, pues algunos son aptos para películas en formato de 35 mm y otros, por su parte, son de medio formato. Existen también las cámaras analógicas instantáneas, que imprimen las fotos en formato ancho y otras en tamaño más reducido.

Lente y objetivo

Si quieres estimar cuánto cuesta una cámara analógica, esto podría depender de las propiedades y capacidad de algunos componentes de la cámara, que podrían influir en la calidad de la fotografía que se obtiene. Algunas cámaras analógicas réflex incorporan lentes con objetivos intercambiables. Sin embargo, el rango de distancia que alcanzan puede variar en función del modelo. 

Las cámaras más comunes de esta categoría tienen objetivos con rango de 35-70 mm, mientras que otras con lentes fijas pueden alcanzar una distancia focal de 60 mm.

 

Las 5 Mejores Cámaras Analógicas – Opiniones 2020

 

A pesar de que la fabricación de las cámaras analógicas ha disminuido, aún hay modelos que se mantienen en vigencia y son buscados por fotógrafos que sacan el mejor provecho de este tipo de cámaras, al emplearlas como equipo complementario en su labor, así como por usuarios más tradicionales que, para su uso personal, prefieren el funcionamiento analógico en lugar del digital. La oferta es bastante amplia, aunque, si quieres escoger entre los mejores equipos, debes saber que son 5 los modelos que, según los compradores, vale la pena conocer.

 

1. Fujifilm Instax Wide 300 Cámara analógica instantánea 

Ventaja principal: 

Con esta cámara no tienes que esperar hasta un tiempo después para revelar las imágenes y poder apreciar cómo quedaron, ya que puedes obtenerlas al instante y gozar de un contenido de calidad con poco que envidiar a las cámaras actuales.

 

Desventaja principal: 

Esta cámara es un tanto voluminosa, lo que resta agilidad para poder sostenerla y manipularla con libertad para capturar fotos que requieran tomar distintas posiciones que permitan lograr un mejor ángulo, aunque esto dependerá de la habilidad de cada persona. 

 

Veredicto: 9.8/10

Se trata de una cámara de tipo clásica, con flash y enfoque de uso práctico, que permite obtener fotos de calidad en formato ancho y de manera instantánea, con un diseño vintage, característico de este tipo de cámaras. 

Comprar en Amazon - Precio (€106,98)

 

 

CARACTERÍSTICAS PRINCIPALES EXPLICADAS

 

Practicidad

La Instax Wide 300 de Fujifilm ofrece la posibilidad de capturar y procesar fotos grupales con mayor prontitud. Aunque en un principio puede tomar algún tiempo adaptarse al mecanismo y podría parecer algo difícil de manejar, al no contar con la pantalla donde se puede previsualizar la escena antes de capturar la imagen, con la práctica verás que realizar las tomas y valerte de tu instinto fotográfico es más sencillo y rápido de lo que parece. 

Además, te animarás a continuar al ver el resultado de tus fotos al instante, ya que podrás imprimirlas en un formato más amplio respecto al de los modelos Mini de la misma marca. También, tendrás la posibilidad de comparar los resultados y ajustar los parámetros correspondientes al flash, luz, sensibilidad y distancia, para mejorar las propiedades de las imágenes en las siguientes tomas.

Lente

Otra de las ventajas que caracterizan a la cámara analógica Instax Wide 300 de Fujifilm es su lente, que cuenta con varios tipos de enfoque: uno a motor, otro manual y otro adecuado para hacer fotografías con un contenido más extenso que incluya escenas en exteriores o paisajes. El enfoque a motor, a su vez, ofrece dos rangos distintos, uno de 0.9 m a 3 m y otro de 3 m en adelante, mientras que el modo manual alcanza de 0.9 m a 3 m y el de paisaje desde 3 m hasta una distancia más extendida. 

Esta lente, además, es retráctil, pues se extiende al abrirse, se encoge para cerrarse y tiene la capacidad de hacer acercamientos efectivos a una distancia que alcanza los 40 cm, desde la posición en que se encuentre la persona u objetivo.

