fbpx

CAMBIA TU HABITACIÓN Y CONVIÉRTELO EN UNA ZONA ZEN

Última actualización: 20.06.19

 

Te presentamos las bases del Feng Shui para que tu dormitorio sea tu rincón de desconexión, donde puedas recargar las pilas y descansar mejor.  

 

¿QUÉ ES EL FENG SHUI?

Seguro que habrás oído hablar a estas alturas de esta antigua disciplina china. Su nombre viene de viento (feng) y agua (shui) y su objetivo es mejorar el bienestar de las personas. Este método nos ayuda a encontrar un equilibrio en nuestros hogares, lo cual hará que tengamos más armonía y, por tanto, nos sintamos más felices. Y, seamos realistas, ¿quién no quiere ser más feliz?

Cuando hablamos de bienestar, el Feng Shui trata de mejorar todos los aspectos de nuestra vida, desde la salud, a nuestro estado anímico, e incluso propone mejorar el estado económico o laboral de todos. La base es sencilla, si fluye mejor la energía, estamos más relajados y felices, más productivos seremos y antes llegaremos a tener éxito.

¿El Feng Shui es una superstición? Podríamos pensar que sí, pero la verdad es que es un estudio multidisciplinario que reúne conocimientos de la arquitectura, la geografía, la salud, y se basa en la comprensión de las leyes de la naturaleza. Todo esto para estudiar el flujo de la energía o Chi.

Se centra, principalmente en tres ámbitos de un hogar: la entrada, la cocina y los dormitorios. Nos centraremos en el dormitorio porque nuestro perezoso interior ama dormir y queremos que el tuyo descanse de la mejor manera posible. Allá vamos, prepárate: ZzZzZzZ….

TU DORMITORIO: TU ZONA ZEN

1. Dónde colocas la cama importa: una norma estricta de esta disciplina es que la cama no puede estar alineada con la puerta de la habitación, nunca. Ha de estar en diagonal y lo más alejada de la entrada. Quieres poder ver la puerta desde la cama, pero de forma que la energía no te llegue de forma directa mientras intentas dormir.

2. El chi tiene que circular alrededor de la cama: Si la energía no fluye correctamente, esto se traduce en que tendrás turbulencias en tu vida íntima. Si tu cama está pegada a la pared o al suelo (como las camas nido) se obstaculiza la circulación y por tanto, tu pareja o tú tendréis que dormir en ese lado, sintiéndose “atrapado” en la relación. Además, el colchón también importa, por razones obvias. Invierte en uno de calidad que asegure el mejor descanso para los dos.

3. Busca otro hueco para los libros: Puedes mantener en el cuarto los libros que te estés leyendo, pero recordemos que nuestro objetivo es que sea un lugar de relajación y descanso, así que, limitemos la cantidad de libros para no agobiarnos.

4. Equilibra la luz: El Feng Shui anima a mantener un estilo bastante minimalista, precisamente para eliminar todos los obstáculos para el Chi. El equilibrio es algo que produce armonía, así que, si tienes una lámpara de noche, pon otra igual al otro lado de la cama. Intenta que todo esté centrado.

5. Deshazte de aparatos electrónicos: Dispositivos como la televisión, ordenadores, o videoconsolas activan el cerebro. Además, piensa en lo último que visto o leíste. ¿Quieres que el correo de tu jefe se infiltre en tus sueños? Nosotros tampoco. Si no tienes otro sitio, intenta colocarlos lo más alejados de la cama.

6. Las plantas y flores: fuera de la habitación. Se cree que las plantas poseen demasiado yang. El yin y el yang tienen que ver con el Chi, la energía que tiene que fluir para que haya armonía. El yang representa actividad, movimiento, luz, y por tanto se relaciona con todo lo que sugiere estos aspectos como puede ser el Sol, el día, el color rojo, la voz fuerte, el estrés, la vida, el fuego, y el ruido, entre otros. Nos encantan las plantas, igual que a ti, pero el Feng Shui defiende que crean demasiada energía que afectará tu descanso.

7. Los espejos alejados o escondidos: Puede que suene extraño, pero según el Feng shui, los espejos que estén sin tapar alteran el sueño, y si compartes la habitación con tu pareja, se cree que abren la ventana a la infidelidad. Expertos aconsejan colocarlos por dentro de las puertas del armario para que tengas acceso a uno sólo cuando lo necesites.

8. Nada de colores vivos para los niños: Lo sentimos, pero habitaciones decoradas con la Patrulla Canina o Cars, tienen demasiados estímulos y colores chillones, por tanto, transmiten demasiada energía que alterará el descanso de los pequeños.

9. ¿Un acuario en la habitación?: NO. Todo lo que tenga que ver con el agua debe permanecer fuera del dormitorio por una simple razón: es asociado a la pérdida financiera o al robo. No queremos ese tipo de “yuyu” presente en nuestra ‘zona zen’ así que vamos a evitar cuadros de agua (mar, ríos, lagos…) y todo tipo de decoración del tipo acuario, fuentecitas, etc. No te preocupes, el feng Shui sí permite colocar estos elementos decorativos en el baño.

Como mencionamos antes, el Feng Shui trata de mejorar todos los aspectos de nuestra vida, y nosotros hemos tomado nota. Por eso, te sugerimos estos pasos para ver cómo cambia el flujo de energía en tu hogar y, como consecuencia, descubrir cómo eso se traduce en un mejor bienestar personal. ¿Qué cambio harás primero?

 

Autor: Jennifer Tejada

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...
DMCA.com Protection Status