▷ El mejor bozal. Comparativa & Guía de compra

Los mejores bozales

Última actualización: 19.11.19

 

Bozal – Guía de compra, Opiniones y Análisis en 2019

 

El bozal es un aparato que se usa alrededor del hocico del perro para que no pueda morder, sirviendo como elemento de control para nuestra querida mascota, siendo obligatorio su uso si tenemos animales que puedan ser considerados como potencialmente peligrosos. Si quieres elegir un buen bozal para tu amigo canino, debes tomar en cuenta ciertos elementos característicos, tales como la forma del hocico del perro, el tipo y tamaño del bozal, pues este dispositivo debe permitir el jadeo del animal, así como beber y comer. Entre los bozales más recomendados por los compradores de la web encontramos el modelo Baskerville Ultra Muzzle, un producto que cuenta con un excelente sistema de seguridad y ajuste, para manejar a la mascota, pero a la vez le brinda libertad para jadear, comer y beber agua durante su paseo. Otro modelo interesante es el bozal RockPet Nylon, que se presenta en diferentes tallas y medidas, con un agradable diseño de tejido de malla, ideal para prevenir mordidas en aquellos cachorros que son enérgicos y agresivos.

 

 

Tabla comparativa

 

Lo bueno
Lo Malo
Conclusión
Ofertas

 

 

¿Cuál es el mejor bozal del mercado?

 

Cuando tenemos perros en casa que entran en la categoría de “potencialmente peligrosos”, o que pueden tener conductas agresivas, tienen que usar un bozal para poder salir con ellos a lugares públicos, para evitar mordeduras de perros o inconvenientes con otras personas o animales. En este contexto, hemos preparado esta guía para comprar el mejor bozal, pues debe ser un producto seguro y que no genere incomodidad ni estrés a nuestra mascota.

Guía de compra

 

Tipos de bozal

Para realizar una comparativa de bozales, es importante conocer que existen diferentes tipos, con características particulares que tiene ventajas y desventajas, pero que dependiendo del modelo que elijas tu perro estará más cómodo, tranquilo y sin estrés.

En este sentido, tenemos al bozal tipo cesta, que dispone de un diseño como el de una cesta tejida, brindándole al perro una ventilación bastante amplia en el hocico y un movimiento suficiente en la boca para que pueda jadear, beber líquidos y comer algunas golosinas o ciertos alimentos.

Hay otros tipos de bozales que tienen forma de manga o de envoltura, con una apariencia como de camisa de fuerza, pero se envuelve sobre la boca del perro, arropando su hocico, restringiendo toda forma de movimiento. Con este tipo de bozal el perro no puede jadear, ni comer o beber líquidos, lo que puede resultar un serio problema para el canino. Es por ello, que se recomienda a los dueños que este tipo de bozales sea usado de forma adecuada, para momentos específicos y por un breve espacio de tiempo.

De igual manera, puedes encontrar unos bozales tipo lazo, que son aptos para el adiestramiento del perro, para que no tire de la correa durante el paseo. Este bozal consiste en una cinta que se coloca alrededor del hocico del perro de forma ajustada para limitar sus movimientos. También hay bozales diseñados para perros braquicéfalos, vale decir, perros como el carlino o pug, el bóxer o el bulldog francés, los cuales se caracterizan porque su cráneo es redondo y su hocico es corto y achatado. Para ellos, se han diseñado bozales especiales que se adaptan a la conformación de la cara de estos perros.  

 

Material de fabricación del bozal

Otro aspecto importante que debes revisar al momento de elegir un buen bozal guarda relación con el material con el que está fabricado, pues dependiendo de este elemento será un indicativo de cuánto cuesta el producto, ya que según la materia prima que se use en la elaboración del bozal, ello determinará su calidad y durabilidad, por lo que resultará más caro o económico.

De tal manera, podemos mencionar que los bozales tipo cesta, generalmente están fabricados con plásticos resistentes y duraderos para que el perro no los rompa a la primera. Aunque también puedes encontrar bozales tipo cestas hechas de alambre, que son especiales para perros más grandes.