 

Flash y visor

Este equipo está dotado con dos modos de flash, uno de relleno y otro normal, cuya carga se realiza entre 0.2 y 6 segundos. Además, estos se activan mediante un botón que permite emplear su luminosidad en fotografías tomadas a contraluz, por lo que se optimizan este tipo de imágenes con resultados positivos. 

La versión de esta cámara es de las más avanzadas, a pesar de ser de un modelo cuyo diseño salió al mercado por primera vez hace ya algunos años, porque también incluye un visor óptico de 0,37x que facilita observar la imagen real con precisión antes de disparar, para conseguir un mejor enfoque y realizar la captura en el momento más oportuno, gracias a que tiene la capacidad de hacer una detección correcta del objetivo.

 

Comprar en Amazon - Precio (€106,98)

 

 

 

2. Canon T50 Cámara réflex analógica 

 

Si esperas encontrar la mejor cámara analógica del mercado, la afamada marca japonesa Canon tiene una opción que puede ser apropiada para ti. Con un peso que no sobrepasa los 500 g y compatibilidad para usarse con películas de 35 mm, la T50 es la primera versión de la serie T de cámaras analógicas de tipo réflex que Canon puso a disposición de su clientela hace más de cuatro décadas. 

Aunque su producción fue descontinuada al cabo de unos pocos años después de su fabricación, en la actualidad aún hay quienes la buscan, pues esta pieza se considera como una reliquia de colección que algunos prefieren adquirir para aprovechar sus beneficios o conservarla entre sus bienes más preciados.

Este prototipo destaca por el rango de alcance de su lente ajustable e intercambiable de 35 mm a 70 mm, capaz de enfocar con mayor precisión y aumentar el tamaño del retrato real, sin alterar las propiedades que conforman la composición.

Aunque son varios los modelos de equipos analógicos de diferentes fabricantes disponibles aún en la actualidad, la T50 de Canon se mantiene como la mejor cámara analógica del momento. Te presentamos más razones que afianzan esta preferencia y un punto en contra.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

3. Nikon EM Cámara réflex a película con Obturador electromecánico

 

La EM de Nikon es un modelo que surgió a finales de los 70, a raíz de la necesidad de quienes demandaban una cámara cómoda, pequeña, compacta, más barata y que, a su vez, contara con ciertos avances tecnológicos que ya imperaban en algunos de los mejores dispositivos ópticos y electrónicos de la época. 

Tal ha sido su aceptación, que aún al día de hoy se mantiene entre las mejores cámaras analógicas del 2020. Se trata de una cámara réflex de objetivos intercambiables compatibles con la serie E. 

Además, el modelo cuenta con una pantalla por medio de la cual se puede visualizar mejor el objetivo para disparar justo en el momento adecuado, cuando la imagen se observe con cada elemento bien enfocado. Esta cámara con carrete para película de 35 mm dispone de un cuerpo construido en plástico fuerte y metal, lo que le ha otorgado durabilidad para resistir el uso y el tiempo.

Diferentes fabricantes han diseñado versiones de modelos similares que superan por poco o igualan a los de la competencia. Sin embargo, desde su fabricación, la réflex EM ha perdurado como un modelo que representa a la mejor marca de cámaras analógicas. Aquí, otras de sus ventajas y contras.

Ver ofertas del día en Amazon

 

 

 

4. Fujifilm Instax Mini 70 Cámara analógica instantánea

 

Si, después de analizar las primeras opciones que se han incluido en esta selección, aún tienes dudas sobre cuál es la mejor cámara analógica que pudieras conseguir, te conviene revisar las características que identifican al modelo Instax Mini 70.

Esta versión de la serie Instax de Fujifilm tiene la capacidad de imprimir instantáneas en tamaño reducido. Entre sus atributos más destacables, figura su pequeño espejo situado a un lado de la lente, que facilita la captura de autorretratos o “selfies”, función que se activa por medio de un botón para ajustar y enfocar el rostro de manera automática.

La Instax Mini 70 cuenta con un modo de exposición automático, sistema que permite obtener una captura nítida tanto del sujeto frente a la cámara como de todo el fondo que compone la imagen. Posee una función de flash de relleno, una opción que favorece el hecho de fotografiar personas ante una iluminación excesiva, sin difuminar sus rostros.

