fbpx

7 ideas para ahorrar dinero durante el uso de termos eléctricos

Última actualización: 18.10.19

 

El termo eléctrico es un electrodoméstico de gran utilidad en el día a día de cualquier hogar, porque ofrece la posibilidad de tener agua caliente en el momento que la necesitas, gracias a que funciona con una resistencia eléctrica que mantiene el agua a una temperatura constante durante largos períodos de tiempo. Sin embargo, si no lo utilizas de la forma adecuada, podría significar un gran consumo de energía, que a su vez se convierte en un gasto de dinero considerable. Por esta razón, en este artículo te explicamos de manera puntual algunas ideas para ayudarte a ahorrar dinero cuando usas un termo eléctrico.

 

1. Nivel de eficiencia energética

Una de las características más importantes que debes tomar en cuenta a la hora de adquirir un termo eléctrico es el nivel de eficiencia energética que ofrece, ya que un equipo eficiente te permitirá reducir el consumo de electricidad, ahorrar dinero en la factura mensual y cuidar el medio ambiente.

Existen 7 niveles establecidos para identificar el tipo de eficiencia energética de los termos eléctricos, que van desde la letra A a la letra G, siendo A la más eficiente y G menos eficiente. No obstante, algunos fabricantes han agregado otros niveles a la clase A y son A+, A++ y A+++, que son aún más eficientes.

Vale la pena recordar que algunas leyes exigen que todos los equipos deben poseer una etiqueta para indicar claramente el nivel de eficiencia, que tiene que ver con su perfil de consumo de energía anual, nivel sonoro, controladores y regulación, así como el año de introducción al mercado y el número de la norma por la cual se rige. En este sentido, si quieres adquirir el mejor termo eléctrico del momento, podría interesarte alguno que esté identificado con la letra A+++.

 

2. Aislar para conservar el calor

Es necesario también seleccionar un termo que incluya un aislamiento adecuado, para evitar que el agua pierda el calor cuando está en reposo y el termo se tenga que activar automáticamente para recuperar la temperatura, lo que implicaría un consumo de energía extra. Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), este sistema te permitirá ahorrar dinero y reducir la contaminación asociada al CO2.

No obstante, si tu termo no incluye el material aislante, podrías contratar a un experto para que lo instale por ti. De esta forma, lo más adecuado será cubrir el termo en sus laterales y parte superior con tela de lana de vidrio que evitará que la temperatura externa afecte la temperatura interna, manteniendo el calor.

 

 

3. Colocar el termo en el interior de la casa

Aunque muchas personas piensan que instalar el termo en el techo o en alguna pared del exterior es una buena opción para ahorrar espacio dentro de la casa, lo cierto es que puede ser una idea desacertada y poco práctica, que además aumenta el consumo de energía y a la larga daña el equipo por someterlo a las inclemencias del tiempo.

Lo adecuado sería instalar el calentador lo más cerca posible del lugar donde vas a consumir el agua caliente, ya sea en el baño, la cocina o el cuarto de lavado, de esta manera, evitarás la canalización que provoca pérdida de energía mientras más largo sea el recorrido del agua para llegar al lugar donde la usarás. Asimismo, estos permitirá mantener una temperatura constante.

 

4. Programar también significa ahorrar

En la actualidad, algunos termos disponibles incluyen un programador, que resulta un gran aliado en el ahorro de energía y dinero, porque permite seleccionar la temperatura deseada, las horas que debe estar activo para tener lista el agua caliente cuando la necesites. Incluso, algunos modelos cuentan con una función que registra los hábitos de consumo para minimizar el tiempo de uso. 

Además, existe una opción para aquellos modelos de termos que no incluyen programador, ya que es posible adquirir de manera independiente un temporizador, que realiza las mismas funciones pero que va conectado al enchufe de manera fácil y sencilla. Lo adecuado sería adquirir uno de funcionamiento digital y con pilas para que no sea afectado por posibles cortes de electricidad que pueden borrar la configuración.

 

 

5. ¿Aumentar o bajar la temperatura?

Los termos eléctricos ofrecen la posibilidad de seleccionar la temperatura según las necesidades y gustos de cada persona, lo que podría reducir el consumo energético de forma significativa. Sin embargo, hay opiniones cruzadas sobre el nivel de calor adecuado.

Algunas personas creen que si se disminuye la temperatura ocurrirá lo mismo con el consumo eléctrico, pero eso también implicaría que el agua saldrá menos caliente, de esta forma gastarás completamente el agua del depósito y tendrás que esperar a que el termo vuelva a calentar.

Por otra parte, están los que piensan que la temperatura debe estar siempre elevada porque al momento del baño tendrás que usar también el agua fría para balancear el calor, lo que haría que uses menos agua caliente y no tendrás que activar de nuevo el termo para calentar más.

 

6. Apagar el termo cuando no está en uso

En lo que se refiere a apagar o no el termo cuando no está en uso para ahorrar energía hay diferentes opciones. Algunas personas recomiendan que si no lo vas a usar por largos períodos de tiempo, apagarlo será una buena opción para que no consuma energía. 

Sin embargo, los expertos indican que encender y apagar el termo constantemente gasta más energía que cuando está encendido y además, a la larga puede provocar fallas en el sistema. Por ese motivo, una buena opción será la de adquirir un calentador programable que te permita establecer rutinas de uso relacionadas con las duchas, lavadora, lavavajillas, para que funcione solamente cuando sea necesario y así evitar el consumo excesivo.

 

 

7. Perlizadores en los grifos

Otra novedosa forma de ahorrar agua y energía es usando perlizadores, que son unos pequeños dispositivos que se colocan en la salida del agua de duchas o grifos, que mezclan el agua con aire, lo que hace que se reduzca su consumo, permitiendo que se multiplique la capacidad del termo porque se usa menos agua de la acostumbrada.

Además, tienen un precio bajo y su amortización es inmediata, ya que te permitirán reducir el consumo de agua hasta en un 50%, lo que también reducirá el gasto de energía y el monto de tus facturas.

 

Leave a Reply

avatar
  Suscribir  
Notificar de
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votos, media: 5.00 de 5)
Loading...
DMCA.com Protection Status