En el caso de los bozales cerrados, se emplea tela de malla o nylon en su elaboración, igualmente el cuero o el neopreno son utilizados como materias primas en estos accesorios. Pero ten en cuenta que este tipo de bozales no es muy cómodo para nuestras mascotas, ya que no les permite jadear, un mecanismo fisiológico propio del perro que es imprescindible para regular su temperatura corporal. Otra desventaja de este bozal es que el perro está impedido de comer, ladrar o beber, lo que genera estrés y resulta peligroso para el animal.

Tamaño

El tamaño adecuado del bozal también es otro elemento importante, porque ello se relaciona con la seguridad de la mascota. Es por ello, que el bozal utilizado por nuestro perro debe ser apto para la conformación de su cara y se tiene que adaptar con facilidad, pues de lo contrario, pudiera suceder que el bozal ocasione rozaduras o laceraciones en la piel si está muy apretado, o el perro puede zafarse del aparato si está muy flojo.

Para elegir el tamaño adecuado del bozal, es necesario tomar las medidas del largo del hocico del perro, colocando una cinta métrica desde la punta de la nariz a la cabeza. También debes tomar nota de la medida de la circunferencia del hocico, por lo que debes colocar la cinta métrica alrededor del hocico, a pocos centímetros de los ojos del animal. Ten en cuenta que el bozal viene en distintos tamaños y se adapta a las características morfológicas del perro.

 

¿Cuál es el mejor bozal del 2019?

 

Si te interesa comprar un bozal para tu mascota y a la vez cumplir con la normativa prevista en el Boletín Oficial del Estado, para no tener problemas en caso de un perro considerado potencialmente peligroso, ponemos a tu disposición una selección con los mejores bozales del 2019, valorados positivamente por muchos usuarios, con un análisis detallado de sus características más importantes.

 

Productos Recomendados

 

Baskerville Ultra Muzzle

Ventaja principal:

Gracias a su diseño de canasta este bozal ofrece una protección integral al perro, ya que puede comer, beber y jadear sin problemas, mientras previene el peligro de las mordidas, siendo muy útil para la socialización segura o para salir con el perro.

 

Desventaja principal:

Este bozal no es totalmente adaptable para algunos hocicos, por lo que tu perro podría salir lastimado, siendo recomendable ponerle un parche acolchado para evitar laceraciones en la piel o buscar otro tipo de bozal.

 

Veredicto: 9.8/10

Se trata de un bozal con forma de cesta que le permite al perro beber, comer y jadear, muy útil en los procesos para modificar la conducta y para llevarlo a pasear.

Comprar en Amazon - Precio (€15,04)

 

 

Caracteristícas Principales Explicadas

 

Diseño

Este modelo de bozal Baskerville cuenta con diseño que fue patentado por el Dr. Roger Mugford, ideado para evitar que el perro muerda, el cual proporciona un óptimo ajuste en el hocico. Es adaptable a una gran cantidad de razas de perros, entre los que destacamos aquellos que tienen una nariz más cortas, como el caso de los boxer.

La estructura de este bozal es en forma de cesta, que es suave y resistente, así como totalmente maleable, y dispone de una apertura superior que evita las rozaduras y lesiones que pudieran producirse en la zona delantera del hocico.

También cuenta con una apertura inferior, que le permite comer, beber y jadear, ya que dispone de un hueco bastante amplio donde puedes introducir la comida o premio. En este contexto, podemos decir que, se trata de un modelo con un diseño ergonómico, ajustable y que combina tranquilidad para el dueño y comodidad para tu amigo canino.

Seguridad del bozal

Este bozal cuenta con una hebilla metálica segura y resistente, que se coloca rápidamente en el hocico del animal. Las tiras de sujeción están elaboradas con un neopreno suave, que reduce las molestias e irritaciones sin perder agarre. Además, se puede lavar con facilidad.

Asimismo, el bozal incorpora un mosquetón que proporciona un nuevo punto de anclaje que puede servir para colocar una tira de sujeción en la parte superior de la cabeza del perro, pero ello es opcional, y en la hebilla metálica puedes encontrar unos agujeros que ayudan a la sujeción de esa tira superior. Pero para mayor seguridad, el bozal dispone de un anclaje al collar que permite sujetar el bozal a este elemento.