Entre toda la oferta de equipos fotográficos analógicos similares, la Instax Mini 70 se alza como una opción diferente, moderna y entretenida, por lo que puede ser la alternativa más acertada si aún no sabes qué cámara analógica comprar. A continuación, más de este modelo.

Comprar en Amazon - Precio (€128,99)

 

 

 

5. Big Daddy Holga 120 N Cámara 

 

Si quieres encontrar la mejor cámara analógica de relación calidad precio, la Holga 120 N pudiera ser la alternativa indicada, pues reúne cualidades provechosas y está disponible como una de las más baratas.

Se trata de una cámara de tipo profesional que funciona con películas de medio formato o conocidas como formato 120. Esta cámara está fabricada en plástico robusto y cuenta con una lente óptica con distancia focal fija de 60 mm. 

La Holga 120 N cuenta con un visor óptico por medio del cual se puede apreciar el entorno antes de ser captado en la imagen. Es cómoda de usar y transportar, pues su tamaño es pequeño y su peso ligero. Tiene unas medidas aproximadas de 11 x 14 x 8 cm y su peso apenas alcanza los 300 g. Su velocidad de obturación es de 1/100 s y posee dos máscaras para efectuar 12 capturas de 6 x 6 cm o 16 de 6 x 4,5 cm.

Puedes escoger entre una amplia variedad de modelos de equipos fotográficos que ofrecen similares propiedades. Sin embargo, la Holga 120N tiene la ventaja de ser la mejor cámara analógica por 50 euros, es decir, una de las opciones más baratas. Te contamos más sobre ella.

Comprar en Amazon - Precio (€38,93)

 

 

 

Cómo utilizar una cámara analógica

 

Las cámaras analógicas dejaron de usarse de forma masiva hace algún tiempo. Sin embargo, por su utilidad y capacidad de crear composiciones extraordinarias, aún se mantienen entre las preferencias de varios principiantes, expertos y aficionados. No obstante, su uso puede resultar un poco complejo. Por ello, te presentamos algunos tips sobre cómo usar una cámara analógica.

Verifica el producto

Sea que vayas a usar una cámara antigua que tengas en casa o una que hayas comprado, antes de comenzar a emplearla debes revisar si todas las piezas y botones de control están en buenas condiciones. Revisa que las perillas, el dial del objetivo y la palanca funcionen de manera adecuada. Realiza los movimientos respectivos a estos controles, pero evita forzarlos en caso de que compruebes que alguno está atascado. 

Verifica también el compartimento de las baterías, por si han quedado unas dentro por mucho tiempo o se ha sulfatado esta área. De ser necesario, limpia esta zona con algodón y alcohol, antes de colocar las baterías nuevas. Observa también el objetivo y comprueba el funcionamiento de los indicadores. Si hasta el momento todo funciona, procede a limpiar todo el cuerpo de la cámara. Retira primero el polvo y después aplica un líquido especial para lentes. Para esto, es conveniente utilizar un hisopo, especialmente en las áreas del visor y objetivo.

 

Elige un carrete

Escoge un tipo de película de acuerdo al resultado fotográfico que quieras obtener y que además sea apto para usar con tu cámara. Puedes elegir entre películas a color, en sepia o en blanco y negro. Además, asegúrate de que la película que escojas tiene un valor ISO adecuado al trabajo fotográfico que esperas realizar. Si ya tienes el carrete que vas a usar, abre el compartimento de la bobina y colócalo. Asegúrate de ocupar completamente el rollo, para que no lo desperdicies en caso de que no funcione debido a una manipulación incorrecta, pues no sabrás si tus imágenes se han plasmado o no, hasta que las reveles.

Prepara la cámara

En caso de que tu cámara sea una 35 mm, para comenzar a usarla, ubica el anillo que muestra los valores ISO de tu equipo y desplázalo hasta el nivel ISO correspondiente al rollo de la película que le has colocado. Para continuar, gira el dial hacia “prioridad de apertura”, representado en algunas cámaras con las letras A o Av. Después, realiza la apertura del objetivo al girar el dial hasta el nivel de apertura que prefieras usar. Entonces, tira de la palanca para rebobinar la película y cargar así el obturador.