 

Medidas del bozal

El fabricante de este bozal ofrece diferentes tamaños según la raza del perro y cuenta con una tabla detallada recomendando el número que le corresponde a cada uno. En este sentido, dispone que la talla 1 es adecuada para la raza Bichon Frise y Toy Poodle, la talla 2 corresponde a los de la raza Cavalier Spaniel o para los Fox Terrier.

El bozal de la talla 3 es apto para los Border Collie o para el Cocker Spaniel, mientras que el de la talla 4 le sirve a los que tienen características de Dálmatas o Pointer. Pero si tienes un Weimaraner o un Springer Spaniel el bozal perfecto será uno talla 5, mientras que para un Rottweiler o un Labrador la talla sería la número 6.

 

Comprar en Amazon - Precio (€15,04)

 

 

 

RockPet Nylon

 

Si estás interesado en un bozal antiladridos, que sea adecuado para prevenir mordidas y que tu perro lo pueda usar durante los entrenamientos o para los paseos diarios en el vecindario, este modelo de RockPet es el más recomendable, tanto por su calidad como por su precio, pues se encuentra entre aquellos bozales baratos del mercado.

Se trata de un bozal hecho a base de nylon de alta calidad, duradero y resistente, capaz de soportar el uso que le pueda dar tu perro diariamente. Su diseño es del tipo de bozal de tela, que estéticamente es ligero y parece cómodo. Lo puedes seleccionar en tres colores diferentes, tales como el negro, el rojo o azul.

Además, está disponible en diferentes tallas que van desde la S hasta la XXXL, pero para saber cuál es la talla más adecuada para tu mascota se recomienda tomar las dimensiones de su hocico y de su cuello para que puedas elegir el tamaño correcto.

Si no sabes qué bozal comprar, este modelo de RockPet puede ser una solución eficaz para cachorros agresivos, prevenir mordidas y para salir a pasear con tu perro. A continuación, te presentamos los aspectos positivos y negativos de este modelo.

Comprar en Amazon - Precio (€10,99)

 

 

 

JYHY Malla Transpirable

 

Esta es una buena opción si estás buscando un bozal que le sirva a tu perro Bulldog francés, porque es cómodo, tiene un diseño de malla totalmente transpirable con un borde en colores gris o naranja, bastante llamativo, elaborada a base de nylon bastante resistente y duradero, por lo que es considerado por muchos usuarios como el mejor bozal.

En cuanto a la sujeción del bozal, podemos destacar que dispone de una correa ajustable también hecha de nylon, con una hebilla de liberación rápida, suave y agradable al tacto, muy fácil de limpiar. Con relación al tamaño, este modelo viene en diferentes tallas, entre las que puedes elegir desde la S hasta la XL.

Por otro lado, el diseño permite que los ojos y la nariz queden expuestos por lo que la mascota puede frotarse cómodamente. Además, es un bozal perfecto para aquellos perros que son difíciles, porque cuenta con una abertura en la boca, ideal para darle pequeñas golosinas.

JYHY es considerada por muchos como la mejor marca de bozal que puedes encontrar en el mercado, porque tiene una amplia variedad de productos para perros, son de calidad y generan confianza al cliente. Por eso te recomendamos revisar los pros y contras de uno de sus modelos.

Comprar en Amazon - Precio (€13,99)

 

 

 

Trixie Lazo

 

Contar con un bozal que inhibe al perro de morder y ladrar, pero que le permite beber agua y jadear, es perfecto para los dueños que quieren cumplir con las normativas legales, pero que también quieren que su perro esté cómodo y tranquilo.

Es por tal motivo, que te presentamos este modelo de Trixie, el cual bien podría ser el mejor bozal de relación calidad precio en el mercado, porque además de cumplir con estas cualidades es de los más baratos de nuestra selección.

Este bozal tipo lazo está fabricado en nylon de buena calidad, siendo diseñado especialmente para el adiestramiento de los caninos. También incluye un revestimiento acolchado extra suave, para evitar que el perro sufra heridas o laceraciones en la piel. Además, el bozal está disponible en 3 tamaños diferentes, que son L, XL y XXL.

Si tienes un presupuesto ajustado, pero quieres adquirir un bozal de buena calidad y con suficientes prestaciones para tu perro, entonces considera este modelo que podría ser catalogado como el mejor bozal por 10 euros.

Comprar en Amazon - Precio (€4,23)

 

 

 

Ferplast Safe Boxer

 

Si aún no decides cuál es el mejor bozal para tu perro, te conviene revisar las prestaciones ofrecidas por este modelo de Ferplast, diseñado especialmente para ser usado por perros que tienen el hocico pequeño o corto, como el caso de los Boxer ya que este bozal es muy cómodo para esta raza, gracias al relleno incluido en la parte interna y a la suavidad ofrecida en sus bordes.

En este sentido, destacamos que el modelo Safe Boxer se ajusta adecuadamente al tamaño de la cara del perro, porque cuenta con unas correas de sujeción bastante prácticas y seguras.

Asimismo, señalamos que este modelo es fácil de ajustar, tanto en el área de la circunferencia como en el largo del bozal, debido a la cinta de nylon que permite realizar de forma sencilla el trabajo sin molestar al perro. Además, la parte delantera deja una abertura adecuada para que tu amigo canino pueda beber y jadear, pero no morderá.  

Safe Boxer puede ser considerado por muchos usuarios como el mejor bozal del momento, gracias al respaldo ofrecido por la marca Ferplast y a la calidad de sus materiales. Así, que presta atención a los pros y contras de este bozal.

Comprar en Amazon - Precio (€13,14)

 

 

 

Cómo utilizar un bozal

 

El uso del bozal es de carácter obligatorio para aquellos perros que son considerados por la ley como potencialmente peligrosos, pero también se utilizan en aquellos animales que tienen una conducta agresiva o que tienden a morder todo lo que está a su paso, pues resultan ser una herramienta bastante eficaz para prevenir esos hechos y modificar la conducta de los canes, evitando riesgos de accidentes. Así que toma nota de estos tips que vamos a darte a continuación para que puedas acostumbrar a tu perro a usar el bozal.

 

 

Período de aprendizaje

Ten en cuenta que no puedes ponerle el bozal al perro directamente, primeramente debe familiarizarse con el nuevo accesorio, conocerlo, debes dejar que lo huela, para que no se moleste cuando se lo pongas, por lo que es necesario que tengas paciencia y comiences un período de aprendizaje para enseñarle al perro a llevar el bozal. Tampoco puedes usar el bozal como mecanismo de castigo, porque eso dejaría un efecto negativo en el perro.

Es recomendable, asociar el uso del bozal con un incentivo, puede ser una combinación de palabras cariñosas con un premio o golosina. Estas golosinas pueden ser snacks preparados para perros o pequeños trozos de carne o de pollo. Para comenzar con el aprendizaje, debes enseñarle el bozal, que lo vea, sin tratar de ponérselo y darle un premio las veces que se acerca al aparato. Trata que la sesión de aprendizaje sea corta y en un período máximo de 3 días.

 

Proceso de adaptación

Cuando el perro ya asocie el bozal con premios y golosinas, puedes ir al siguiente nivel, siendo recomendable colocar una golosina dentro del bozal, con la finalidad de que el perro introduzca su hocico para coger el premio, sin obligarlo a hacer el proceso. Este aprendizaje también se hace por sesiones cortas de unos pocos minutos y en dos o tres días. Una vez que el perro asocia el bozal y busca la golosina dentro del accesorio sin miedo, puedes hacerle ver que atarás las cuerdas mientras él se come el premio.

 

 

Ajusta las cintas

Después que el perro se ha acostumbrado a buscar las golosinas dentro del bozal, metiendo su hocico sin miedo y permite que ates las cintas, comienza el proceso de ajuste definitivo. Con las golosinas preparadas para premiarlo, debes ir ajustando las cintas por un tiempo máximo de un minuto y ofrecerle el premio cada vez que lo permita. Puedes practicar este ejercicio durante el día, e ir distanciando los minutos en que se deja el bozal puesto y el momento en que le das la recompensa por el logro alcanzado.