 

Captura las fotos

Observa por medio del visor de la cámara y ubica el objetivo que deseas captar, fija bien la imagen y encuadra todo su contenido. Una vez que tengas el objetivo captado con claridad y la cámara esté bien estabilizada entre tus manos o sobre un trípode, presiona el obturador con tu dedo índice. Al terminar la toma, rebobina de nuevo la película para continuar con la siguiente foto.

 

 

 

Preguntas más frecuentes

 

Q1: ¿Cómo poner un carrete en una cámara analógica?

La forma de colocar el carrete se hace de manera muy similar en la mayoría de los equipos, por lo que puedes intentarlo así: saca el carrete de su empaque original y extiende alrededor de 10 cm la lengüeta que sobresale. Después, abre el compartimento de la bobina, coloca el carrete con la parte principal hacia abajo y pulsa el botón de rebobinado para asegurarlo. Posteriormente, extiende el extremo de la tira del rollo para introducirlo en la ranura que se encuentra a la derecha y presiona el disparador. Con la ayuda de la palanca, adelanta la película hasta estirarla por completo. 

 

Q2: ¿Qué puedo hacer con mi cámara analógica? 

Si tienes una cámara analógica que ha permanecido guardada por mucho tiempo, quizá es momento de desempolvarla y comenzar a aprovecharla de nuevo. Algunos accesorios de cámaras antiguas pudieran ser compatibles con los equipos en la actualidad, como flash, trípodes e incluso lentes. Puedes revisar el tipo de montura que usa tu cámara actual, para verificar si admitiría una lente de cámara analógica o si requiere un adaptador para poder usarse.

También puedes animarte a emplear la cámara de forma tradicional, pues con ella podrás desarrollar mejores habilidades fotográficas. Pero si no te interesa la fotografía, tienes la opción de venderla, pues siempre habrá alguien dispuesto a pagar por una de estas reliquias.

 

Q3: ¿Cómo sacar fotos con una cámara réflex analógica?  

Una de las ventajas que brindan algunos equipos analógicos es que puedes experimentar con las funciones de la cámara, en especial si son manuales. Puedes ajustar el nivel de sensibilidad o cambiar la rapidez del obturador, probando diferentes formas hasta obtener composiciones únicas. Si eres principiante, puedes aprovechar tu cámara réflex analógica e iniciar con carretes en blanco y negro.

Haz fotos al aire libre con la claridad del día, pues, de esta manera, obtendrás una mejor definición en las imágenes. No es fácil obtener una buena foto al primer intento, por lo que tendrás que disparar muchas veces antes de conseguir los resultados anhelados. 

 

Q4: ¿Cómo enfocar con una cámara analógica?

Algunas cámaras analógicas disponen de lentes con objetivos que permiten enfocar desde cierta distancia. Las más complejas o de uso profesional, como algunas versiones antiguas de Nikon, poseen una pantalla que encierra dentro de un círculo el área correcta de enfoque. Para lograr el enfoque adecuado, es necesario observar previamente por medio del visor de la cámara, con la vista centrada en el área exacta que se quiere capturar y girar el anillo de la lente para aumentar o disminuir la profundidad hasta alcanzar una visualización más nítida.  

 

Q5: ¿Cuál es la forma de pasar un vídeo de cámara analógica a PC?

La mayoría de las cámaras de vídeo analógicas empleaban casetes de 8 mm para almacenar el contenido. Para pasar un vídeo desde una cámara analógica a la PC, es necesario convertir el formato de vídeo a digital. Para ello, se requiere contar con el cable de interfaz de la cámara, tener una tarjeta capturadora de vídeo, conectar a la PC con la cámara encendida en la opción de reproducción y utilizar una aplicación de edición capaz de capturar el vídeo en el ordenador.

 

 

 

Suscribir
Notificar de
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
DMCA.com Protection Status