 

Lleva el perro a otros lugares

Cuando ya se haya acostumbrado a llevar el bozal dentro de casa, llegó la hora de llevarlo de paseo y trabajar con él en distintas situaciones, para que asocie que se debe quedar quieto cuando tiene el bozal y está en diferentes lugares, como un parque de perros, de paseo por la calle o en la casa de otra persona. Pero siempre debes tratar que la experiencia sea agradable y positiva para la mascota.

 

 

 

Preguntas más frecuentes

 

Q1: ¿Qué perros deben llevar bozal en España?

De conformidad con el Real Decreto 287 dictado por el gobierno español el 22 de marzo de 2002, la cual fue promulgada con el fin de desarrollar la Ley 50/1999 del 23 de diciembre, que establece el régimen jurídico de la tenencia de perros potencialmente peligrosos, se consideró que un perro dadas sus características morfológicas, su acometida y su agresividad, supongan un riesgo para la integridad física y bienes de las personas, tiene que llevar bozal, siendo enlistados dentro de este régimen legal los siguientes perros: Pit Bull Terrier, Staffordshire Bull Terrier, American Staffodshire Terrier, Rottweiler, Dogo Argentino, Fila Brasileiro, Tosa Inu y Akita Inu.

También deberán llevar bozal aquellos perros que hayan manifestado un carácter agresivo o que hayan sido protagonistas de agresiones a otros animales o a personas, siendo considerados perros potencialmente peligrosos.

 

Q2: ¿El pastor alemán tiene que llevar bozal?

Esta raza de perro no está incluida dentro del catálogo establecido en el Real Decreto 287/2002 dictado por el gobierno español el 22 de marzo, por lo que en principio no tendría que llevar bozal, sin embargo, si se trata de un perro agresivo, irritable o que haya protagonizado algún hecho violento contra otros animales o personas, entonces sí estará obligado su dueño a ponerle un bozal para evitar accidentes.

 

Q3: ¿Qué bozal debe utilizar el perro para que no coma?

Los bozales de nylon o tela, conocidos también como bozales de tubo, tienen como principal característica que por su forma de cilindro se ajusta al hocico del perro, previniendo que pueda morder porque no puede abrir la boca, lo que también le impide comer, beber y jadear.

Sin embargo, debes saber, que este tipo de bozal no es adecuado para el perro debido a que supone un alto riesgo para su salud, pues al no poder jadear, el perro no puede regular su temperatura corporal, en especial en esos días de intenso calor, lo que resulta muy peligroso. En este sentido, vemos que este tipo de bozal quedó limitado a situaciones de corta duración y bajo la supervisión de una persona responsable, como por ejemplo en la visita al veterinario.

 

Q4: ¿Cuál es el mejor bozal para un pitbull?

El mejor bozal para un pitbull es aquel que le permite jadear, respirar, comer y beber con facilidad, siendo recomendado por sus características, seguridad, calidad y comodidad los bozales tipo baskerville, a menos que tu perro sea de los que tire de la correa, por lo que en ese caso sería recomendable usar un bozal EASY-WALK.

 

Q5: ¿Cómo poner el bozal a un perro?

Es importante entrenar al perro para que acepte ponerse un bozal, siendo recomendable hacerlo en pequeños pasos. En este sentido, puedes comenzar con mostrarle el bozal y permitir que el perro se acerque, lo huela y enseguida debes darle un premio de comida. Después debes guiarlo, de forma cuidadosa, para que se coloque en el bozal, y lo puedes estimular haciendo que siga un señuelo de comida, que puedas colocar en el fondo del producto.

Progresivamente, tienes que ir aumentando el tiempo de duración en el cual el perro se mantenga en el bozal y darle premios en comida, siendo importante darle la recompensa mientras el perro lleve el bozal puesto. Con el bozal en el hocico del perro, debes acercar las cintas para atar el collar en la parte trasera del cuello, sin ajustarlas y luego debes quitar el bozal y premiar al perro.

Posteriormente, debes repetir este proceso cerrando las cintas del cuello, luego debes premiar al perro y quitarle el bozal, siempre aumentando el tiempo de duración del bozal para que el perro se acostumbre a tenerlo puesto.

 

 

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...
DMCA.com Protection Status